Clicky

Primer día en Londres (01/04/2010). De Westminster a St. Paul, pasando por la zona legal y del temple

A las 8:00 h estábamos dispuestas para comenzar a conocer Londres, además éste era el único día no festivo (Jueves Santo) y teníamos que aprovechar para ver todos los sitios que el resto de días estarían cerrados.

Desayunamos en un Café Nero cercano al hotel, donde me hizo mucha gracia encontrarme a una señora desayunando con su perro en el interior del local (algo impensable en España). En esta cafetería (a la que fuimos varios días) dan un bono que te van ticando conforme haces consumiciones consiguiendo descuentos al completarlo.

Primera parada la zona de Westminster (Abadía de WestminsterSt. Margarets, Big Ben y Parlamento)

Con un café (muy necesario) en el cuerpo nos dirigimos hacia nuestra primera visita del día: Westminster Abbey. Para llegar a la misma pasamos por St. Stephen y llegamos por la parte de atrás de la abadía, viendo una plaza muy bonita. Entramos en su interior donde no se permite grabar ni hacer fotos (salvo en el claustro). Con la audioguía que dan de forma conjunta a la entrada seguimos las explicaciones relatadas a lo largo de sus diversas salas. Esta imponente iglesia de más de 700 años de antigüedad es el lugar de descanso eterno de multitud de grandes literatos, además de servir de mausoleo para 17 monarcas británicos. Se ha convertido en el escenario de coronaciones, funerales, entierros y matrimonios.

Westminster Abbey, Londres


St. Margarets Churc y Big Ben, Londres
Frente a la abadía se encuentra St. Margarets Church. Hicimos una breve visita de la misma y continuamos bordeando Parlamient Square viendo el Parlamento y el famoso Big Ben.

El nombre correcto para las Casas del Parlamento es el Palacio de Westminster, ya que fue la principal residencia real en Londres hasta que Enrique VIII se trasladó a Whitehall. Es el edificio gótico más grande del mundo. Tiene más de 1.000 habitaciones y dos millas de corredores en el mismo.

A modo de curiosidad reseñar que, aunque muchas personas piensan que el Big Ben es el nombre de la torre, en realidad el nombre es de la campana que hay dentro de ella. Cuando la luz existente sobre el Big Ben se ilumina, el Parlamento se reúne.

Llama la atención la cantidad de estatuas a militares que hay en todo Londres, en concreto resalta la existente a Sir Winston Churchill en la plaza del parlamento.

Recorriendo el Londres Legal

Dado que era el único día laborable que íbamos a estar en Londres, queríamos ver la parte más dinámica de la City, la zona legal. Cogimos el metro en Westminster y nos trasladamos al corazón de la ciudad. Pasamos frente a St. Clement Danes Church, iglesia denominada así por haber sido el lugar de entierro de diversos reyes daneses, aunque nuestra meta era “The Royal Courts of Justice”, custodiados por el “Temple Bar Memorial”. Estos juzgados fueron creados en el siglo XIX para agrupar las cortes que tratan casos no civiles. Llama mucho la atención la fachada gótica del edificio, que no parece albergar unos juzgados. En su interior hay 60 tribunales en uso. Nosotras entramos y miramos por fuera diversas de las salas.

The Royal Courts of Justice, Londres

The Old Curiosity Shop, Londres
Tras esta primera parada nos encaminamos a The Old Curiosity Shop (Charles Dickens). Esta tienda construida en 1567 se cree que es la más antigua de Londres. Seguimos por Lincoln’s Inn Fields. Este lugar, donde se realizaban en un principio ejecuciones públicas, se transformó en patios de recreo de los estudiantes del vecino Lincoln’s Inn a partir del siglo XIV y desde 1894 se encuentra abierto al público. Lindando con el parque está el Sir John Soane’s Museum. En la casa donde vivió el arquitecto, que diseñó el edificio del Banco de Inglaterra, hasta 1837, se muestran diversos artículos y objetos tales como pinturas, mármoles antiguos y pistolas pertenecientes a Napoleón.

Continuamos nuestra ruta pasando por Staple Inn, un antiguo lugar dStaple Inn, Londrese pesaje de lana, cuyo edificio principal data de 1378, aunque su fachada es de 1586. Bordeamos “London Silver Vaults”, el hogar de más de 30 tiendas de plata, para terminar en Lincoln Inn. Éste es el mayor de los cuatro Inns of Court, y sus orígenes se remontan al siglo XV o antes. Quince primeros ministros (entre ellos, Tony Blair y Margaret Thatcher), han sido miembros de Lincoln Inn. En el recinto, abierto al público, hay algunos edificios medievales. Es un lugar muy agradable y bonito.

Tras los pasos del Código da Vinci, en busca de la Iglesia del Temple:

Se acercaba ya la hora de comer y debíamos buscar la iglesia del Temple, pues tan sólo abría de 14:00 - 16:00 h. En nuestro regreso a la zona de Le Strand volvimos por los juzgados, aunque esta vez por un callejón lateral (Clements Inn Passage).

Nos topamos de nuevo con St. Clament Danes y bordeamos a su vez St. Mary le Strand, para hacer una breve parada en una oficina postal. De la iglesia destaca su torre, que se va estrechando a medida que se eleva y su fachada barroca. Como dato curioso, mencionar que aquí se casaron los padres de Charles Dickens en 1809. Hoy es la iglesia oficial de Women's Royal Naval Service.

Para llegar al área del temple fuimos antes a ver los “Roman Baths”, estos baños no tienen evidencias romanas a su alrededor, por lo que se cree que eran una parte de la Arundel House, una gran residencia existente en la zona en tiempo de los tudores. Nosotras los vimos desde una ventana habilitada para tal fin en la calle Surrey.

Tras ello atravesamos el área del Temple, viendo el Middle temple Hall (otro de los 4 colegios de abogados) y entramos en la iglesia del Temple (Temple Church).

La Iglesia del Temple, es una de las más bonitas y con más historia de Londres. La construyeron los Caballeros Templarios en el siglo XII. Cuando cayeron los templarios, se cedió a la Orden de San Juan, momento en que los abogados necesitaban un lugar en Londres para asistir a las cortes reales en Westminster, así que se alquiló. Así fue como la Iglesia del Templo se convirtió en la capilla de los colegios Inner Temple y Middle Temple. La Iglesia pasó a manos de la corona, en 1540, cuando Enrique VIII confiscó los bienes de la orden de San Juan. Se ha hecho muy famosa a raíz de su incursión en la película el Código da Vinci.

Iglesia del Temple, Londres

Visita de la Catedral de San Pablo (St. Paul’s Cathedral)

Al salir, estaba lloviendo y nos hicimos unos sándwiches para comer allí en la plaza de la iglesia. Cuando terminamos de comer había disminuido un poco la intensidad de la lluvia, así que tomamos rumbo hacia St. Paul’s Cathedral, pasando por Fleet Street. Esta calle es un símbolo del periodismo de la ciudad, ya que en ella se publicó el primer periódico de Gran Bretaña. Acogió las sedes de los periódicos Daily Express y Daily Telegraph que aún hoy se pueden divisar cercanas a la actual Reuters.

Finalmente llegamos a La Catedral de San Pablo. Aunque fue fundada en 604, el edificio actual, el quinto en el sitio, data de 1675. Es la segunda catedral más grande del mundo, tras San Pedro en Roma. Es, además, la obra más famosa del más grande arquitecto de Londres, Sir Christopher Wren, que está enterrado en ella, aunque no es el único personaje famoso enterrado allí, también lo están Lord Nelson y el Duque de Wellington, cuyo monumento tardó 56 años en completarse. En 1981, la boda de Carlos y Diana se llevó a cabo aquí.

Catedral de San Pablo, Londres

Tras ver el interior de la iglesia, nos animamos a subir hasta la cúpula. En un primer nivel se encuentra la Whispering Gallery (Galería de los Suspiros), el siguiente escalón te lleva hasta la Stone Gallery (Galería de Piedra) que rodea la cúpula y desde donde ya se aprecian bonitas vistas de Londres. Por último (tras completar los 536 escalones) se llega a la Golden Gallery (Galería Dorada) desde donde se obtienen las mejores vistas. Nosotras tuvimos la mala suerte de que justo cuando llegamos empezó a chispear. Aún así dimos la vuelta de rigor a la galería observando las impresionantes vistas que se divisan de Londres.

Al salir de la catedral y aunque la lluvia empezaba a apretar, nos acercamos a ver el Millenium Bridge. Este puente se le denominó el "Wobbly Bridge" porque tras ser inaugurado en mayo de 2000, se volvió a cerrar una semana más tarde debido a su inestabilidad. No nos pudimos detener mucho ya que empezó a granizar… así que nos fuimos a toda prisa a resguardarnos en un centro de información situado frente a St Paul. Cuando amainó volvimos a la zona de Westminster, dispuestas a tomarnos una (o dos) pintas.

De vuelta al centro de Londres: unas pintas, Trafalgar, Leicester Square, Chinatown, Soho y Picadilly

Al llegar, volvimos a ver el Big Ben, el Parlamento y The Eye.

En nuestra búsqueda de un típico pub inglés que dispusiera de alguna mesa libre para poder sentarnos, pasamos al lado de la Banketing House, el único edificio superviviente del palacio de Whitehall (otro palacio medieval de la Inglaterra de los Tudor y los Estuardo). El palacio fue destruido por un incendio en 1698, a excepción de la Banqueting House. Además fue el lugar de ejecución de Charles I y cada año, en el aniversario, se pone una corona fuera.

Al cruzar la calle se encuentra la Oficina de guerra, el hogar de la inteligencia y los organismos de Defensa. Debajo del edificio hay un centro de mando militar, donde la realeza y el gobierno se retiraría en un escenario apocalíptico. Margaret Thatcher dirigió la guerra de las Malvinas desde aquí.

En la acera de enfrente divisamos la Horse Guards Parade (aunque a esas horas ya no había caballos).

Por fin dimos con un pub típico inglés, donde tomarnos unas pintas...

Habiendo descansado un poco las piernas nos acercamos a Trafalgar Square, un lugar de obligada visita, ya que es una de las plazas más grandes del mundo. En el centro de la misma está la columna del almirante Nelson de 43,5m de altura que conmemora la victoria de éste sobre Napoleón en la batalla española de 1805 en el cabo Trafalgar. La columna está rodeada por fuentes y por cuatro leones gigantes de bronce.

Trafalgar Square, Londres

En las cuatro esquinas de la plaza se sitúan cuatro bases como soportes de estatuas. En tres de ellos hay estatuas ecuestres: Jorge IV al noreste, Henry Havelock al sureste, y Charles James Napier al suroeste. Para el cuarto nunca se pusieron de acuerdo sobre a qué personaje poner, así que se usa de vez en cuando, para publicitar exposiciones.

La National Gallery (una de las pinacotecas más impresionantes del mundo) la preside al norte, la iglesia St Martin-in-the-Fiels y la embajada de Sudáfrica se sitúan en su este, y en el oeste destaca la embajada de Canadá. Admiralty Arch resalta a lo lejos, conectándola con The Mall.

Tras admirar la grandiosa plaza, continuamos nuestro camino pasando frente a la Natoinal Portrait Gallery, lugar que posee la mayor cantidad de retratos del mundo. Dadas las horas que eran no pudimos entrar.

A partir de allí y ya anocheciendo nos dirigimos a Leicester Square, donde una gran cantidad de gente discurría por esta animada zona Londinense. A tan sólo unas calles dimos con un ambiente totalmente distinto; Gerrard Street nos introdujo por completo en Chinatown. Se divisaban letreros de calles en chino e inglés, construcciones en forma de pagodas y mucha pintura roja brillante (que los chinos creen que es el color de buena suerte).

Continuamos nuestra ruta por el corazón de Londres adentrándonos en Shaftesbury Avenue, "the heart of theatreland". Esta calle es hoy el hogar de muchos de los famosos teatros de Londres, incluyendo cinco que fueron construidos entre 1888 y 1907: la lírica, el Apollo, el Globo, la Reina y el Palacio.

Dejando atrás esta famosa avenida, llegamos hasta Soho Square. Esta zona, que originalmente fue de tierras de cultivo y campos de caza (de hecho, el nombre proviene de un antiguo grito de caza, "So Ho"), durante la década de 1800, ganó su reputación como un lugar para el entretenimiento. Con sus numerosos clubes, bares y teatros sigue siendo muy popular hoy en día.

Acabamos las visitas del día en Picadilly Circus, con sus impresionantes paneles luminosos de neón. Cenamos en un Pizza Hut existente en la esquina de la propia plaza y nos fuimos a dormir al hotel. El día había sido largo y habíamos dormido muy poco. Teníamos que recargar las pilas....

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

2 comentarios:

  1. Buaaaaaaaaaaaaa me encanta tu diario!!!!me surgen tantas preguntas...espero que no te importe...;)

    - Tema desayunos: el sitio que dices el Cafe Nero, está cerquita del hotel,se desyuna bien y bien de precio?
    - Desde el hotel,queda cerca la abadia de Westminster y todo lo que comentas al principio hasta que cogisteis el metro?
    - Vale la pena la visita a la abadia?
    - Me ha hecho gracia lo que ocmentas de visitar una de las iglesias delos Templarios pero dónde está?
    - La otra vez que estuve en Londres, la catedral de san Paul estba en obras y no la vimos...vale la pena la visita??aunque sea por las vistas que dices que hay desde arriba supongo que si!!

    graciasssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Hola Meri...
    Perdona que haya tardado tanto en responderte, he estado un poco liada con el trabajo esta pasada semana.
    A ver, te respondo:
    - El café nero estaba en una calle perpendicular a Belgrave Road, no me acuerdo excatamente cuál pero se ve desde el comienzo de la calle
    - Para ir a la abadía desde el hotel no necesitas coger metro ni bus ni nada. La zona de Westminster (al igual que para ir a Buckingham) está cerca y se puede ir perfectamente a pie. La visita a mí sí me gustó. Es un sitio con mucha historia y sólo por eso merece la pena verla
    - La Iglesia del Temple está en "La City" cerca de The Strand. Entra en google maps "Temple Church" y la localizarás. Lo que pasa es que esa zona, luego en el terreno tiene muchas callejuelas y está un poco dificil el llegar pero preguntando un par de veces das con ella. La zona "legal" está muy chula. No te pierdas el Lincoln Inn, que es muy chulo
    - Por último, St. Paul es otro de los imprescindibles de Londres. Por dentro es muy bonita, puedes ver las criptas y las vistas desde arriba están bien (aunque son muchos escalones)

    Un saludo. Para cualquier cosa no dudes en preguntar

    ResponderEliminar