Clicky

Viaje a Malta y Pompeya. Último día en Malta (04/10/2011) - La Valletta y las tres ciudades

Visitando la capital de Malta: la Valletta

Nuestro último día en Malta lo habíamos dejado reservado para su capital: la Valletta. Temprano por la mañana y con todos nuestros bártulos embutidos en el maletero del coche poníamos rumbo a la famosa ciudad, que también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una ciudad que con apenas 0,8 km² alberga a más de 6000 habitantes.

Aunque al meter las maletas en el coche nos esmeramos en taparlas, éstas se podían ver desde su exterior, así que decidimos ir al parking de pago que hay a la entrada de la ciudad. Un parking enorme, por cierto. Y ¡a comernos la ciudad!

Mapa de la Valletta, Malta
Imágen extraida de Hot-Map
Bordeamos la estación de autobuses y llegamos a la Fuente Triton. Apenas había gente por allí y esto contrastaba en gran medida con la primera imagen que nos habíamos llevado de ella cuatro días antes, el día de la Notte Bianca. Atravesando la puerta principal del bastión que es esta ciudad, comenzamos a adentrarnos en su interior por la calle República.

La Valletta, MaltaEl día estaba bastante encapotado y daba la sensación de que en cualquier momento se pondría a llover por lo que acordamos empezar a pasear por sus calles hasta que comenzara a llover, momento en el que aprovecharíamos para entrar a sus museos y realizar visitas de interior.

En nuestro caminar nos saltaban al paso alguno de los múltiples palacios e iglesias que pueblan sus calles y podíamos ver las características balconadas de la ciudad, las esculturas de santos que incrustadas en hornacinas adornan muchas de sus esquinas y también alguna típica cabina roja (de su legado británico).

Al llegar a la plaza de los Grandes Maestres, giramos a nuestra izquierda para ver el Teatro Manoel, Nuestra Señora del Carmelo y St. Paul’s Cathedral, pero en ese momento comenzó a llover… ¡Uf! Parecía que la lluvia nos iba a respetar bien poco,  acabábamos de llegar y ya estaba dando guerra. Dimos media vuelta y nos dirigimos al Museo de Arqueología Nacional, un lugar imprescindible tras visitar los templos megalíticos con los que cuenta la isla los días previos (entrada incluida también en la Heritage Pass). Y es que en este museo, ubicado en el antiguo “Auberge de Provence” se encuentran los objetos, esculturas y estatuillas hallados en los templos prehistóricos de las islas.

Los objetos estrella son, sin lugar a dudas, la escultura de de la "Sleeping Lady" del hipogeo Hal Saflieni, la “Venus de Malta” de Hagar Qim, los altares megalíticos de Tarxien (que como ya dijimos los que se muestran in situ son réplicas y poseen curiosos relieves de espirales y animales) y la mitad inferior de la enorme estatua tipo “fat lady” que se halló en los templos de Tarxien.

La Valletta, Malta

Pero no sólo cuenta con estos highlights, sino que la colección también cuenta con algunas estatuillas halladas en Skorba fechadas en una época previa a la del templo (entorno al 5200 a.C.), esquemas, reconstrucciones, paneles y explicaciones de los enigmáticos Cart Ruts. Todo un plantel de objetos que completa este pequeño pero indispensable museo.

Al acabar su visita no sólo no había parado de llover, sino que todavía llovía con más intensidad… Así que tras comprar unos paraguas en una tienda de souvenirs entramos a St. John’s Co-Cathedral. Al comprar la entrada te dan también una audioguía en español muy útil para recorrer la iglesia, aunque la misión era difícil por los numerosos grupos de turistas que había visitando la iglesia.

La Valletta, Malta

En cualquier caso se trata de un lugar con una larga historia ligada a la Orden de los Caballeros de Malta que, con el paso del tiempo, crearon allí una joya del barroco. En su nave central están enterrados muchos de esos caballeros llegando a existir unas 400 lápidas de mármol, que parecen un enlosado artesanal, decoradas con los escudos de armas de cada uno. También allí, aunque más recogido en una cripta, se encuentra la tumba del fundador de La Valletta, el Gran Maestre Jean Parisot de la Vallette.

La bóveda de la nave central cuenta con bonitos frescos de Mattia Preti (del siglo XVII) que narran la vida de San Juan Bautista. Una excesiva decoración adorna los paramentos y pilares, dejando pocos lugares libres de ornamentación.

La Valletta, Malta

Siguiendo las indicaciones de la audioguía fuimos recorriendo cada una de las ocho capillas destinadas a las distintas "langues" de la Orden de San Juan: la de Alemania, la de Italia, la de Francia, la de Provenza, la Anglo-Bávara, la de Auvernia, la de Aragón y la de Castilla, León y Portugal.

Sin embargo, el lugar más famoso de esta iglesia está en su museo donde se muestra una de las obras maestras de Caravaggio "La decapitación de San Juan Bautista", (que evidentemente no se puede fotografiar).

A la salida de la iglesia, y como no hay nada como comprar unos paraguas para que cese de llover, aunque seguía nublado, la lluvia nos daba un respiro… Así que continuamos nuestra ruta por “Merchants Street”, en dirección a la Colegiata de la Iglesia Parroquial del Naufragio de San Pablo, del siglo XVI.  Había leído que esta iglesia pasa desapercibida frente a la renombrada St. John pero que se trataba de una de las más bonitas de Malta. Y… ¡hombre! Es bonita, pero tampoco me pareció una maravilla. En su interior existen además dos reliquias de San Pablo: un hueso de su muñeca izquierda y un trozo del pilar sobre el que fue decapitado en Roma. También tiene algunas bonitas obras como el retablo de Matteo Perez d’Aleccio, el coro o la cúpula de Lorenzo Gafa y pinturas de Attilio Palombi, Giuseppe Cali y Melchiorre Gafa.  

La Valletta, MaltaSeguimos nuestra ruta por la calle de los mercaderes hacia el Fuerte de San Elmo. En nuestro camino nos cruzamos con el Markt Halle (que parecía abandonado), alguna que otra iglesia y la Old University. En esa calle podríamos haber girado hacia los Lower Barraca Gardens, sin embargo, seguimos hasta el fuerte de San Elmo, el principal bastión defensivo de la ciudad y que parecía estar cerrado. Muy cerca de allí estaba el  “Malta Experience”. Si hubiera continuado lloviendo quizás hubiéramos entrado a ver este documental pero queríamos aprovechar en medida de lo posible el respiro que nos estaba dando la lluvia y continuamos hacia el War Museum. Como éste estaba incluido en la Heritage Pass decidimos entrar a hacerle una visita rápida. 
A la salida hicimos unas cuantas fotos de las bonitas vistas que allí existen de la ciudad y continuamos nuestra marcha ascendiendo por Mint Street para girar después a la izquierda (en dirección a la Plaza de los Grandes Maestres) por la calle del arzobispo.

Podríamos haber entrado al Palacio, que actualmente es la sede de la presidencia y del parlamento maltés pero que durante más de 200 años fue la residencia del Gran Maestre (el jefe de la Orden de los Caballeros), y seguramente a mi me hubiera gustado (conociéndome como me conozco), pero decidimos continuar la marcha omitiendo esta visita y parar a tomar algo en un café de la cercana plaza de la biblioteca.

Tras descansar un poco y comprar algún souvenir (básicamente imanes de nevera), emprendimos la subida por la calle de los mercaderes pasando frente a St. James, el Palazzo Parisio, el albergue de Italia, Sta. Catalina y Nuestra Señora de las Victorias 

Bordeando el albergue de Castilla nos acercamos a los Upper Barraca Gardens. Estos jardines comenzaron siendo un parque privado de los Caballeros Italianos que residían en el cercano albergue en 1661. Dos siglos después se abrieron al público y durante la Segunda Guerra Mundial fueron prácticamente destruidos. Pero hoy en día es un lugar al que acuden multitud de turistas por las impresionantes vistas que existen del puerto, de la propia ciudad de La Valletta y de las tres ciudades: Senglea, Cospicua y Vittoriosa.

La Valletta, Malta

La Valletta, Malta

¿Qué ver en las tres ciudades? 

Tras ello regresamos al coche y nos dirigimos a las ciudades que habíamos divisado desde la capital.
Vittoriosa, Malta
Imágen extraida de PlanetWare


Llevábamos únicamente mapa de Vittoriosa, por lo que pensamos que se trataba de la más importante de las tres, así que allí fuimos en primer lugar. Además, llegamos casi sin darnos cuenta. Tras aparcar en la plaza principal (Vittoriosa Square) nos dispusimos a hacer un pequeño recorrido a pie.

Vittoriosa, Malta

En nuestro paseo pasamos frente a diversos albergues, el hospital de la orden, la Norman House y el Palacio Bishop.

Vittoriosa, Malta

El Palacio del Inquisidor estaba incluido el la Heritage Pass y entramos a verlo.

Este palacio albergó, durante sus cinco siglos de historia, a las personas más relevantes (o con más altos poderes) de la isla. Pero no fue construido con el propósito de albergar al Inquisidor. Su historia se remonta años antes, cuando en 1530 los Caballeros llegaron a Malta y se instalaron en Vittoriosa emplazando allí las cortes civiles de la Orden de San Juan. Con ese propósito continuó hasta que en 1571, y debido al asedio de 1565 por parte de los turcos, la Orden se trasladó a la Valetta.

Sin embargo el palacio no estuvo vacío por mucho tiempo pues en 1574 llegó a Malta  Pietro Dusina, el primer delegado apostólico (inquisidor) de las islas maltesas, y el Gran Maestre le cedió el palacio para residir. Los sucesivos inquisidores fueron realizándole cambios para adecuarlo a sus gustos.

Vittoriosa, Malta

Actualmente se está llevando a cabo una reconstrucción del mismo y además de unas zonas con exposición de materiales litúrgicos, se puede visitar la sala del tribunal, la prisión y la cocina que se encuentran completamente restauradas.

Vittoriosa, Malta


Vittoriosa, MaltaNuestra siguiente parada fue la Iglesia de San Lorenzo, una de las iglesias parroquiales más antiguas de Malta. En un principio era una iglesia conventual de la Orden de San Juan (antes de ser construida la Catedral de La Valetta) y el lugar en el que los caballeros celebraban las victorias contra los turcos. La construcción actual data del siglo XVII y se debe a Lorenzo Gafa, el más importante arquitecto barroco de Malta.

Para acabar nuestro paseo por allí  queríamos acceder a algún lugar desde el que obtener una buena panorámica de la Valletta, pero tras intentar acceder al Fuerte de Sant Angello, éste se encontraba vallado y las vistas desde el punto que estábamos no es que fueran ninguna maravilla…

Ya era mediodía y el hambre comenzaba a apretar, aún queríamos ver Senglea, pues Cospicua la habíamos atravesado antes con el coche y no nos había parecido nada del otro mundo, así que decidimos ir en aquella dirección buscando un restaurante en el que comer.  Al llegar aparcamos el coche en la zona donde se encuentra la iglesia, pero no nos motivaba demasiado. Parecía que a excepción de la iglesia poco más había que ver por allí y bares/restaurantes no parecía haber… A ver si metiéndonos más hacia el puerto encontramos algo. De nuevo al coche y para dentro… pues no, parecía que por allí no había nada y para más INRI, cuando nos disponíamos a irnos de allí, nos metemos por una calle y ¡estaba cortada! ¡Se ponen a hacer obras y ni un cartel indicativo! ¡Alucinante! Me tocó hacerme toda la calle marcha atrás y salir por la paralela en contradirección porque no había otra… Nos fuimos de allí medio mosqueadas.

Sólo había una cosa que me quedaba por ver: el “Fort Rinelli”. Pero cuando llegamos allí, parecía que estaba cerrado y aunque la puerta de entrada estaba abierta, esta vez mis acompañantes no me dejaron meterme…

Eran ya cerca de las 15:30 h y seguíamos sin comer. No sólo eso, es que además en esa zona de Malta no había restaurantes. Así que decidimos ir al aeropuerto que allí seguro que encontraríamos algo…

Tras poner gasolina, dejar el coche en el parking y dejar su llave en el buzón de Hertz, como nos habían indicado a nuestra llegada, buscamos un restaurante que quisiera atendernos, pues dadas las horas que eran no las teníamos todas con nosotras. Acabamos probando suerte en  un restaurante de estilo americano que nos atendió muy amablemente sin problemas y donde yo me tomé una de las mejores pizzas que he probado jamás.

Después de la comilona (a la que nos invitó una de mis hermanas, pues era su cumpleaños), facturamos maletas y pasamos el resto de tarde en el aeropuerto… Nuestros caminos se separaban. Mis hermanas volvían a España (con retraso) pero a Cintia y a mí aún nos quedaban dos días por tierras italianas. ¿Cómo se me daría la conducción italiana después de haber recorrido 4 días las islas maltesas conduciendo por la izquierda?

Poco tuve que esperar para comprobarlo... Llegamos a eso de las 22:00 h al aeropuerto de Bari, donde cogimos el pequeño coche (un cinquecento) con el que nos trasladaríamos hacia la zona de Pompeya (que se encuentra a unas tres horas en coche); aunque por no pegarnos el palizón de coche después de los días que llevábamos y el cansancio acumulado, paramos a dos horas de camino: en Grottaminarda (a la que llegamos cerca de las 24:00 h). El dueño del hotel Regina di Saba, donde nos alojaríamos esa noche, aguardaba pacientemente nuestra llegada en la terraza... ¡Pobre! El día siguiente le hicimos levantarse a las 7:00 h para prepararnos el desayuno.

En fin, ya era hora de descansar. El día siguiente empezaba nuestra ruta de ruinas romanas.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

22 comentarios:

  1. Gran artículo.
    Estuve en Malta hace casi dos años y fue una agradabilísima sorpresa. Las Tres Ciudades, además, son una de las zonas que conservan mejor el carácter de la isla (más aún en enero como fui yo) y fue un placer recorrerlas al atardecer con la vista de La Valetta iluminada al fondo.
    Por cierto, también es curioso el pasear junto a la Marina de Vittoriosa frente a los pedazo de yates amarrados allí.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrada Helena, me encantan este tipo de ciudades pequeñas y de calles apretadas..Veo que tiene mucho que ver.. Y el ir en coche es un acierto ya que la autonomía que te ofrece no tiene precio!
    Saludos
    Fran Soler

    ResponderEliminar
  3. - Hola Rubén, me he alegrado mucho al ver tu comentario.
    La verdad es que a mi me encantó Vittoriosa, tiene un aire antiguo muy bonito y está llena de rincones con mucho encanto. Ver anochecer desde allí debe ser también único. Te diría que, como ciudad, fue la que más me gustó de las islas.
    Por la zona de los yates también pasamos. La verdad es que le traía un aire (en pequeño) a la costa de la Provenza Francesa, jejeje

    - Hola Fran, veo que sigues con problemas para comentar ¿no te funciona con Nombre y URL? Bueno, este blogger cada día está más loco...
    Yo creo que estas ciudades te gustarían. Llevas mucha razón con lo del coche, puedes hacer y deshacer a tu antojo según las apetencias del momento y te da total independencia. Muy recomendable.

    ¡Un saludo chicos! Y muchas gracias por pasar por aquí y animaros a comentar :D

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho descubrir tu blog viajero, y leer tu estupenda entrada sobre Malta me ha hecho recordar mi viaje por alli, aunque en Malta estuve sólo unas horas, dentro de un circuito por el Mediterráneo, pero me gustó y me sorprendió muy gratamente, tengo muy buen recuerdo de este lugar. Un saludito y me he hecho seguidora tuya para seguir leyendo más sobre tus viajes, ya que a mi también me apasionan,

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Nieves! Muchas gracias por pasar por aquí y por dejar un comentario.
    Imagino que en ese tipo de cruceros te da tiempo a recorrer la Valletta que, exceptuando los templos megalíticos, realmente es de lo mejor de la isla... Pero si algún día te decides a volver para conocer más a fondo las islas y necesitas algo no dudes en comentármelo.
    Un saludito ;)

    ResponderEliminar
  6. Aprovechasteis bien el día, de eso no hay duda. Malta está llena de encanto, quiero ir!!! Pero eso ya te lo dije el otro día, no? jeje. Es que nos pones los dientes largos....XD

    ResponderEliminar
  7. Una jornada para aparcar el coche y recorrer toda la ciudad a pie, se agradece, así os tomaríais el día con mas calma de cara al día siguiente seguro que tuvisteis bastante movimiento :D

    Me quedo de la parte final con las vistas desde el mirador, muy bonito el lugar :)

    ResponderEliminar
  8. - Jejejeje... Artabria, pues ya sabes que eso tiene fácil solución. La verdad es que, aunque se nos quedó alguna cosita en el tintero, creo que al final le dimos un buen repaso a las islas

    - José Carlos, pues sí, que con eso de conducir al revés, parece que no, pero acabé con una tensión en los hombros de aupa... Aunque realmente no me dio tiempo a olvidarme del coche ya que por la noche me comí dos horas de Bari a Grottaminarda (una autopista bastante buena en ese tramo pero totalmente recta, no había ni una curva y con el cansancio que llevaba... menos mal que mi copiloto me hablaba)
    Como dices, las mejores vistas de la Valletta se obtienen desde ese mirador (los Upper Barraca Gardens) pero además esos jardines están muy bonitos y bien cuidados

    Un saludo chicos, :D

    ResponderEliminar
  9. Muy bonita La Valleta... Aunque me ha sorprendido y mucho su reducido tamaño!! Ciudades como esta supongo que se pueden ver bastante bien en un dia, no?

    Un saludo Helena!!

    ResponderEliminar
  10. Una completísima guía de la ciudad, lo de los paraguas es verdad, a mí también me ha pasado alguna vez, es comprarlo y parece matemático, deja de llover. Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola chicos!

    - Xipo, la isla es muy pequeñita así que su capital no podía ser de otra forma... Eso sí, gente hay a raudales, jejeje. Es ideal para ver en un día (incluso en menos), por eso es parada de crucero; nosotras estuvimos menos de una mañana :)

    Babyboom, si ese es el remedio para que no nos llueva durante una visita, ¡bienvenido sea! jejeje. Muchas gracias por pasarte por aquí, desde Costa Rica.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. un lugar con encanto propio, que la define de los demás.
    Turístico, y encima con esta guía puedes estar seguro que hay mucho por realizar.
    Me ha gustado el lugar como destino de viaje.

    ResponderEliminar
  13. Pues si que os cundió el día!! Como en casi todos nuestros viajes nos acompaña la lluvia, en nuestra maleta nunca falta el chubasquero! jejeje Pero quizá sea más útil comprar un paraguas para que deje de llover como os pasó a vosotras, jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Oh, qué bonito es la Valletta! Cuando fui a Malta, lo hice un poco a ciegas y sin saber qué esperar, y me llevé una sorpresa gigante :D Lo que más me gustó fue sin duda Vittoriosa. Sólo hay que ver tus fotos, ¡qué callejuelas! :D

    ResponderEliminar
  15. - Comparadores de vuelos, me alegro de que te haya guustado Malta como destino. Lo cierto es que a mi no me importaría volver a la Valletta en un crucerito...

    - M.C. lo más gracioso es que nosotras llevábamos paraguas y chubasqueros, pero bien tapados y escondiditos en el maletero del coche... No sé en qué estábamos pensando, porque además el resto de días sí los habíamos llevado a mano. ¡Pero oye! Prefiero que se cumpla la ley de Murphy y que pare de llover por comprar otro paraguas, jejeje

    - ¡Hola Carmen! Ya estás de vuelta por España, ¿no? Vuelves a casa por Navidad como el Almendro, jejeje.
    A mi también me encantó Vittoriosa, como dices, tiene unas callejuelas que son una auténtica maravilla.

    Un saludo a todos y muchas gracias por pasar por aquí y comentar :D

    ResponderEliminar
  16. Hola Helena,

    La Valletta y Vittoriosa parecen ciudades muy bonitas y que se pueden patear a pie. Espero poder conocerlas pronto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Víctor! Ya estais de vuelta del Caribe, ¿eh? Todo lo bueno se acaba, ¡snif!
    La verdad es que a nivel de ciudades, fue de lo que más me gustó de Malta y, como dices, ciudades para patear.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  18. Hola, PENSAMOS IR A MALTA CASI 6 NOCHES, RECORRERLA Y DISFRUTAR SUS PLAYAS Y AGUAS. ES MUCHO 6 O 7 DIAS PARA ESTAS ISLAS? VAMOS EN MAYO Y SOMO 4 ADULTOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra!
      Nosotras estuvimos 4 dias y nos falto 1 para bañarnos en la blue lagoon de Comino. Depende del plan que lleveis... Si pensais ir de playas no esta mal 6 o 7 dias. Aunque, yo no recuerdo muchas playas de arena, casi todo eran calas de piedra, que tambien son buenas para el baño.
      Un saludo y ya me contaras tu impresion del pais ;-)

      Eliminar
  19. preparé hace unos meses mi viaje a grecia con info de tu blog y ahora vuelvo a caer en él para preparar Malta. Te lo agradecí en su día y te agradezco de nuevo tu trabajo. Gracias por compartir tus experiencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliot, me alegro de que te sean útiles.
      Si te puedo ayudar en cualquier cosa, por aquí ando.
      Un saludo ;)

      Eliminar
  20. Que pena Helena que no te dejasen entrar en Fort Rinella, alli estamos recreando la historia, y está considerado en TripAdvisor como la mejor atracción de Malta. Asi que si vienes otra vez, no te lo pierdas, y tampoco la Salva en la Saluting Battery cada dia a las 12 del mediodia y a las 4 de la tarde. Esta está en los Upper Barrakka Gardens.
    Si vienes otra vez y te animas a ir a Fort Rinella, hazlo a las 2 de la tarde que es cuando empezamos el tour grande disparando rifles, un cañon, un show con caballos, etc.

    ResponderEliminar