Real Time Web Analytics

20/03/2008. Nos vamos a la Provenza...

En La JonqueraEste año la Semana Santa caía justo después de fallas, así que tras ver la Cremá de nuestra falla, y dormir escasamente 4 horas, madrugamos para salir a las 6:30 h de la mañana rumbo a Francia. Entre que nos reunimos todos (hay que decir que lo que destaca de Mayte y Luis no es la puntualidad…) y paramos a comprar alguna cosa para picar durante el camino salimos a eso de las 8:00h en dirección hacia la Jonquera, donde llegamos a eso de las 14:00 h. Pobre Luis que estuvo conduciendo gran parte de la noche/mañana y que después sufrió en silencio mientras Mayte, (¡horror!) y una servidora le dábamos un relevo en la conducción.


Llegamos a Carcasonne

La primera visita que teníamos prevista era Carcasonne. Tras dejar el coche en un parking, a eso de las 15:30 h, nos transportamos a tiempos medievales sin más que atravesar las murallas de su ciudadela mediante la imponente puerta Narbonne.

Llegamos a Carcasonne

Pese a que las primeras ocupaciones de La Cité fueron por parte de los galos, siglos después, se convirtió en una ciudad romana dotada de murallas. Posee un total de 52 torres y 2 murallas concéntricas que conforman un recinto amurallado de tres kilómetros.

Tras comer un bocata (que nos habíamos preparado en casa) mientras recorríamos sus calles, comenzamos a hacer visitas en su interior comenzando con el Château Comtal, un bonito castillo que data del siglo XII, la Basílica de Saint-Nazaire, la Puerta del Aude y La Palestra. Todos estos atractivos hicieron que fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.

Carcasonne, Francia
Nos impregnarnos del ambiente de esta ciudad llena de puestos de venta de dulces y de souvenirs y tomarnos un café en una terraza de la Place du Grand Puits.

Más tarde bajamos al Pont Neuf, desde donde se divisan las mejores vistas del Pont Vieux y de La Cité Médiévale.

Carcasonne, Francia

Siguiente parada: Nimes

Tras esta primera visita, decidimos despertarnos y continuamos nuestra ruta en dirección a Nimes (donde llegamos a eso de las 20:30 h). Nimes es una ciudad clásica (con una innegable huella romana) a la vez que contemporánea, donde se combinan los numerosos testimonios de su rico pasado con la modernidad de una gran urbe.

Nimes, Francia
Dadas las horas que eran apenas pudimos ver su coliseo (Les Arenes), el mejor conservado del mundo romano y el templo la Maison Carrée.

Anfiteatro de Nimes, FranciaPese a que en el apogeo del Imperio romano las gradas del coliseo atraían a miles personas para contemplar los combates de gladiadores y de fieras salvajes, en la Edad media, el anfiteatro se transformó en fortaleza y más tarde, su interior fue ocupado por diversas edificaciones. Sin embargo, con el tiempo el coliseo recobró su aspecto original y actualmente se utiliza como plaza de toros y recinto de espectáculos varios.
Nimes, Francia

Por otra parte, llama la atención el asombroso estado de conservación del templo. El uso que se le ha dado ha contribuido a ello en parte, ya que desde el siglo XI ha sido consulado, establo, vivienda, iglesia, archivo departamental y museo. El templo era elemento fundamental del foro, ahora desaparecido, zona que Norman Foster ha sabido adecuar haciendo que el edificio destaque frente al resto.

Nos vamos a dormir a Avignon

Con las visitas realizadas y ya de noche nos fuimos a Avignon a dormir. Las vistas de la ciudad iluminada desde la carretera de acceso a la ciudad es una de las postales más bonitas que haya podido ver.

Pero, sin duda, lo mejor de la noche fue el momento de entrar en el Hotel que habíamos reservado por Internet, el Hotel Alizea. Las indicaciones de su web decían que tenía aparcamiento, cuando preguntamos allí, el dirigente, un chino situado en una recepción que ni el motel de Psicosis, con el que no nos entendíamos para nada, nos señaló una zona de aparcamiento de tipo “zona azul”. En el ascensor diminuto que cabíamos mi maleta y yo (nunca mejor dicho) o mediante unas escaleras de caracol con una moqueta horrible, que escondía la falta de escalones, llegamos a nuestras habitaciones. ¡Sorpresa! No llegamos a guardar nuestra ropa porque nos daban miedo las tuberías que habitaban el armario. Pero, aún así, sonreímos ante las cortinas floreadas… hasta que decidimos asomarnos y nos encontramos la calle llena de vagabundos. Hombre, para dormir no se necesita más y está claro que por el precio que pagamos tampoco se podía pedir mucho… pero vamos, una noche para no repetir.

Tras dejar las maletas, salimos a dar una vuelta por la ciudad iluminada y a cenar. ¡Cuidado! Cometimos el error de aceptar “agua de la ciudad”… No se referían a agua mineral de allí, sino a agua del grifo. A 4 euros la botella. ¡Ni oro! Mejor ¿dormir? El que pudo.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

7 comentarios:

  1. Además de Carcassonne fuisteis también a Nimes! Este coliseo lo quiero ver tarde o temprano porque me encantan estas construcciones. Aun así, no he visto ni el de roma :(. Pude ver el el Pula en Croacia y el de El Jem en Túnez, que son los otros mejor conservados también.

    Por lo que veo sois como yo... coger el coche y "carretera y manta". Para mi es una forma de viajar ideal.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Yo en el de Roma estuve pero hace mucho tiempo, me gustaría volver porque además no lo pude ver por dentro...
    Lo del coche es lo mejor, te da mucha libertad, pero nosostros no hemos llegado a hacer las distancias que tú manejas...jejeje
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola! Qué bien me viene este diario para preparar mis próximas vacaciones. Nosotras tb vamos en coche... Por cierto nos habíamos estado planteando el Alizea Nîmes para alojarnos, pero después de leer esto... va a ser que no!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Amaia!
    Ya he visto en tu blog que le vas a pegar un buen repaso a aquella zona...
    Respecto al hotel, el de Nimes no se cómo será pero desde luego el de Avignon lo tendríamos que haber mirado un poco mejor, aunque diré a su favor que la habitación y las sábanas estaban limpias... y por 20 € que nos costó no se puede pedir más...
    No he visto si tienes pensado pasar por Eze, pero a mi me gustó mucho. Eze y Carcassonne fue lo mejor de mi escapada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Nosotras ya estuvimos en Carcassonne hace un par de años, en otro viaje por Francia más extenso y por otras zonas, pero nos gustó tanto que repetiremos este año tb... lo dejamos como última parada antes de volver. Y de Èze he leído algún otro comentario tb por ahí de que estaba muy bien, así que no nos lo perderemos...

    ResponderEliminar
  6. Acabo de llegar a tu blog y me ha gustado mucho. Este viaje es uno de los que tengo en mente hacer desde hace tiempo. De la misma forma, yendo en coche y visitando esta preciosa zona! Me anoto lo que habéis visto para cuando pueda hacerlo.
    Por cierto, te enlazo en mi blog para no perderte la pista.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola M.C., me alegro de que te guste.
    La verdad es que esta zona es muy bonita y fácil de hacer en coche, pero también es muy cara: en peajes nos dejamos un buen pico...
    Voy a echarle un vistazo a tu blog que tiene muy buena pinta.
    Un saludo

    ResponderEliminar