Ruta a pie por el centro de Amsterdam. ¿Qué ver en un día en la capital de Holanda?


Si algo me ha quedado claro de mi reciente escapada a Amsterdam, es que ésta es una de las capitales europeas más visitadas. La cantidad de gente que había por allí en Semana Santa era incontable… Pero cuando uno ve los canales que hay en su casco histórico y que le proporcionan esa peculiar arquitectura, al encontrarnos con todas esas bicicletas que circulan por sus calles, al ver el número de museos con los que cuenta, entrar en sus famosos coffee-shops y al adentrarse por el curioso barrio rojo, realmente piensa que es algo comprensible. No siendo la ciudad más bonita que yo haya visto jamás (en mi opinión), tiene su encanto…

Amsterdam, canales y bicis

En esta entrada detallaremos todos los lugares que nosotras recorrimos y que tenéis que incluir en una visita a pie por el casco histórico de Ámsterdam.

Habíamos llegado la noche anterior bastante tarde, de forma que sólo nos dio tiempo a comprar algo para cenar en el mismo aeropuerto, un sándwich (a los días me di cuenta de que allí no se come otra cosa), hacer el check-in en el hotel e irnos a dormir.

Pero como nada nos amedrenta, nos levantamos bastante temprano (en torno a las 7:30 h) para intentar aprovechar el día al máximo. Así, tras desayunar en el hotel, cogimos el coche y nos plantamos prácticamente en el centro de la ciudad.

¿Dónde aparcar en Amsterdam?

Decidimos utilizar la modalidad P+R (Parking and Ride) que muchas grandes ciudades han incorporado para que la gente deje el coche en aparcamientos situados en las afueras de la ciudad (a precios económicos) y potenciar el uso del transporte público en el interior.

Os dejo a continuación el folleto en español por si os interesa también esta forma de transporte:


Nosotras utilizamos el P+R Bos en Lommer, que tenía buena comunicación con la Casa Museo de Ana Frank y que queríamos visitar a primera hora de la mañana… así que allí fuimos con el autobús número 14.

¿Qué ruta hacer para ver lo más importante de Amsterdam en un día? 


Ruta a pie por Ámsterdam

La Casa de Ana Frank - [1]

Entrada a la Casa Museo de Ana Frank
A Cintia le hacía ilusión visitarla ya que ella había leído su diario, el libro en el que la propia Ana Frank relataba cómo en ese mismo edificio habían estado escondidos, tanto ella como su familia junto con otros 4 conocidos, 2 años de la ocupación nazi hasta que finalmente fueron capturados (debido a un chivatazo) y trasladados a diversos campos de concentración. Fue en el de Bergen Belsen donde la joven murió de tifus, poco antes de su liberación. De las 8 personas que allí vivieron encerradas únicamente su padre sobrevivió.

La casa hoy en día es un museo en el que recorrer las estancias y revivir los hechos acaecidos en su interior en base a anotaciones de su diario.

Para cuando nosotras llegamos (y eso que era temprano) nos dijeron que ya había 3 horas de cola… así que, sintiéndolo mucho, como no queríamos pasar el único día que íbamos a dedicar a la ciudad en una interminable espera, decidimos marcharnos sin entrar a verla.
[ Horarios y precios | Venta anticipada ]

Wester Kerk - [ 1 ]

Wester Kerk, AmsterdamPrácticamente enfrente de la casa de Ana Frank se encuentra esta iglesia de estilo renacentista. Había leído que las vistas desde su torre (de 85 metros de altura) merecían mucho la pena, pero también nos la encontramos cerrada… 

Ahora de vuelta he visto que sus horarios son bastante limitados: desde abril hasta octubre abre de 11:00 a 15:00 h (y, al parecer, el resto del año la torre se encuentra cerrada).

Desde luego, nuestro comienzo en la ciudad no estaba siendo de lo más acertado…

Bordeamos la iglesia, pasamos frente al monumento gay y echamos a andar a través de la calle Raadhuitstraat hasta llegar a la Plaza Magna, donde hay una edificación que llama la atención. Aunque tiene apariencia de hotel, durante más de 100 años albergó las oficinas de correos y en 1992 fue reconvertido en centro comercial. El inmueble fue construido entre 1895 y 1899 por el arquitecto C.H. Peters mezclando el estilo neo-gótico con elementos reno-renacentistas y la verdad es que es un edificio que llama la atención.

Prácticamente al lado nos encontramos con:

La Plaza Dam - [ 2 ]

La Plaza Dam es una de las zonas más antiguas e importantes de Amsterdam ya que fue precisamente en este lugar donde, en el siglo XIII, unos pescadores construyeron el primer dique de la ciudad sobre el río Amstel, dándole el nombre a la plaza y a la propia localidad.

En aquella época se utilizaba como mercado central pero, ha cambiado mucho desde entonces y hoy en día diversos edificios se alzan majestuosos sobre ella. Así encontramos:

Amsterdam, Monumento Nacional
El Monumento Nacional o Bevrijdingsmonument:

Se trata de un obelisco de 22 metros de altura ubicado en el centro de la plaza que fue construido en 1956 para conmemorar a las víctimas de la segunda guerra mundial. Suele ser punto de encuentro de diversas celebraciones (de hecho por la tarde nos encontramos con mucha gente haciendo una guerra de almohadas, lleno de plumas… a saber por qué).

El Palacio Real o Koninklijk Paleis:

Construido entre 1648 y 1665 por los arquitectos Jacob Van Campens y Daniel Stalpaert, esta monumental edificación, que antiguamente albergaba el ayuntamiento de la ciudad, hoy en día es uno de los tres palacios utilizados por el rey de Holanda; aunque realmente éste tan solo lo emplea para recepciones oficiales, visitas de estado o para la entrega de premios como los Principe Claus, los Erasmus o los premios reales de pintura.

El resto del año el palacio permanece abierto al público y es posible visitarlo (de 10.00 a 17.00 h).

Sus siete pequeños arcos de entrada simbolizaban el acceso igualitario de los ciudadanos a lo que era su ayuntamiento. Pero su interior cuenta con pinturas de pintores de renombre (como Rembrandt o Ferdinand Bol) decorando sus salones.

Amsterdam, Palacio Real e Iglesia Nueva

La Iglesia Nueva o Nieuwe Kerk:

Cuando la iglesia vieja de la ciudad comenzó a quedarse sin capacidad se inició la construcción de esta iglesia gótica, gracias a la donación de Willem Eggert, un importante comerciante del siglo XV.

La iglesia abría a las 10:00 h (de 10:00 a 18:00, excepto los jueves que amplía horario hasta las 22:00)  y ya que no habíamos hecho aún ninguna visita, decidimos esperar la media hora que faltaba para entrar a ver su interior. Había leído que suelen hacer exposiciones interesantes en su interior pero a nosotras no nos gustó la visita y nos pareció carísima además.

Amsterdam, Nieuwe KerkAmsterdam, Nieuwe Kerk

Como dato curioso fue aquí, en Nieuwe Kerk, donde el Príncipe de Orange y la Princesa Máxima se casaron en 2002.
[ Horario de apertura y precio ]

Madame Tussaud:

La filial del conocido Museo de Cera Madame Tussaud (que nosotras visitamos en Nueva York), se encuentra en el nº 20 de esta plaza.

La calle Damrak - [ 3 ]

Después de visitar la iglesia nos adentramos por la calle Damrak en dirección a la estación central. Esta gran avenida antiguamente era utilizada como puerto interior, de hecho, hoy en día aún se pueden observar algunos restos de los antiguos almacenes.

También por allí vimos el Palacio Beurs Van Berlage, la edificación que en el pasado acogía la bolsa de valores de Amsterdam.

Amsterdam, Palacio Beurs Van BerlageAmsterdam, Palacio Beurs Van Berlage

Al final de ésta nos encontramos con St. Nikolaaskerk, la Iglesia católica construida en el siglo XIX dedicada a San Nicolás. El horario de visita es muy limitado y, para no variar, no tuvimos la suerte de encontrarla abierta… pero la silueta de su gran torre es visible desde muchos lugares de la ciudad.

Amsterdam, St. Nikolaaskerk

Frente a la iglesia se encuentra la Estación Central de Amsterdam que fue construida a finales del siglo XIX por el mismo arquitecto del Rijksmuseum. Para ello fue necesario crear también tres islas artificiales sobre las que se asienta.

Amsterdam, Estación Central

El Barrio Rojo y OudeKerk - [ 4 ]

Poco a poco nos fuimos adentrando en el Red Light District, uno de los más conocidos de la ciudad. Aunque era por la mañana ya podíamos ver algunas mujeres en los escaparates de las tiendas (de hecho hasta vimos a algún cliente en busca de servicios en las cercanías de la OudeKerk). Hay que recordar que la prostitución en Amsterdam es legal y que la gente que se dedica a ello paga sus impuestos y tiene cobertura médica.

Amsterdam, Barrio Rojo

La Oude Kerk o Iglesia Vieja se encuentra allí en medio y es el monumento más antiguo de Amsterdam. La edificación original se remonta al siglo XIII, aunque ha sufrido muchas y muy diversas remodelaciones durante los siglos posteriores. Quizás la más llamativa se le realizó en 1565, con la construcción de su enorme campanario.

Amsterdam, Oude Kerk

Su interior cuenta con tres naves, una central con artesonado de madera y dos laterales. El cambio más significativo le vino en 1578 cuando fue vaciada por la revolución iconoclasta y la Oude Kerk pasó a ser una iglesia protestante; en esa época los Calvinistas saquearon los templos católicos destruyendo a su paso cuadros, rompiendo estatuas y esculturas, quemando los altares y borrando las pinturas murales… Y aunque, precisamente por ello, en su interior no veremos ningún elemento espectacular aún se conservan partes del techo de madera pintada, algunas vidrieras renacentistas (obra de Pieter Aertsen, que datan del siglo XVI) y varias tumbas de los siglos XVII y XVIII, entre las que se encuentra la de la esposa de Rembrandt, Saskia van Uylenburgh.

Amsterdam, Oude KerkAmsterdam, Oude Kerk
[ Horarios y precios]

Amsterdam, Oude KerkNo deja de ser curioso que la iglesia se encuentre en pleno barrio rojo, en la plaza Oudekerksplein y que justo allí (aunque de día no sea en exceso llamativo), haya más de una treintena de escaparates ofreciendo servicios de prostitución…  

Amsterdam, escultura frente a Oude KerkPara terminar de rematar lo estrambótico del lugar, en mitad de la plaza hay una estatua llamada “Belle” que aboga por la defensa de la profesión más antigua del mundo con una inscripción que dice: «Respeto a las trabajadoras sexuales de todo el mundo» y cerca de allí también podremos encontrar una pequeña escultura en el suelo de una mano tocando el pecho de una mujer, que fue realizada en 1993.

Por cierto, está totalmente prohibido hacer fotos a las chicas.

Desde allí, continuamos nuestro paseo para dirigirnos hacia:

Niuewmarkt y la Waag - [ 5 ]

La plaza de Nieuwmarkt es una de las plazas más populares del centro de la ciudad. Cuando llegamos nosotras se estaba celebrando un pequeño mercado (que al parecer tiene lugar cada día) que cuenta con una gran tradición, pues viene celebrándose desde el siglo XV. En función de día de la semana que sea, se vende una cosa u otra. Así los sábados podremos obtener productos agrícolas (alimentos orgánicos y este tipo de cosas) mientras que los domingos es de antigüedades.

Amsterdam, mercado en Niuewmarkt

En mitad de la plaza pudimos ver la “Waag”, la antigua puerta de entrada a la ciudad (conocida antaño como Sint Anthony Niespoort o Puerta de San Antonio). Se trata de uno de los pocos restos de la antigua muralla medieval que rodeaba la ciudad de Ámsterdam y que fue completamente demolida en el siglo XVI. Como recuerdo, una placa en su pared indica la fecha de su construcción (el 28 de Abril de 1488). En 1617 la puerta fue modificada para convertirla en una báscula pública en la que medir y pesar las mercancías y precisamente es de ahí de donde proviene su nombre ya que Waag en holandés significa pesa o balanza. Con los años se le dotó de las cinco torres que hoy la rodean y su uso varió entre cosas tan diversas como estación de bomberos o incluso museo. Actualmente es la sede de una organización dedicada a labores sociales y culturales y en su planta baja hay una cafetería.

Amsterdam, la Waag

Como curiosidad tan sólo encontraremos en la ciudad otras dos muestras de la antigua muralla medieval, se trata de las torres de Schreierstoren y Munttoren.

Tras echar un vistazo a la comercial calle de Sint Antoniesbreestraat, nos adentramos un poco en el barrio chino de la ciudad para ver la Zuiderkerk, la primera iglesia protestante de Amsterdam, que fue construida entre 1603 y 1611 por Hendrick de Keyser.

Amsterdam, Zuiderkerk

Esta iglesia ha estado muy relacionada con el arte ya que, aparte de jugar un papel muy importante en la vida de Rembrandt (sus tres hijos, y su alumno Ferdinand Bol fueron enterrados allí), es la protagonista principal de uno de los lienzos de Claude Monet.

Actualmente acoge diversas exposiciones y dicen que su torre ofrece unas vistas panorámicas impresionantes de la ciudad, pero… ¿sabéis cómo nos la encontramos? ¡Eso es! Cerrada.

Así que seguimos la marcha, callejeando un poco hasta llegar a la calle Jodenbreestraat donde se halla el Rembrandthuis, la Casa-Museo de Rembrandt.

Rembrandthuis - [ 6 ]

Se trata de la casa en la que vivió el artista entre 1639 y 1658, en la época de más auge de su carrera. Allí Rembrandt realizó muchas de sus grandes obras pero también fue el lugar que le legó alguno de sus momentos más tristes, ya que también fue allí donde su esposa falleció a una edad muy temprana.

El recorrido por el interior de la casa nos llevará a través de la cocina, de la antesala en la que Rembrandt recibía a sus clientes y en la que exponía sus obras, del salón que el artista utilizaba como dormitorio o del estudio en el que realizó algunas de sus obras maestras.

Amsterdam, RembrandthuisAmsterdam, RembrandthuisAmsterdam, Rembrandthuis

Waterlooplein – [ 7 ]

Al salir del museo caminamos algo más hacia el este hasta Waterlooplein donde había un animado mercadillo de objetos de segunda mano. Allí se encuentra también el ayuntamiento y muy cerca de allí se puede visitar la Sinagoga portugués-israelí. Ésta fue construida en el siglo XVII por judíos sefarditas y dicen que es una de las sinagogas más grandes del mundo.

Rembrandtplein – [ 8 ]

Seguimos camanando en dirección a la Rembrandtplein una plaza muy animada. Con multitud de bares y terrazas decidimos sentarnos allí, aprovechando que era ya las 13:00 h, a comer (un sándwich)… Una especie de grupo de música pasaba por allí tocando tambores y bailando algo estilo batukada así que aquello estaba a tope de gente.

En el centro de la plaza hay una gran estatua de Rembrandt, rodeada por otras 22 estatuas de bronce (realizadas por Alexander Taratynov y Mikhail Dronov), que dan vida a los personajes de su obra más importante "La Ronda de Noche" y que más tarde veríamos en el Rijksmuseum.

Amsterdam, Rembrandtplein

Después de comer y recobrar fuerzas continuamos la ruta en dirección al Flower Market.

Bloemenmarkt  o mercado de las flores - [ 9 ]

Amsterdam, mercado de las flores¿Quién va a Ámsterdam y no se vuelve cargado de tulipanes (vale, hay quien va también en busca de drogas o prostitución… pero no era el caso, jejeje)? Si vuestro interés es meramente floral, éste es el mejor lugar en el que hacerse con bulbos de tulipán.

El mercado de flores flotante tiene su origen en el año 1862 y hoy en día se ha convertido en el mercado de flores más conocido de Holanda. Sobre unas enormes barcazas encima del canal Singel diversas tiendecitas nos exponen  gran variedad de flores (aunque también los souvenirs tienen su espacio allí).  

El mercado está abierto todos los días de 9.00 h a 17.30 h, aunque los domingos abre algo más tarde (a las 11.00 h)

Dejamos atrás el casco histórico para dirigirnos a otra parada imprescindible en la ciudad:

Rijskmuseum o Museo Nacional y Museo de Van Gogh - [ 10 ]

Amsterdam, Rijskmuseum

El Rijskmuseum alberga la colección de arte holandés más importante del mundo y está considerado como el mejor museo de Holanda. Para visitar el museo entero y no perder detalle, hay que dedicarle tiempo pues tiene como 7 millones de piezas y nosotras no teníamos mucho, pero sí que queríamos echarle un vistazo general, así que nos centramos en las mejores piezas, los iconos que no nos podemos perder:

Las pinturas de grandes maestros como Van Gogh, Frans Hals, Jan Steen, Vermeer o Rembrandt. 

Amsterdam, Rijskmuseum

 Entre las que destacan:
  • El autorretrato de Vincent Van Gogh del año 1887
  • Ronda de Noche (de Nachtwacht): el mejor cuadro de Rembrandt, una obra de grandes dimensiones, pintada entre 1640 y 1642, en la que se puede admirar una visión distinta de la milicia neerlandesa
  • La Lechera: la famosa pintura de Johannes Vermeer (del que ya vimos alguna muestra en nuestra visita al Museo Metropolitan de NY)
  • La batalla de Waterloo de Jan Willem Pieneman de 1824
  • El Alegre Bebedor, obra de Frans Hals del 1627
Amsterdam, RijskmuseumAmsterdam, Rijskmuseum

Una curiosa colección de casas de muñecas, alguna de las cuales se remonta al año 1676.
O las piezas de porcelana de Delft:

Amsterdam, Rijskmuseum
[ Horarios y precios ]

Frente a este museo se encuentra el de Van Gogh con más de 200 pinturas, 500 dibujos y 700 cartas. Al parecer el museo se visita en orden cronológico, siguiendo cada paso de la vida del artista. Y aunque Cintia tenía interés en verlo, finalmente le pareció una entrada demasiado cara, había algo de cola para entrar y no iba a estar mucho tiempo más abierto, por lo que finalmente decidimos omitir la visita.
[ Horarios | Precios | Venta on line ]

Parque Voldenpark [ 10 ]

Desde donde estábamos pensamos en acercarnos al principal parque de Amsterdam, el pulmón de la ciudad. Estuvimos dando una pequeña vuelta por él pero tampoco invertimos mucho tiempo. Finalmente cogimos un tranvía para regresar al centro de Amsterdam.

Amsterdam, Voldenpark

Amsterdam, Voldenpark

Plaza Spui y Begijnhof [ 11 ]

Nuestra parada fue en Spui, una plaza que estaba a rebosar de gente, repleta de cafés y tiendas.

Desde allí, a través de un portal en un edificio, encontramos Begijnhof, un conjunto de casas creadas para una hermandad femenina católica laica. Allí, en el número 34, se encuentra la casa más antigua de Amsterdam, la Het Houten Huis. Fue construida en el siglo XVI y es una de las dos únicas casas que se conservan con la fachada de madera. En su interior existen también dos iglesias la Engelse Kerk y la Capilla de Begijnhof.

Y, con esto pusimos punto y final a nuestra visita cultural a Ámsterdam… Callejeando fuimos regresando al centro. Ahora tocaba descubrir otro de sus puntos de interés:

Los Coffe Shops y el barrio rojo al anochecer:

Los Coffee Shops no son más que pubs en los que está permitido el consumo de marihuana y, aunque hace poco se dijo que se iba a prohibir su venta a los turistas (y permitirla solo a los locales), los altos ingresos que obtienen de esta manera hicieron que la ciudad de Amsterdam no aplicara esta medida. Al parecer sólo se permite su consumo en estos locales y no en la calle pero, ¿qué queréis que os diga? Depende de la zona por la que fueras... había una peste a porro, que ¡vaya tela!

Algo que me resultó curioso fue que sí, se puede fumar marihuana (o hacer infusiones, o pipas o incluso pasteles) pero no permiten el consumo de tabaco dentro de estos locales.

En fin, nos tomando una caña en un sitio de estos y, habiendo probado la experiencia, decidimos seguir con el mismo plan en una terraza (con aire fresco) y en un lugar donde poder cenar. Allí hicimos tiempo pues queríamos dar una vuelta al anochecer por el barrio rojo y ver la diferencia que había con el paseo que habíamos dado por la mañana.

La verdad es que el panorama era totalmente distinto con las luces de neón encendidas, chicas espectaculares en los escaparates hablando por teléfono (a saber qué dirán) o fumando y con las calles a rebosar de turistas y gente… Multitud de sex-shops abiertos, museos erótico-festivos, o locales de espectáculos… Sin duda es una imagen que creo que tardaré en olvidar y que también me provocaba pensamientos enfrentados…

Amsterdam, Barrio rojo al anochecer

Y ahora sí, regresamos al aparcamiento y pusimos rumbo al hotel. El día siguiente lo dedicaríamos a hacer ruta por los pueblos aledaños.

Preparativos de una escapada de 3 días a Ámsterdam


Para nuestra habitual escapada de Semana Santa, este año teníamos que buscar un lugar que estuviera bien comunicado no sólo con Valencia, sino también con Ginebra. En esta ocasión la idea era que Cintia partiera desde Valencia, que yo lo hiciera desde Ginebra y así encontrarnos en destino. Tras una búsqueda a fondo por internet dimos con dos lugares que se amoldaban a nuestras fechas y posibilidades económicas: Bruselas y Ámsterdam.

Hace unos años (bueno, hace ya la intemerata de 10 años) estuve en Bruselas con mis compis de la universidad (nos montamos una escapada entre nosotros a modo de Viaje Final de Carrera), así que fui yo la que decanté la balanza por Ámsterdam aunque el vuelo fuera algo más caro. Me apetecía conocer una zona nueva.

Amsterdam, Holanda

Avión de EasyJetLos Vuelos:

Desde Ginebra la compañía de bajo coste que opera es EasyJet.
  • Ida]         3 Apr 2015    Geneva 19:15 - Amsterdam 20:50
  • Vuelta]   6 Apr 2015    Amsterdam 17:20 - Geneva 18:50
Para Cintia había más posibilidades: Transavia, Iberia o Vueling, pero finalmente el mejor precio vino de la mano de Vueling:
  • Ida]         3 abril 2015  Valencia 19:25 -  Ámsterdam Terminal 3   21:55
  • Vuelta)   6 abril 2015 Ámsterdam Terminal 3  16:25 - Valencia  18:50

¿Cómo ir desde el aeropuerto de Ámsterdam, Schiphol, al centro de la ciudad?

Para los que no tienen o van a alquilar un coche (que finalmente fue nuestra opción) siempre conviene saber la manera de ir desde el aeropuerto al centro de la ciudad.

Schiphol está situado a unos 15 km de Ámsterdam y es el cuarto aeropuerto de pasajeros más grande de Europa, pero cuenta con una excelente organización. Casi formando un único ente con él se halla el Schiphol Plaza, un centro comercial, en el que podremos encontrar bares y tiendas (donde nosotras cenamos a nuestra llegada).

Para ir al centro de la ciudad en transporte público lo podremos hacer en:

Autobús - Conexxion Amsterdam:

Se trata de un autobús que sale cada 10-15 minutos y que, por 10 euros (ida y vuelta, que puede ser en días distintos), deja en el centro de Ámsterdam (concretamente en Leidseplein) en aproximadamente 30 minutos. 

Tren:

La estación de tren de Schiphol se encuentra bajo el aeropuerto. Desde allí, cada 15 minutos, salen trenes de la compañía Nederlandse Spoorwegen que en aproximadamente 20 minutos llevan a la principal estación de Ámsterdam, la Estación Central. Por la noche (entre las 24:00 h y las 6 de la mañana) existen trenes nocturnos, aunque la frecuencia de paso disminuye a un tren a la hora.

En el hall principal del aeropuerto existen máquinas expendedoras (de color amarillo) en las que comprar los tickets, aunque también las podremos encontrar en los andenes. 


¿Dónde dormir en Amsterdam? (…o en sus cercanías)

Aquí es donde nos “dormimos en los laureles” (valga la redundancia) y, pese a que los vuelos los compramos bastante temprano (allá por enero), personalmente yo dejé pasar mucho tiempo para reservar hotel.

Tenía pensado coger una habitación en el EasyHotel de Ámsterdam (que en Berlín nos había dado muy buen resultado) pero cuando fui a reservar (en marzo) ya no había nada libre… y no sólo eso, es que el resto de hoteles / guesthouses de la ciudad o estaban completas o el precio estaba por las nubes, en torno a 200 € la noche las más baratas…

Intentamos tirar de Airbnb, pero tampoco hubo suerte… No nos aceptaron en ninguno de los 3 sitios en los que probamos a reservar. Así que la cosa se complicaba.

Habitación del Hotel Keizerskroon Amsterdam Schiphol-Halfweg¿La solución? Tuvimos que reservar un hotel en un pueblo cercano a Amsterdam. Sin demorarlo mucho cogimos una habitación en el Hotel Keizerskroon Amsterdam Schiphol-Halfweg que no tenía mala pinta en booking y que nos dejaba las 3 noches por 288 euros. No era una ganga pero, en vista de cómo estaban las cosas (que por habitaciones en pisos compartidos ya pedían eso), nos fue bastante bien.

El problema es que estaba algo lejos del centro de la ciudad. Para ir y volver no había problema, se podía hacer en transporte urbano, pero nosotras llevábamos idea de recorrer también pueblos cercanos, así que decidimos alquilar un coche también… que ya viene siendo “traditional style” en nuestros viajes.


¿Dónde alquilar un coche en Amsterdam?

Hace poco he descubierto la página de Auto Europe para alquilar coches y en esta ocasión la utilicé para buscar la mejor opción allí. Se trata de un gestor/comparador que te da los precios de varias compañías y tú eliges con cuál de ellas alquilar.

Así, finalmente acabamos reservando con Hertz, un coche pequeño que por 3 días completos nos salió por 110 euros.


Entradas a comprar de antemano o reservas a hacer antes de viajar a Ámsterdam

Tal y como me dormí en los laureles con el hotel, os podéis imaginar que me pasó lo mismo en relación a las entradas a sacar de antemano…  así que os lo comentó para que no os ocurra lo mismo que a nosotras:

La casa de Ana Frank. Si tenéis interés en visitar su casa-museo os aconsejo que hagáis la reserva on-line cuanto antes (mínimo 3 meses de antelación sino suelen estar agotadas). Creo que es ligeramente más cara que in-situ pero te evitarás las largas colas (de 3 horas cuando nosotras intentamos verla) que se forman allí en su puerta.

3 horas de cola para entrar a la Casa de Ana Frank

Abonos y tarjetas de visita - ¿Es rentable comprar la I Amsterdam Card?

Para visitar la ciudad existe un pase o abono llamado “I Amsterdam Card” que incluye la entrada a varios museos, el uso del transporte público (excepto la conexión con el aeropuerto), paseos en barco por los canales e incluso alguna actividad en ciudades aledañas.

La tarjeta tiene precio distinto en función de la duración para la que la compremos: 48, 72 ó 96 horas (59, 69 y 79 euros respectivamente).

A nosotras, al ir sólo un día a la ciudad y tener coche de alquiler, no nos salía a cuenta… Pero si vosotros pensáis ir más tiempo y visitar museos quizás sea interesante, ya que éstos son bastante caros. 


Plan de viaje y coordenadas de lugares de interés:

Llegaríamos a la ciudad el viernes por la noche, así que dedicaríamos el sábado completo a descubrir el casco de Ámsterdam.

De esta manera podríamos disponer de un día y medio para ver lugares cercanos. Como viene siendo habitual, me saqué un listado de coordenadas de los lugares que despertaban nuestro interés y que, durante la marcha intentamos amoldar a nuestro plan. Os las pongo a continuación por si os son de utilidad:

Aunque, finalmente la ruta que llevamos a cabo fue la siguiente:

Viernes 3 abril 2015 – Llegada al aeropuerto y traslado al hotel

Sábado 4 de abril 2015 – Día en la ciudad de Ámsterdam

Domingo 5 de abril 2015 – Ruta por pueblos aledaños
  • Keukenhof
  • Haarlem
  • Zaanse Schans
  • Edam
  • Volendam
  • Monnickendam
  • Broek in Waterland
  • Marken
  • Muiderslot
  • Naardem
Lunes 6 de abril 2015 – Visitas de:
  • Castillo de Haar
  • Utrecht

Escapada a Amsterdam y pueblos cercanos


Holanda

ÍNDICE DEL VIAJE:

  1. Preparativos de una escapada a Ámsterdam
  2. Un día en Amsterdam, ¿qué ver y hacer?
  3. Un día en ruta, recorriendo pueblos cercanos
  4. Castillo de Haar y Utrech


Belcastel, un bonito pueblo de Aveyron (sur de Francia)


Cuando estaba preparando la ruta de este viaje por el sur de Francia y vi fotos de Belcastel en la página web de “Los pueblos más bonitos de Francia”, no me lo pensé mucho… Teníamos que pasar por allí y verlo de primera mano con nuestros ojos.

Al llegar, pese a la incesante lluvia (que siempre quita encanto a las visitas), no nos decepcionó. Dejamos el coche en un parking existente en la entrada de la población y, fuimos caminando por la carretera que le da acceso paralela al curso del río Aveyron. La imagen de todas sus pequeñas casitas medievales de piedra, encaramadas una sobre otra y presididas por un bonito castillo será difícil de olvidar. En ese momento tuve la sensación de estar adentrándome en un pueblo de cuento.

Belcastel, Francia

Belcastel, Francia

Frente a las casas un bonito puente medieval de piedra daba acceso a la iglesia de la población, cuyos orígenes se remontan al siglo XV. 


Belcastel, Francia

El puente, de 56 metros de longitud, fue construido en el año 1409 por los mismos arquitectos que levantaron el famoso puente de Avignon (aunque parece que en esta ocasión con mejor suerte), mientras que en la austera iglesia (Sta. Marie de la Madeleine) encontramos el sepulcro de Alzias de Saunhac, un caballero y señor de la localidad que vivió a finales del siglo XIV y a quién se le debe la construcción de la actual iglesia sobre una antigua capilla de la orden de los Caballeros del Santo Sepulcro pues, hasta entonces, la iglesia se situaba en el castillo. Éste contribuyó en gran medida al progreso y prosperidad de Belcastel.

Belcastel, FranciaBelcastel, Francia

Hoy en día Belcastel es muy pequeñito y tan sólo tiene 48 habitantes censados, aunque se  tiene constancia de asentamientos en la zona ya por el siglo V. Pero no fue hasta el año 1040, cuando comenzó la construcción del castillo, que algunas casas y viviendas comenzaron a proliferar a sus pies y se empezó a desarrollar la zona. En esta época el paso a través de la localidad implicaba el pago de un peaje, cosa que impulsó económicamente la población. De hecho, a un kilómetro de distancia de ésta, podremos encontrar “Le roc d’anglars” un recinto arqueológico situado sobre un promontorio rocoso cercano que tenía función defensiva a la par que almacén de los productos alimentarios recabados como peaje.

A finales del siglo XVIII la población perdió importancia y sus habitantes abandonaron el castillo que quedó con el paso del tiempo en ruinas.

Belcastel, Francia

Belcastel, Francia
En 1973 el arquitecto francés Fernand Pouillon descubrió el pueblo y quedó maravillado con su castillo hasta tal punto que decidió comprarlo (por 150.000 francos, unos 20.000 euros) y emprender una profunda restauración sobre él. Esta iniciativa animó también a los habitantes del pueblo a restaurar el resto del municipio, que fueron poco a poco renovando sus casas particulares… Así, gracias a la voluntad de todos, el castillo y el pueblo recobró su aspecto original.

Lamentablemente Pouillon murió antes de ver terminada su obra y hoy en día se encuentra enterrado en el cementerio de la iglesia, tal y como él quería.

Belcastel, Francia

Con semejante historia, comenzamos a callejear por el entramado de callejuelas de la población hasta llegar al castillo, que es en parte visitable. Está compuesto por un torreón cuadrado y torres angulares, a las que se entra a través de un puente levadizo. Es un monumento histórico pero también se emplea como galería de arte y hay diversas exposiciones.

Belcastel, Francia

La localidad cuenta también con un hotel y un restaurante (premiado con una estrella Michelin). Intentamos comer allí, pero dadas las horas que eran (creo recordar que en torno a las 15h) ya no nos atendieron… así que si vais con intención de comer, tened en cuenta los horarios franceses. 

Belcastel, Francia

Tras hacernos un bocata de atún en el coche (porque para colmo de males seguía lloviendo) continuamos nuestra ruta hacia la última localidad que visitaríamos esa jornada: Conques.