Clicky

Viaje a Malta y Pompeya. Segundo día en Malta (02/10/2011)

Ruta por los que pueden ser los templos megalíticos más espectaculares del mundo

Visita del Hipogeo de Hal Saflieni 

¡Hoy tocaba madrugar! Teníamos compradas de antemano las entradas para visitar el Hipogeo de Hal Saflieni a las 9:00 h y no podíamos permitirnos llegar tarde ya que nos hubiéramos quedado sin visitar uno de los sitios más especiales de Malta. Por este motivo nos habíamos propuesto salir del hotel a las 8:00 h, ¿quien sabe si nos perderíamos con el coche, si encontraríamos fácilmente el recinto o lo que nos costaría aparcar?

Hasta el momento en el que nos planteamos irnos de viaje a Malta, que empecé a informarme del país, yo creía que el observatorio astronómico de Stonehenge (en Inglaterra), era el conjunto megalítico más antiguo del planeta pues fue construido entre el 2800 y el 1600 a.C, pero no era así. Las islas de Malta cuentan con algunos templos que datan del 3600 a.C. que fueron levantados por una misteriosa civilización que desapareció repentinamente entorno al año 2500 a.C. cuando su cultura estaba en pleno apogeo. Una de las claves de esta civilización se esconde a once metros bajo tierra en el noreste de la isla de Malta: el hipogeo de Hal Saflieni, todo un enigma histórico, dotado de misteriosas galerías y estancias.

Como podéis intuir se trata de uno de los lugares de visita imprescindible de la isla, pues además está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El paso de gente está muy controlado, permitiendo un máximo de 80 personas al día para no deteriorar su conservación y controlando exhaustivamente su microclima: temperatura, humedad relativa y niveles de dióxido de carbono.

Paola, Malta
A la hora de entrada nos encontrábamos puntualmente en la puerta de acceso e incluso nos había dado tiempo a dar un pequeño paseo por Paola antes. Además resulta curioso que su exterior parece un edificio normal, nada hace presagiar que allí dentro se encuentre una de las maravillas del mundo prehistórico…

Tras dejar nuestras mochilas, cámaras y bolsos en una taquilla cerrada con llave pues está totalmente prohibido hacer fotos o vídeo, el guía (aunque más bien le denominaría vigilante) con el que realizaríamos la visita nos entregó una audioguía y tras observar una pequeña sala de exposición y una proyección para ponernos en situación respecto al contexto histórico, nos dispusimos a entrar al hipogeo propiamente dicho.


El hipogeo de Hal Saflieni de Malta
Todas las imágenes del Hipogeo están extraídas de la página web de Malta Heritage
Los hipogeos no son más que sepulcros subterráneos, lo sorprendente de éste es que se trata del legado de una civilización antiquísima, de la que no se sabe mucho, que supo moldear la piedra, convirtiéndolo en el único templo subterráneo prehistórico conocido hasta la fecha. Está dividido en tres niveles: el superior (3600-3300 a.C.), el nivel medio (3300-3000 a.C.) y el inferior (3150-2500 a.C.) y se cree que en su interior pudieron ser enterradas unas siete mil personas.
 
La sala más conocida y famosa del recinto es la conocida como Sancto Sanctorum, cuyo falso techo proporciona una idea de cómo debieron ser los techos de las construcciones megalíticas efectuadas en el exterior.

El hipogeo de Hal Saflieni de Malta

Otro lugar que llama la atención es la sala del oráculo, donde aparecen pinturas y símbolos, como hexágonos y espirales en color rojo y negro. A través de uno de los agujeros de la pared se cree que una persona hablaba o realizaba cánticos en su particular idioma retumbando por las distintas habitaciones del hipogeo (debido a las condiciones acústicas de las salas) en particulares rituales de enterramiento.

El hipogeo de Hal Saflieni de Malta

El hipogeo de Hal Saflieni de Malta
En el fondo de un foso se encontró a la famosa “dama durmiente” (“The Sleeping Lady”), una estatuilla que sugiere la práctica de una religión matriarcal, y que actualmente se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de La Valletta.

Al finalizar la visita que dura exactamente un a hora, nos habíamos acercado algo más a una civilización de la que poco se sabe y que desapareció enigmáticamente…

Visitando Tarxien

Pero éste sería sólo el primero de los pasos que nos acercarían a esa cultura ese día… Cerca de allí, nos esperaba otro templo megalítico: Tarxien. Como teníamos el coche bien aparcado decidimos acercarnos a pie a visitar estos templos. No es que estén muy bien señalizados (para ir andando) pero preguntando llegamos sin problemas.

Están datados entre los años 3600 y 2500 a.C. y constan de cuatro estructuras megalíticas. Su fama estriba en las esculturas allí halladas así como en sus relieves de animales, dibujos en espiral y motivos punteados.

Mapa de Tarxien, Malta

Al acceder al templo, en las cercanías de su pórtico de entrada, se pueden ver en el suelo pequeñas esferas de piedra que eran utilizadas para transportar los grandes bloques, tal y como nos habían explicado anteriormente en el Hipogeo. Se cree además que en este santuario se llevaban a cabo sacrificios rituales de animales, ya que se en su interior se encontraron huesos de animales y bajo el reconstruido pórtico de entrada se puede observar una losa con dos agujeros (protegidos con un cristal) en los que se colocaba un poste al que se amarraban estos animales.

Tarxien, Malta

Al acceder al templo se puede observar la réplica de una estatua que, pese a que actualmente se conserva únicamente su mitad inferior, debió ser bastante grande (entorno a 2 metros) y se piensa que representaba a una diosa de la fertilidad. La que se muestra en el recinto es una réplica y el original se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de la Valletta.

Tarxien, Malta

En la zona se pueden observar numerosas réplicas de bloques con los laterales laboriosamente tallados con formas espirales, así como nichos y altares, cuyos originales se encuentran también en el Museo de la Valletta. 

Tarxien, Malta

Tarxien, Malta

Una de las cosas que me llamaron la atención fue una especie de marmita que parecía sacada de un cómic de Asterix… pero si algo hacen famosos estos templos son los grabados que existen en uno de sus paramentos, que representan a un toro y a una cerda amamantando a sus lechones, aunque nosotras no los encontramos…

En la parte final del recorrido se hallan los restos del templo primigenio, el más antiguo y apenas conservado. Y es que este lugar fue durante mucho tiempo empleado como tierra de cultivo y muchas de las piedras que formaban las distintas estructuras fueron gravemente dañadas. De hecho, su existencia salió a la luz a principios del siglo XX al advertir unos agricultores la existencia de algunas piedras con extraños grabados.

Disfrutando del color del mar de Malta. Navegando en la gruta azul

Tras ver esta parte del templo cogimos de nuevo el coche para poner rumbo hacia Weid Iz-Zurrieq la pequeña villa desde la que salen las barcas para visitar la famosa Gruta Azul. Pero antes hicimos un alto en el camino en un mirador desde el que se puede observar el enorme arco excavado por la erosión del mar y el viento a lo largo de los años.

Gruta azul, Malta

Al llegar a la zona dejamos el coche en un gran aparcamiento, que la verdad es que estaba a tope de coches pero donde, gracias a la coordinación del guardacoches, aparcamos  (previo pago de 1 euro) sin mayores problemas. Desde allí hay que bajar a pie unos 500 metros para llegar al embarcadero. Tras sacar la entrada y meternos en la barca que nos indicaron comenzamos un recorrido por todas las grutas de la zona. En los 30 minutos de travesía, el barquero nos iba comentando los nombres de las distintas grutas, los corales que se advertían, la similitud de alguna estalagtita con formas animales, la profundidad del agua en cada una de ellas e incluso nos dijo que introdujéramos la mano en el agua en una de las grutas para contemplar cómo adquiría un tono fluorescente… No sé explicar con palabras la bonita tonalidad que toma el agua en esta zona, desde azul intenso, azul turquesa e incluso verdoso… Sin lugar a dudas, un paseo que me sorprendió mucho y me pareció realmente bonito.

Gruta azul, Malta

Y seguimos viendo templos megalíticos

Hagar Qim y Mnajdra

Tras este paréntesis en forma de naturaleza, continuamos nuestra ruta de templos megalíticos, dirigiendonos hacia Hagar Qim y Mnajdra.

La entrada a estos templos se compra de forma conjunta (aunque están incluidos en la Heritage Pass) y se ha de dejar el coche en un parking (previo pago también al guardacoches). La primera visita que hicimos fue al pequeño museo con el que cuentan estos templos, donde se pueden ver maquetas de los mismos, con representaciones de la iluminación que adquieren en los solsticios y equinoccios, representaciones de la forma de transporte de los megalitos, mediante las pequeñas piedras esféricas mencionadas anteriormente, así como una proyección informativa de los templos malteses.

Tras ello comenzamos la visita del primero de los templos: Hagar Qim.

Mapa de Hagar Qim

Al parecer este templo se construyó con piedras de gran tamaño, llegando a pesar alguna de ellas hasta 20 toneladas, sin embargo el hecho de haber utilizado piedra caliza en ese ambiente marino hace que su deterioro a día de hoy sea notable.  

Al atravesar el pórtico de entrada se suceden diversos ábsides a ambos lados del pasillo principal (que es lo único que se puede recorrer), a alguno de ellos se podía acceder a través de una especie de ventanal abierto en las placas de piedra.

A lo largo de los ábsides que podemos ver se encuentran reproducciones de alguno de los elementos que allí se encontraron como el pedestal de un altar ricamente decorado o dos pedestales para altares cuya tipología únicamente se ha encontrado en Hagar Qim y, aunque ya no hay rastro de ellas por allí puesto que fueron trasladadas al museo de la Valletta, en este templo se encontraron varias estatuillas del tipo “fat ladys”, entre las que se encuentra la famosa “Venus de Hagar Qim”.

Hagar Qim, Malta

Hagar Qim, Malta
Otra de las curiosidades a admirar de este templo es la oquedad denominada “el agujero del oráculo”, que es por donde entra luz solar en el solsticio de verano.

En nuestro recorrido pudimos advertir varios nichos del estilo de los que habíamos visto anteriormente en Tarxien.

Bordeando el templo por la parte posterior se distinguen restos de salas bastante deterioradas, para finalizar el recorrido viendo la piedra más grande del conjunto de templos megalíticos que se conservan en Malta (con sus 5,2 metros de altura).
Hagar Qim, Malta

Desde allí se obtienen unas bonitas vistas de la Isla de Filfla, una isla deshabitada, que fue usada como campo de prácticas de tiro por la armada británica durante su ocupación de la isla, pero que actualmente es una reserva para varias especies de animales (como aves o unas lagartijas autóctonas).

A través de un sendero se baja hasta los Templos de Mnajdra, a mi parecer, los más bonitos de todos, ya que el hecho de haber sido construidos con piedra caliza coralina ha propiciado su buen estado de conservación. Son 3 templos: el primero, el más antiguo de todos es anterior del 3600 a.C.,  el central data de 3600-3000 a.C., aunque el más impresionante (por lo detallada de su decoración) es el inferior, de 3000-2500 a.C.

Mapa de Mnajdra

En el templo inferior se suceden absides, nichos, altares y ventanales de acceso a habitaciones, abundantemente decorados con puntos.

Mnajdra, Malta

Nuevamente aquí se puede observar el agujero del oráculo que conecta uno de los ábsides ovalados con una estancia posterior.

Mnajdra, Malta
Pero si algo hace famoso este templo es su relación con la astronomía, ya que la estructura se encuentra perfectamente ubicada para que el eje principal del templo se alinee con los rayos del sol en los equinoccios, mientras que en los solsticios éstos proyectan su luz sobre los nichos laterales.

El templo central fue ejecutado a unos 2 m de altura sobre el anterior para soslayar la pendiente de la colina sobre la que se sitúa. Lo más característico de esta construcción es su entrada pues a diferencia del resto de templos conformados mediante piedras formando un entramado de pilares y dintel, en éste la entrada se realiza mediante un ventanal (que actualmente está roto en su parte superior) que medía dos metros de altura. Su interior, aunque es sencillo tiene la mampostería muy bien conservada.

Mnajdra, Malta

Para finalizar la visita nos acercamos al templo primigenio, mucho más deteriorado que los anteriores.

Después tocaba lo peor: subir de nuevo la rampa bajo un sol de justicia, ya que eran justo las 14:00 h. Llegamos de nuevo a Hagar Qim, pero en lugar de salir por su interior decidimos bordearlo siguiendo un camino paralelo a su vallado, y en la salida vimos un restaurante con muy buena pinta, así que decidimos quedarnos a comer allí. Unos macarrones, risotto, pescado y ensalada, en un restaurante muy pintoresco con música ambiental muy apropiada donde pudimos reponer fuerzas para seguir con la ruta ya de tarde.

Recorriendo el este de la isla

La fábrica de Playmobil

Fábrica de Playmobil en Malta
Era domingo y dudábamos que la fábrica de Playmobil estuviera abierta, aún así, como no había que desviarse mucho desde el camino hacia Marsaxlokk, decidimos acercarnos… Efectivamente la fábrica estaba cerrada (y por lo visto hay que hacer una reserva previa para visitarla), pero como tienen un parque infantil, la tienda y parque se encontraban abiertos y algún que otro regalito para los más pequeños (y los no tan pequeños) cayó…

Ghar Dalam

La siguiente parada fue la cueva de Ghar Dalam, un lugar muy importante ya que allí se descubrió la prueba más antigua de que el asentamiento humano en Malta tuvo lugar hace unos 7.400 años.

Ghar Dalam, Malta
Nos acercamos en primer lugar a la cueva, que aunque tiene 144 metros sólo se pueden visitar los 50 primeros. De los estratos inferiores de la cueva (con 500.000 años de antigüedad) se han extraído huesos fosilizados de elefantes enanos, hipopótamos, pequeños mamíferos y diversas aves. En otro estrato de 18.000 años de antigüedad se encontraron huesos de ciervos. Las capas superiores (de alrededor de 10.000 años de antigüedad) prueban la existencia de los primeros seres humanos en la isla.

En el museo se exhibe una gran colección de huesos de animales y se trata de hacer la visita más divulgativa mediante paneles informativos.

A mi modo de ver, éste es un sitio en del que se podría sacar mucho más provecho del que se extrae (a nivel informativo). En apariencia es un lugar muy interesante sin embargo se  podrían explicar mucho mejor las cosas, al entrar en la cueva estás totalmente perdido, aunque hay algún panel informativo, no recoge la importancia de los hallazgos allí obtenidos y en el museo, entras y sólo se ven huesos y mas huesos pero no se indica a qué animal podrían pertenecer, si son animales extinguidos, recreaciones, etc. En definitiva, se le podría sacar mucho más jugo con un simple folleto informativo.

Las poblaciones costeras de Marsaxlokk y Marsaskala

Ahora sí, pusimos rumbo a Marsaxlokk, un pequeño pueblo de pescadores con un pintoresco puerto repleto de las típicas barcas de pesca maltesas: las luzzus. Con sus alegres colores dan un aspecto muy bonito a la bahía. Aunque buscábamos por activa y pasiva alguna barca que contara con el típico ojo de Osiris, el dios egipcio que se toma como un símbolo de fortuna, ya que envía los malos espíritus al fondo del mar para que no puedan hacer daño a la embarcación ni a los pescadores, y que había leído que decoraban las barcas de esta población, no vimos ni una sola que contara con él… Al parecer, fueron los fenicios los que trajeron a Malta este tipo de embarcación protegida por el dios egipcio.

Marsaxlokk, Malta

Tras caminar por el paseo marítimo y llegar hasta el centro neurálgico del pueblo, La Pjazza Madonna ta' Pompei donde se encuentra iglesia de Nuestra Señora de Pompeya, la principal de la ciudad, nos sentamos en una de las numerosas terrazas que pueblan el puerto para tomar un cafetito y un pastel de manzana, que a mi hermana mayor se le había antojado y que, por cierto, estaba muy bueno.

Los domingos tiene lugar allí un mercado de marisco y pescado, pero cuando nosotras llegamos no quedaba ni rastro de él, debe ser por la mañana.

Rondaban ya las 17:45 h y pronto anochecería, pero nosotras aún queríamos visitar otra población costera: Marsaskala, así que cogimos de nuevo el coche y emprendimos el rumbo. Al llegar a la población, no había dios que aparcara en el centro, aunque dimos varias vueltas y nos metimos por diversas calles, finalmente aparcamos en el otro lado de la bahía y decidimos dar un paseo por el lado opuesto a la población, sobre la que estaba comenzando a anochecer (proporcionándole un valor añadido).

Desde el paseo marítimo por el que caminábamos había unas bonitas vistas de la bahía, repleta de embarcaciones y de algunos luzzus (y aquí sí pudimos ver el famoso ojo de Osiris) con la población al fondo.

Marsaskala, Malta

Se divisaba también la iglesia Parroquial de Santa Ana que, aunque comenzó a construirse en 1895 y llegó a tener bastante importancia, con los años quedó en el olvido y tuvieron que ser demolidas dos pequeñas torres por los riesgos de derrumbes en los que había sucumbido.

Marsaskala, Malta
En nuestro paseo llegamos hasta una especie de piscinitas, muy similares a las salinas que el día después veríamos en Gozo, aunque por más que lo he buscado a día de hoy sigo sin saber si tienen o no la misma función…

El sol se fue poniendo lentamente sobre la ciudad de Marsaskala y nosotras pusimos rumbo hacia el hotel. No era especialmente tarde, aproximadamente las 19:00 h, pero no habíamos dormido mucho y aunque no lo pareciera llevábamos un buen tute en el cuerpo, así que la ducha de rigor al finalizar el día era mucho más que necesaria.

Un paseo nocturno por Spinola Bay

Pero nuestro día no había acabado, ¡ni mucho menos! Tras ducharnos y descansar un poco el cuerpo, preguntamos en la recepción del hotel cómo de lejos estaba la zona de Spinola Bay (que tanta fama tiene) para ir a dar un paseo por allí y cenar… 45 minutos andando, nos dijeron y aunque nos dieron los número de autobuses y el lugar para tomarlos, mis hermanas son muy andarinas y nos hicieron ir (y volver) a patita…

Spinola Bay, MaltaLo malo es que llegamos a la zona cuando era hora punta de cena y estaban todos los restaurantes a tope. Pero… ¡qué ven mis ojos! Ahí hay una terraza con unas vistas impresionantes sobre la bahía con mesas libres… Cuando nos sentamos y abrimos la carta supimos por qué. No es que los platos fueran especialmente caros pero pedían un consumo mínimo de 14 euros por persona sólo en comida (bebida aparte)… Ya llegadas a ese punto, aceptamos, aunque he de decir que nos planteamos volver a los brazos de George, jejeje… Las cenas no estaban siendo nuestro punto fuerte en Malta.

El día había sido muy interesante en cuanto a visitas pero también un no parar, y tras el largo paseo de vuelta al hotel… dormimos como lirones.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

18 comentarios:

  1. El día os cundió cosa mala, se nota que teníais una buena independencia con haber alquilado el coche.

    Que rabia que no dejen hacer fotos en el Hipogeo de Hal Saflieni, se ve muy bonito por las que has cogido de la web.

    Me ha gustado mucho la zona costera y Marsaskala, un fin de jornada estupendo ;D

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Como siempre un relato muy completo.

    Respecto a la cena comentaré que el tartar de atún estaba buenísimo... lástima que tuvieramos que esperar a que lo pescaran!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola chicos!

    - José Carlos, es lo mejor de alquilar coche: la independencia. Sin lugar a dudas.
    Con respecto al hipogeo, la verdad es que al entrar te das cuenta de las estrictas medidas de conservación que tienen y no es para menos. Se ve que las pinturas de las paredes se han ido perdiendo del maltrato sufrido antes de la concienciación por su cuidado y eso es una pena. El no hacer fotos es un mal menor... aunque siempre te da rabia no poder llevarte el recuerdo, como dices...
    Los pueblecitos de pescadores son muy pintorescos y, aunque en sí no tengan nada, dar una vueltecilla por sus paseos marítimos siempre es agradable.
    Un saludo :)

    - Cintia, no me acordaba de lo que tardaron en servirnos la cena... otro punto más a favor favor del dichoso restaurante, jejeje. ¡Vaya tela!
    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  4. Completísimo relato Helena, como los que nos tienes acostumbrado!! La gruta azul me ha encantado. Lo que daría por bucear en esas aguas...
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Ya me dirás como lo haces para que los días te duren 30 horas porque hicistéis un montón de cosas y muy diferentes. Me encantan los pueblecitos de pescadores, huelen a mar y tradición.

    Muy buena etapa, un saludo !!!

    ResponderEliminar
  6. El país por lo visto está lleno de historia y de paisajes espectaculares. Viendo las fotos de la Gruta azul me daban ganas de zambullirme en ese mar turquesa. Creo que me encantaría Malta porque las ruinas, el paisaje y las cuevas son mis debilidades, jejeje. No veas todo lo que visteis en un día!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  7. - Fran, a mí, la gruta azul me gustó mucho. Yo no es que sea muy marítima, pero las tonalidades que tenía el agua allí de verdad que me sorprendieron y lo de meter la mano y verla fluorescente es algo muy curioso... Creo que a ti te gustaría mucho

    - Jajajaja, Carfot es que he hecho un pacto con Cronos... ¡que va! Ten en cuenta que la isla es pequeña y llegas a los sitios rápidamente y luego las visitas tampoco duran mucho...

    - Babyboom, no es que tenga paisajes espectaculares, de hecho es un país muy, muy árido... Pero esa misteriosa civilización y todas las culturas que pasaron por allí a posteriori le ha dejado un gran legado histórico y ¿qué te voy a contar a ti del Mediterráneo? La gruta azul es una maravilla...

    Un saludito a todos y muchas gracias por vuestros comentarios :D

    ResponderEliminar
  8. Menudo día más completito!! Me encanta!! Me recuerda un poquito a Menorca, llena de paisajes increíbles y de historias de civilizaciones antiguas.

    ResponderEliminar
  9. Hola Helena,

    Vaya día más completo. Me han encantado las visitas a los pueblitos de Marsaxlokk y Marsaskala, preciosos !! y también el paseo en barco por las grutas con el color azul turquesa de las aguas.
    Te quería preguntar, aunque hayas hecho el viaje en coche, crees que es posible hacer una ruta chula utilizando transporte público, es que lo de conducir por la izquierda...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. - Artabria, es algo lamentable pero... no conozco Baleares... La gente me ha hablado muy bien de Menorca en concreto, habrá que estudiarlo, jejeje.
    Me alegro de que te haya gustado el recorrido del día.
    Un saludo ;)

    - ¡Hola Víctor! El más chulo es Marsaxlokk, con Marsaskala coincidió que al llegar anocheciendo le daba más encanto pero me pareció una ciudad más "normal". Los colores del agua en la Blue Grotto, me impresionaron... No me lo esperaba tan bonito.
    Puedes llegar en autobús público a todos los lugares de interés turístico, lo único que no sé es cómo será su frecuencia. También dpende del número de días que vayas...
    Mira en esta página: http://www.visitmalta.com/public-transport?l=8.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. Siempre me interesó Malta y tenía la idea de que había muchas cosas que ver, pero desconocía que existiesen estructuras megalíticas de esa entidad. Intuyo, además, que se podría ver algo de buena geología por el camino. Muy buen relato. Quizá algún día...

    ResponderEliminar
  12. ¡Pues sí Óscar! Malta tiene todo un mundo de atracciones, jejeje. Y, si éstos son antiguos, en Gozo están los templos megalíticos más antiguos que se conservan en pie (ya estoy inmersa en su narración, en la siguiente etapa).
    A nivel geológico imagino que te hubiera gustado la cueva de Ghar Dalam o por lo menos yo me acordé de ti allí.
    Someday... ;)

    ResponderEliminar
  13. has hecho bien en visitar el Hipogeo, es un lugar espectacular al que no se le ocurre ir a mucha gente. La segunda vez que fui a Malta fue con la oficina de turismo y no me llevaron ahí. Cuánto cuesta la entrada actuamente?

    ResponderEliminar
  14. Hola Inés:

    Pues a mí me pareció un sitio indispensable en una visita a Malta. Además, con la audioguía, lo tienen muy bien montado y aprendes muchas cosas de esa antigua civilización.

    El precio ahora es de 20 euros/persona, aunque si se compra por internet hay una pequeña tasa (para el conjunto de las cuatro entradas subió 2,95 euros). La verdad es que con ese precio cuesta decidirse si ir o no, pero creo que la inversión merece la pena y por lo menos está muy cuidado (parece que el dinero no cae en saco roto)...

    Un saludo y gracias por tu comentario :)

    ResponderEliminar
  15. Interesantísima y muy completa visita. Es increíble el tute que te diste en 1 Dia, pero es que es así como hay que aprovechar las visitas. Me ha encantado el Hipogeo y, a pesar del precio que indicas, creo que merecerá la pena. La gruta azul, impresionante al igual que las construcciones del megalito. Conozco bien Irlanda y debe ser algo similar, aunque con mejor tiempo.
    Excelente reseña, ciudadana Helena.
    Jose Manuel Beltran

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por tus palabras, José Manuel.
    No conozco Irlanda, aunque me llama la atención desde hace tiempo...
    El hipogeo de Malta es espectacular y, como tú, opino que merece la pena la inversión.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Hola Helena,

    Pues había leído sobre la fábrica de playmobil, el blue Grotto y los pueblos Marsaxlokk y Marsaskala (que me parecen preciosos) pero no sobre el Hipogeo!! Aunque el precio no es nada barato tiene que ser muy interesante... He tomado nota para cuando visite Malta!! Hay tantos sitios por visitar... Pero bueno, con tiempo y una caña... :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anna!
      Pues a mí el hipogeo fue de los sitios que más me gustaron de nuestra visita. Así que, si algún día te plantas por allí, no te lo pierdas y pilla la entrada pronto que se agotan!!
      Un saludo y gracias por pasarte por aquí ;)

      Eliminar