Clicky

Visita a las Cuevas de Sorbas (Almería)

Hace unos años me acerqué con unas compañeras de trabajo unos días a Almería, a disfrutar del entorno natural del Cabo de Gata.

Tras recrearnos en las preciosas playas de la zona, hacer mi primer snorkel (temiendo por la integridad de mis pies debido a los numerosos erizos que había por la zona) y ver el hermoso paisaje del Cabo, nos comentaron en la oficina de turismo que existían unas cuevas en el entorno de Sorbas donde poder iniciarnos al mundo de la espeleología. A todas nos llamó la atención este lugar y decidimos acercarnos un día a probar nuestras habilidades haciendo algo diferente.

Y es que en las cercanías de esta población (Sorbas) cercana al encajonado río Aguas, se encuentra este extraño paraje inundado de cuevas kársticas de yesos formados en la época Terciaria. Estos pasadizos han sido modelados por la acción del agua de lluvia (escasa en Almería, eso sí) que durante milenios ha ido disolviendo el yeso sobre el que se infiltraba originando dolinas en superficie y cavidades subterráneas, en hasta siete niveles, llegando a representar el máximo ejemplo de karstificación en yeso del territorio español y uno de los más importantes a nivel mundial.

Se pueden realizar diversas rutas, en función de lo valiente que seas. Desde una ruta básica (apta para prácticamente todos los públicos), una ruta combinada (para personas con algo más de agilidad, en las que se pueden realizar gateras y pequeñas escaladas), una ruta didáctica (indicada para colegios), hasta una ruta técnica (para los más osados, donde se llega a emplear arnés y cuerda para rapelar unos metros). Nosotras optamos por la segunda de ellas y creo que fue una buena elección.

Espeleología en las Cuevas de Sorbas, Almería


Espeleología en las Cuevas de Sorbas, Almería

Al llegar allí te proporcionan un mono (nosotras llevábamos un bañador debajo), un casco con luz (ya que es la única luz con la que se cuenta en el interior de las cuevas) y unas botas de agua y, con ayuda de un monitor, vas introduciéndote en el maravilloso submundo de la zona. Entras por algunas grietas (no extremadamente grandes), te arrastras por estrechos pasos y caminas por cuevas medio inundadas de agua, todo ello mientras observas algunas zonas con estalactitas, estalagmitas o mientras ves el reflejo que la luz de los cascos produce en los cristales de yeso.

En un momento en el que la única compañía que teníamos era la de algunos murciélagos que colgaban del techo, apagamos las luces de nuestros cascos. En una total oscuridad, nos quedamos en silencio. Y ¿qué oíamos? Absolutamente nada. Un completo silencio.

Al salir de allí, estábamos encantadas. Había sido una experiencia distinta y muy enriquecedora, eso sí, no apta para claustrofóbicos.

Espeleología en las Cuevas de Sorbas, Almería
Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

16 comentarios:

  1. Tuvo que ser una experiencia única, aunque creo que no todo el mundo podría hacerla... Yo no sé si me atrevería, aunque no soy claustrofóbica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues un poco claustrofóbico si que parece, aunque merece la pena para sentir la experiencia del silencio pleno, debe ser increíble sobretodo en el mundo en el que vivimos. Que sitio más interesante para visitar en Almería, gracias por compartirlo que en la costa no todo es playa.
    ;)

    ResponderEliminar
  3. Helena surgiendo de las profundidades de la Tierra. interesante Almería (siglos ha que no voy allí). Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola a todos!

    - M.C. si no tienes claustrofobia no hay problema. Te lo digo yo, que soy un rato miedosa. Es... ¡algo distinto!

    - Carfot, lo de estar a oscuras sin escuchar nada es una sensación única y, como dices, algo diferente que rompe la rutina de estar todo el día tirado en la playa (que también lo hicimos), jejeje

    - Viajero Impresionista, tus palabras me hacen sentir como una divinidad griega, jejeje

    - Óscar, ¡cada loco con su tema! Ya sabes que te trajimos algún pedrusco de esos que vimos por ahí :P (en el fondo siempre te tenemos presente)

    Un saludito a todos y muchas gracias por vuestros comentarios :D

    ResponderEliminar
  5. Valiente!! A mi las cuevas me dan un poco de claustrofobia, aún así estuve en varias, la última, la del Soplao, pero también Tito Bustillo y el año pasado las de Vall d´Uixó. En diciembre puede que vayamos a Palencia y tengo ganas de visitar la cueva de los franceses, pero no me atrevería como tu a ir en sitios tan bajos en los que tuviera que ir reptando. Qué yuyu!! XD

    ResponderEliminar
  6. Que chulada, nosotros cuando estuvimos por Cabo de Gata solo tuvimos tiempo para ver la costa y poco más, tenemos muchas ganas de volver por allí y esta ruta por las cuevas de Sorbas me la apunto del tirón :D

    Muy buena entrada, gran descubrimiento para mi con lo que me gustan estos sitios.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Artabria, la verdad es que a mí las cuevas en general me encantan y fíjate, las de Vall d'Uixó, que las tengo cerca, no las conozco.
    En Sorbas, quisimos hacer algo más aventurero, pero te aseguro que yo de valiente tengo bien poco, así que estoy convencida de tú también podrías. No te haces toda la ruta reptando, sólo algunos tramitos y el monitor es muy majo, hace la visita muy agradable y te ayuda en cuanto tienes algún problema (con mucha paciencia).

    José Carlos, ya seguí tus entradas sobre vuestra escapada a Almería... Nosotras en esta ocasión no estuvimos en la capital. Estoy segura de que esta visita os encantará, incluso podríais hacer la ruta técnica... ¡Ya contarás!

    ¡Un saludo chicos!

    ResponderEliminar
  8. Hola,

    La verdad que es genial tener sitios así en España, aunque en mi acso ... la verdad es que no le hecho mucha cuenta a lo increíbleque tenemos cerca de casa.

    Gracias por compartir.

    Alfonso.
    www.thewotme.com

    ResponderEliminar
  9. No conozco prácticamente nada de Almería y por lo que cuentas, creo que tendré que empezar a plantearme una escapadita por allí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. - Hola Alfonso, si que es cierto que en España tenemos sitios asombrosos. A mí me queda mucho que recorrer también por aquí... Un saludo :)

    - Hola María Teresa, pues yo, Almería es de lo poco que conozco de Andalucía y no será por no tenerle ganas a la zona... A ver si encuentro el momento de ir.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  11. Que chulada Helena!!

    A mi también me llama la atención la espeleologia, lo que pasa que me temo que yo seré de los claustrofóbicos..... ya me da no se que antes de empezar.... asi que lamentablemente no creo que sea lo mio, aunque quizá sea cuestión de probar!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Xipo!
    Eso según te veas tú... ¡Fíjate! A mí para saltar en paracaídas o hacer puenting no me pillarán, pero esto lo veo distinto. Supongo que irá más en los miedos de cada persona ¿no?
    Un saludo y gracias por pasar por aquí y animarte a comentar ;)

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que disfruté como una niña con el barro hasta las orejas!!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Helena !!

    Siento no haberte escrito antes, pero llevo unos días un poco "raro"...

    A mi me da un poco de cosa lo de la espeleología...pero vamos que seguro que si estoy ahí me meto de cabeza !! tiene que ser una experiencia única.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. - DAS, los pasamos como enanas ¿eh? El barro, el agua, los murciélagos... no se me ocurre nada mejor, jejeje

    - Hola Víctor, don't worry! Puede que de un poco de cosa, pero luego es muy divertido... Yo lo recomiendo, sin duda.

    Un saludo chicos :)

    ResponderEliminar