Clicky

Liverpool (22/01/2011). Algo de fútbol y mucho de ¡Beatles!

Visita guiada de Anfield

Nuestra primera visita del día era al estadio de Anfield donde teníamos que estar a las 9:15 h, así que nos levantamos a las 8:00 h para que no se nos echara el tiempo encima. Yo no sé muy bien qué pasó que a las 9:00 h todavía estábamos degustando los quesos y bollería que teníamos en el desayuno. Habíamos elegido el desayuno básico de tres tipos que había, y en ese momento pensaba ¡madre mía! Si este es el desayuno básico, ¿qué tendrán los otros dos? Fue algo supercompleto.

Anfield, LiverpoolLa cuestión es que al final tuvimos que pedir un par de taxis que nos acercaran al número 44 de Anfield Road. Por 8 libras nos plantamos, en cuestión de unos 5 minutos, en la puerta del estadio donde nos recibió una imagen de Fernando Torres en pleno chute. Pese a ir justitos de tiempo aún pudimos ver el museo antes de la visita. Allí se podían ver camisetas, fotografías, balones, copas, etc., ¡vamos! ¡Toda la historia de este club! Incluso nos dio tiempo a entrar a echar un vistazo en la tienda antes del comienzo del tour.

Poco después empezó la visita (en inglés). Una agradable chica nos fue pasando por los principales lugares del estadio. En una primera sala nos hizo un repaso de los personajes que habían hecho historia en el club mostrando fotografías de entrenadores y jugadores de relevancia. Posteriormente nos metieron en una de las salas de prensa. Allí hacían el paripé de preguntar diversas cuestiones a los principales jugadores del club, que respondían mediante una grabación. A Torres le preguntaron qué sentía al marcar un gol y, aunque fue la parte del tour que mejor entendimos nosotros, el resto de visitantes autóctonos decían no entender nada de lo que él decía...

Después fuimos a una de las tribunas laterales del estadio. Desde allí, se divisaba todo el campo envuelto en la neblina que perduraba del día anterior.

Anfield, Liverpool
Volvimos al interior para sentarnos en los vestuarios que tan a menudo acogen a figuras de la talla de Reina, Gerrard, Cole o Torres… sus camisetas colgadas en unas perchas nos indicaban cuál era el sitio de cada uno. Un poco más frío parecía el del equipo visitante que era donde entramos a continuación.

Anfield, Liverpool
Desde allí unas escaleras nos condujeron de nuevo a la pista. Sobre ellas un letrero rezaba “This is Anfield”. Nos dijo la guía que con ellas se pretendía intimidar a los rivales y dar suerte al equipo, cuyos jugadores suelen salir pegando un salto para tocar el escudo al pasar por debajo. Y eso mismo hicimos todos nosotros al pasar por allí…

Anfield, Liverpool
Tras ver el césped a nuestro lado (aunque no permiten pisarlo) nos dirigieron al graderío The Kop donde nos comentaron que pese a que en un principio fue construido como una grada descubierta y sin asientos, tuvo que ser rediseñado y dotado de asientos tras la Tragedia de Hillsborough. Con esto dieron la visita por concluida.


¿Quién nos iba a decir que dos días después Fernando Torres se iba a cambiar de equipo? ¿Habrán cambiado la mega-imagen de la entrada? Imagino que sí…

Ruta guiada por los lugares de Liverpool relacionados con los Beatles

Habíamos apalabrado con la empresa “Pool of life” un tour de tres horas en el que, por 20 libras por persona, disfrutaríamos de los algunos lugares de la ciudad relacionados con los Beatles. Tim Hemmings, que era nuestro guía, nos recogió de Anfield a las 11:00 h y estuvimos con él hasta las 14:00 h recorriendo en una furgoneta lugares emblemáticos para cualquier fan de los Beatles …

Existen diversas empresas que hacen recorridos análogos por la ciudad: el Magical Mistery Tour, the fab four, Fab Cabs, etc., pero ésta fue la única que encontré que hiciera recorridos personalizados (pues únicamente íbamos nosotros 8 en una furgoneta) y en español, cosa que, como pudimos descubrir en Anfield, para alguno de nosotros resultaba vital.

Así pues, en la puerta de Anfield nos esperaba Tim que nos llevó en primer lugar a un montículo sobre el que apreciar el skyline que la niebla (que aún perduraba del día anterior) nos dejaba apreciar de la ciudad. Desde allí y tras divisar una escultura con forma de banana que, al parecer se ha convertido en un símbolo de la ciudad, nos acercamos al centro. Una estatua en honor a Eleanor Rigby y a “all the lonely people” indicaba que nos acercábamos a Mathew Street, la famosa calle que alberga clubs como el Rubber Soul, Abbey Road Pub o el Lennon's Bar; aunque si algo llama la atención es el mítico The Cavern (que tantas veces oyó tocar a los Beatles). Aunque el auténtico Cavern fue derribado en 1972 para construir en su lugar una estación de metro (proyecto que finalmente no se realizó), una reconstrucción idéntica del mismo fue reinaugurada en 1984, utilizando la entrada original como salida de emergencia del actual. Al pub The Grapes, que también se encuentra en esta calle, solían acudir los fab four a beber cerveza, ya que en The Cavern no estaba permitido vender alcohol.

Mathew Street
Al girar la esquina se encontraba el Hard Day’s Night Hotel. Allí volvimos a entrar en el coche para dirigirnos a la escuela de Paul y George y a la escuela de arte de John. En las inmediaciones hay una bonita escultura realizada con guitarras en honor a los músicos.

Escuela de Paul y George y a la escuela de arte de John
En 1957 Paul fue aceptado en el prestigioso Liverpool Institute, un colegio muy popular la ciudad, allí conoció a un estudiante un poco más pequeño que él, llamado George Harrison, de quien se hizo muy amigo. Por su parte John entró en el Art College. Allí conoció a su futura esposa, Cynthia Powell.

Uno de los sitios que vimos a continuación fue la casa en la que pasaron la luna de miel John Lennon y Cynthia (su primera esposa), en el 68 de Mount Pleasent, mientras escuchábamos la canción que John dedicó a su recién estrenada esposa “Do you want to know a secret?”.

Casa de nacimiento de George Harrison
Desde allí nos acercamos al número 12 de Arnold Grove, una pequeña casa no muy lejos de Penny Lane, donde George Harrison nació en 1943.

 Volviendo a la creación de la banda, en 1957 John Lennon tenía un grupo de música, The Quarrymen. Su banda tocaba en fiestas y eventos de diversa índole. El 6 de Julio de 1957, los Quarrymen actuaban en un concierto organizado por la parroquia de Woolton, concierto al que acudió Paul McCartney. Tras el escenario Paul conoció a John y estuvo afinando sus guitarras e interpretando con ellas canciones de rock consideradas difíciles. Quedaron tan asombrados que poco después Paul pasó a formar parte del grupo. El presbiterio de esa iglesia, St. Peter’s, en Woolton fue nuestra siguiente parada. Por casualidad en el cementerio de la misma hay una tumba de una tal Eleanor Rigby… aunque nos contó Tim que se trata de una mera coincidencia. Lo que John y Paul tenían en común era la pasión por la guitarra. Empezaron a verse con frecuencia para ensayar y se sucedieron diversos cambios, uno de los más importantes fue el ingreso de George Harrison por sugerencia de Paul, que les dio un aire distinto (tirando al rock) y se centraron más en su propio repertorio. En esa época John y Paul pasaban grandes ratos ensayando en sus casas, sobre todo en la de Paul:

  • Paul vivía en el 20 Forthlin Road y allí fue donde se cuajaron muchas canciones de los principios de los Beatles como ‘Love Me Do”, “Please Please Me”, “I Call Your Name” y “I’ll Get You”
20 Forthlin Road, Casa de Paul
  • Pese a que John pasó los primeros años de su vida en el 9 de Newcastle Road (a dos manzanas desde Penny Lanne), con 5 años se mudó a "Mendips," quedando al cuidado de su Tía Mimi y donde vivió hasta los 20 años. Allí compusieron el primer número uno de los Beatles, "Please Please Me" en el cuarto de la tía Mimi
Mendips en Liverpool
Aunque en determinadas épocas del año sus casas se encuentran abiertas al público, nosotros no pudimos visitarlas por dentro, aunque lo que nos llamó la atención fue que, mientras que la casa de John poseía el típico cartel azul británico que indica que allí ha vivido alguien famoso, en la de Paul no vimos esa placa. Tim nos indicó que para ello el personaje debe llevar muerto 20 años o tener más de 100. La casa de John es vecina de Strawberry Field, el orfanato del Ejército de Salvación que le obsesionó en su infancia y que inmortalizó en una canción. El edificio fue derruido, y ahora lo único que queda es su valla. Pero es imposible no canturrear mientras estás allí “Let me take you down, cause I’m going to Strawberry Fields… Strawberry Fields Forever”
Strawberry Fields, Liverpool
Y, si bien Strawberry Field es el homenaje de John a su ciudad natal, la deferencia de Paul se sitúa en Penny Lane. En esta canción Paul describe una escena de un día cualquiera en esta calle. Y por allí pasábamos nosotros mientras el CD del coche nos cantaba “Penny Lane it’s in my ears and in my eyes” y vaya si lo estaba…en ese momento más que nunca.
En Penny Lane, Liverpool
Casa natal de Ringo Star, LiverpoolFinalizamos el tour en la casa natal de Ringo Star, en el 9 de Madryn Street. Una pequeña casita adosada que, al parecer, está en riesgo de derrumbe. Nos comentó Tim que desde 2005 se encuentra entre las nominadas a ser demolidas para el saneamiento del barrio, aunque parece que el consistorio no termina de decidirse… Con seis años, Ringo se mudó a una pequeña casita en el número 10 de Admiral Grove, situada a poca distancia de su casa natal y en el corazón de un área de clase trabajadora llamada The Dingle. A las 14:00 h Tim nos dejó en la puerta del Albert Dock, donde comimos en uno de los restaurantes que allí existen.

 Beatles Story en LiverpoolDespués de comer entramos al Beatles Story, el famoso museo dedicado a la banda. El museo no está mal, pero quizás esperaba algo más de él. Estuvimos alrededor de 1:30h recorriéndolo mientras la audioguía (que dan con la entrada) nos narraba la historia completa del grupo y veíamos reproducciones de los estudios de grabación, de los bares a los que acudían, las discográficas, las portadas de algún álbum, el submarino amarillo, etc. Yo eché en falta más objetos originales…


Beatles Story en Liverpool
Después de visitar el museo y cotillear en la tienda del mismo, fuimos a tomarnos una pinta a The Cavern, mientras escuchábamos las versiones de canciones de los Beatles que un grupo de 4 entonaba en el escenario que ha visto tocar a muchos grandes de la música.

The Cavern en Liverpool
A la salida ya había anochecido (aunque no eran más de las 19:30 h). Multitud de borrachos ingleses se agolpaban en la zona de Mathew Street y pensamos en salir de allí, ir a cenar a la zona de Chinatown e irnos al hotel a dormir. Llevábamos todo el día danzando por ahí y no es que hubiéramos dormido mucho la noche anterior. De camino nos topamos con St Lukes Church, una iglesia de la que únicamente se conserva la fachada a causa de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Poco después llegamos a Chinatown. Sin embargo y, en contra de lo que pensábamos, estaba todo cerrado, lo único que ambientaba un poco el lugar era la iluminación del famoso arco de 50 m de altura fabricado en Sanghai que da entrada a la zona pero, por lo demás, no había nada de nada. Así que nos volvimos al hotel antes de lo pensado con las manos vacías pero dispuestos a cenar en su restaurante mientras planificábamos las visitas del día siguiente.

Chinatown en Liverpool
Nos acostamos prontito. Estábamos reventados, pero ya habíamos cumplido el fin de nuestro viaje que, como habréis podido comprobar estaba basado en la Beatlemanía, jejeje…
Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

18 comentarios:

  1. Menuda odisea de viaje!

    The Cavern, como bien indicas, es idéntica a la original... pero además, las piedras eran las originales... ¡Las trasladaron una a una!

    Desde luego, si te gustan los Beatles, es un viaje muy especial.

    Gracias por tener la paciencia de relatalos.

    ResponderEliminar
  2. Te puedo confirmar que a la semana siguiente que estuve yo en Anfield, no quedaba ni rastro de Torres!! Parece como si nunca hubiera estado en ese equipo!! Les debió sentar mal que les dejara!
    El tour veo q estuvo muy completo!! Nosotros no tuvimos tiempo de hacerlo al final.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Cintia, ya veo que volviste encantada, ¿eh? Y eso que casi no llegamos, jejeje.. La verdad es que por allí todo te lleva a los Beatles y como bien dices, si te gustan es casi una visita obligada.

    M.C., ya me imaginaba yo que esa imagen de Torres duraría cero coma... supongo que el tour por el estadio sería muy distinto una semana después, ¿eh?

    ¡Un saludo chicas!

    ResponderEliminar
  4. Vaya, queda claro que el viaje se debe en gran parte a vuestra Beatlemanía jejeje. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Veo que te gustan los Beatles... Visitar Liverpool es visitar lugares del grupo, como también pude ver con Mari Carmen en su blog. Mira que me gusta el fútbol... pero no se si visitaría el estadio... como el Bernabeu ninguno jejejeje..

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola chicos!

    Pues la verdad es que yo descubrí esta banda a raiz del viaje... y ultimamente me estoy aficionando, no lo puedo negar.

    Por mi parte es triste que tenga que irme a Liverpool para ver un estadio de fútbol. Dicen que es muy pequeñito en comparación con el Bernabeu ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola Helena: menuda forma de aprovechar el tiempo! Estuve a punto de llegar a Liverpool el año pasado, pero me quedé en Manchester por razones laborales. Espero ir pronto (aunque sin dudas en primavera-verano) para recorrer tranquilo algunos de los sitios emblemáticos de The Beatles. Aunque mi atracción por Liverpool sea su pasado como 'meca' y uno de los 'sitios de nacimiento' de la 'Revolución Industrial' y testimonio de la época del nefasto negocio de la esclavitud de los grandes imperios, creo que hoy se ha reconvertido en una ciudad muy dinámica.

    SALUDOS!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Gus!
    La verdad es que para lo poco que habíamos dormido ese día, lo exprimimos a tope.
    La mañana siguiente nos dedicamos a ver la ciudad y esos museos que, como dices, se encuentran ligados a su importante pasado marítimo y de tráfico de esclavos (aunque como lugar de paso). A ver si termino este fin de semana el relato...
    Un saludo y gracias por pasar por aquí

    ResponderEliminar
  9. Helena,

    Soy amante pasional de The Beatles desde que tengo uso de razón y no entiendo como todavia no he pisado Liverpool! Que envidia me ha dado ver tus fotos en Penny Lane o en Strawberries Field...

    Tengo que ir cuanto antes.Tus posts sobre vuestro viaje me vendrán de fabula ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola moonflower, pues seguro que a eso le pones remedio rápido. Hay vuelos baratitos (en función de la época que sea) a la ciudad.
    Si te gusta la banda es un lugar muy recomendable porque allí casi todo está relacionado con ellos...
    Un saludito

    ResponderEliminar
  11. Hola Helena !!

    Vaya post más chulo que te ha quedado con la música !!
    A ver si consigo un día, pillar un vuelo low cost desde Santander.
    Maka, que más quisiera tener el Madrid una afición como la del Liverpool...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Víctor, me alegra que te guste el toque de música, me llevó un par de días poder ponerla...
    Dicen que Anfield es un estadio pequeñito pero que cuenta con una afición muy entregada y la verdad es que en la visita había un par de personas que daban buena cuenta de ello.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Dos caracteristicas tipicas del pais; musica de una de las bandas mas importantes del planeta; y deporte mas reconocido en el mundo.
    Es una ciudad que me encantara conocer, disfrutar y volver.

    ResponderEliminar
  14. Fíjate tú que yo no era muy fan de los Beatles y desde el viaje me he aficionado a escucharlos... En cuanto al fútbol, qué decir, mueve masas...
    Muchas gracias por pasarte por aquí.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  15. Hola maravilloso viaje, yo soy fanatico del Liverpool Fc, y espero algun dia ir, es mi mayor sueño, veo sus fotos y me da un poco de envidia ajajajaja....Hermosasa fotos a medida que iva leyendo su relato mas ganas me ivan dando de estar alli, hay alguna cosas que me gustaria preguntarles y si me pueden responder si no es mucha molestia, bueno primero para visitar el estadio anfield road es necesario pagar un tour o uno puede viajar aya y visitar el estadio po su cuenta? y entiendo que hay una tienda es muy cara, para entrar a la tienda es necesario estar en tour? y mi ultima pregunta es muy dificil ir a un partido del liverpool osea conseguir la entrada? bueno espero no haberlos molestado con mis preguntas..saludos y muy lindo viaje!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Christopher!
    Me alegro mucho de que te haya gustado esta entrada y siéntete libre para entrar aquí y comentar cuando quieras, que para eso estamos, para intentar ayudar a otros viajeros, jejeje
    En Anfield se puede entrar a la tienda cuando quieras (en horario normal de tienda) y sin pagar nada (yo me traje de allí un llaverito para mi hermano).
    El museo (sin el tour del estadio) se podía visitar por 5 libras por tu cuenta, pero está completamente cerrado y no se ve el campo ni por una ventana, así que yo creo que estar allí y no ver el estadio, te dejaría con mal sabor de boca...
    Yo te recomiendo el tour que te hacen una visita por los lugares más importantes, me parece que nos costó 20 libras/persona. Entrar al estadio y visitarlo por tu cuenta no te dejan, ha de ser en visita guiada.
    Ahora, si piensas en ir a ver un partido, en eso no te puedo ayudar porque no sé cómo se pueden sacar las entradas (aunque echa un vistazo en su página web: http://www.liverpoolfc.tv/tickets/ticket-prices) puede que sea una buena opción combinado con el museo.
    Además, los días de partido no se hacen visitas guiadas...
    Bueno espero haberte ayudado algo. Si necesitas cualquier otra cosa, por aquí estaremos.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  17. eso le pasa por dejar Liverpool por el Chelsea. Ay el dinero! en Liverpool era un héroe y en Londres, con perdón, no se come los mocos.
    Buena escapada!

    ResponderEliminar
  18. Llevas mucha razón Sergio... aunque yo no es que sea muy fan suya...
    Un saludo :)

    ResponderEliminar