Islandia. Excursión a Landmannalaugar

Comenzaba un nuevo día en Islandia. Nos levantamos, de nuevo temprano, pero esta vez en el camping de Hella. Segunda noche de camping superada. Tras desayunar en la zona común (una de las más completas que encontramos), asearnos y recoger la tienda de campaña, pues la siguiente noche la pasaríamos en hotel, salimos al parking donde habíamos quedado con la gente de Islandia360 que nos recogería para realizar la excursión a Landmannalaugar. 

Y es que, leas el diario de viaje a Islandia que leas en internet, Landmannalaugar es siempre una parada obligatoria, así que por algo será… Una de las maravillas de la isla que se quedan grabadas en la retina de cualquiera que la visite.

Pero tal y como os avancé en el capítulo de preparativos, al ser un lugar del interior de la isla no existe un camino de acceso acondicionado para todo tipo de vehículos, sino que únicamente se puede llegar allí a través de carreteras F, es decir, únicamente accesibles para 4x4 (y recordad que si ocurre cualquier cosa en ellas, el seguro normalmente no cubre su reparación).

Nosotras, sopesando los pros y los contras, finalmente nos decantamos por alquilar un turismo convencional y realizar las excursiones al interior de la isla mediante agencias de viaje autorizadas. Así que, tras pedir varios presupuestos, nos decantamos por hacer la excursión de un día a Landmannalaugar con Islandia360, una empresa que no nos puso ninguna pega en recogernos en Hella, hacía el tour en español, amoldándose a lo que nosotras les habíamos solicitado (huelga decir que no somos expertas montañeras y no queríamos dejarnos el hígado haciendo un trekking por la zona, pero sí queríamos llevarnos una impresión general y contemplar los sitios más bonitos y llamativos) y que también incluían la comida.

Nota: existe la opción de coger un autobús de línea (Reykjavík Excursions) para acceder a la zona pero has de amoldar tu planning a sus horarios y llevar cuidado de no perder el de vuelta, con lo que tampoco te queda mucho tiempo para disfrutar de la estancia por allí.

Un poco más tarde de las 9:00 h estábamos ya montadas en el coche, de camino a una de las zonas más famosas de Islandia.

Esquema gráfico del área de Landmannalaugar

El tour estaba preparado para realizar el camino de ida por una carretera y la vuelta por otra, de forma que nos lleváramos una visión de ambas y pudiéramos juzgar cuál de ellas era mejor o más bonita. Nuestra ruta de ida transcurrió en principio por carretera de asfalto (la 1 y después la 26), que más tarde pasó a ser de gravilla, hasta que se transformó en una “F” (F225).

Avistando el Volcán Hekla

Ya en la carretera 26, el Hekla, el volcán más famoso e históricamente activo de Islandia, nos recibía de nuevo al descubierto, sin una nube un su cima. Tal es su actividad y peligrosidad que localmente se le conoce como “las puertas del infierno”.

Volcán Hekla

La verdad es que no es el típico volcán en el que estalla el cono volcánico con su cráter circular, sino que expulsa lava a través de una fisura o grieta que se abre paso a lo largo de 4 km a cada lado del volcán creando lo que se conoce como una erupción de fisura. Esa grieta nos vuelve a llevar a la dorsal mesoatlántica, de la que ya os hablé en la entrada de Pingvellir...

Volcán Hekla

Se cree además que pronto habrá una nueva erupción de este volcán, ya que las últimas han ocurrido en el año 2000, en 1991 y 1981… ¡Ya toca!

De camino a Landmannalaugar 

Pero no sólo pudimos contemplar el Hekla, mientras nos acercábamos a Landmannalaugar la carretera esquivaba diversos volcanes que salían a nuestro paso.

El paisaje cambiaba completamente conforme nos introducíamos en el interior de la isla. Pasamos de una zona relativamente verde, con algo de vegetación, al negro total…

Camino a Landmannalaugar. Volcán Hekla

De repente, la carretera comenzaba a discurrir entre antiguas coladas de lava, en las que ya había comenzado a surgir vida y un musgo cubría su superficie. Al parecer hace unos años declararon este musgo como especie en protección, porque, al igual que ocurre con los corales marinos, tarda muchos años en aparecer y crecer. Así pues, cuanto más musgo o líquenes tenga una colada de lava, más antigua es. Para mí eran cosas totalmente nuevas, había visto rocas volcánicas antes, pero nunca musgo sobre ellas… Cada cierto tiempo, le pedíamos a Xavi, nuestro guía, que hiciera una pequeña parada para descubrir todas estas novedades.

Camino a Landmannalaugar. Coladas de lava

Llegó el momento de nuestro primer vadeo de río. Xavi nos explicó la forma de efectuar un vadeo, aunque lo cierto es que ese primero no era extremadamente difícil (días después, en Askja, sí que hicimos vadeos bastante más complicados): mirar el fondo, ver por dónde acometer el vadeo y tratar de ir despacio para no generar una ola pero dándole gas de forma constante al coche. En vadeos más importantes, se suele seguir la técnica de la V que, con las premisas anteriores recomienda entrar también ligeramente a contracorriente.

Camino a Landmannalaugar

Camino a Landmannalaugar

Primera parada: Ljótipollur

Hasta que por fin, tras aproximadamente una hora y cuarto o y media, llegábamos a nuestra primera parada oficial. En el punto en el que intersectan la Fjallabaksleið (la F208) y la Landmannaleið (la F225) comienza una pequeña ruta que da ascenso a uno de los lugares que más me gustó del día: Ljótipollur, “el lago feo”.

Intersección de F208 y F225. Ascensión a Ljótipollur

Al parecer este hermoso cráter, que cuenta con una laguna en su interior de aproximadamente 45 hectáreas, se formó en 1480 a partir de una erupción explosiva parte del sistema volcánico Veiðivötn, y según se dice, la actividad geotermal que allí había en sus comienzos proporcionaba una turbidez a sus aguas que le hizo cargar con el lastre de ser llamado “lago feo”. A mi modo de ver, totalmente irónico, dado el aspecto que hoy en día tiene.

Tras una pequeña caminata y ascenso, en la que era imposible no hacer paradas cada pocos metros para admirar y fotografiar los alrededores, llegamos a la cima del cráter. Sus paredes de intenso color rojizo y el bonito lago de agua azul dejan sin habla. Nos contó Xavi que aunque no es un lago extremadamente profundo, pues cuenta con aproximadamente 14 metros, sí es un lugar frecuentado por los pescadores… Yo, viendo la bajada y subidita, me lo tendría que pensar dos veces para ir a pescar allí, jejeje

Ljótipollur

Pero si impresionante es el lago, quizás más aún lo es echar la vista atrás y descubrir su entorno. Pues se descubren unos impresionantes lagos y ríos (como el Frostastaðavatn y Jökulgilskvísl) y tres campos de lava diferente (Námshraun, Norðurnámshraun y Frostastaðahraun).

Vistas desde Ljótipollur

Descenso de Ljótipollur

Tras quedarnos un rato embelesados en aquel impresionante lugar, emprendimos el camino de regreso hacia el punto en el que habíamos dejado el coche.

Descenso de Ljótipollur

Llegamos a Lanmannalaugar

Conforme nos acercábamos en el coche a Landmannalaugar, el paisaje se hacía cada vez más bonito. Dejamos a la derecha el lago Fróstrastaðavatn, también muy visitado por pescadores y, bordeando diversos cráteres, pasando al lado del Jökulgilskvísl y realizando un nuevo vadeo, llegamos finalmente al área de acampada y aparcamiento de Landmannalaugar.

Camping de Landmannalaugar

¿Qué es exactamente Landmannalaugar?

Pues simplemente es una pequeña región del Parque Natural de Fjallabak, que es una gran reserva que abarca cerca de 47.000 hectáreas de las inhóspitas tierras altas del interior de Islandia. Se trata de un área esculpida por la intensa actividad volcánica de la zona, repleta de campos de lava y montañas de muy diversos colores y tonalidades, cumplimentada con valles, ríos y lagos.

Landmannalaugar. Montañas Barmur

Y pese a que Landmannalaugar es sólo ocupa una pequeña porción de ese Parque Natural, tiene un gran interés geológico y una belleza paisajística excepcional. Creo que jamás en la vida he visto paisajes con tantas y tan diferentes tonalidades de colores: negro, azul, ocre, marrones, verdes, blanco… matices producidos por la lava, la riolita, los lagos y la nieve que se acumulan por sus alrededores.

¿Qué se puede hacer en Landmannalaugar?

Pues como en todo, depende de la cantidad de tiempo que se quiera invertir en la zona y de tu estado físico.
Senderos en Landmannalaugar
Senderos en Landmannalaugar
Si se dispone de tiempo (mínimo 5 días) el trekking hasta Þórsmörk es una de las rutas más famosas que discurren por al agreste interior de la isla. Incluso si se dispone de uno o dos días más es posible continuarlo hasta Skógar.

Sin embargo, si por el contrario, el tiempo es un factor limitante y sólo se dispone de unas horas para descubrir la zona, son diversas también las rutas de senderismo que se pueden trazar allí.

El sendero a través de la colada de lava de Laugahraun es uno de los más famosos y populares entre la gente que carece de mucho tiempo o que no cuente con una gran forma física… Os podéis imaginar que éste fue por el que nos decantamos nosotras.

Laugahraun con las montañas Suðurnámur al fondo

La primera parte del camino a través de esta colada de lava puede servir de calentamiento para aquellos que se quieran aventurar a ascender a la cumbre del Brennisteinsalda, una colina muy fácilmente reconocible por sus laderas cubiertas de roja riolita y fumarolas y depósitos sulfurosos que atestiguan el calor que hay escondido bajo tierra. Si bien es cierto, que Xavi nos comentó que este ascenso y, quizás más, su posterior descenso son bastante complicados.

Laugahraun con Brennisteinsald al fondo

Una tercera variante desde el Laugahraun consiste en alcanzar la cima de la montaña Bláhnúkur que con sus 945 m de altitud destaca con un precioso pico azulado. Y aunque yo me quedé con ganas de subir a la cima, la verdad es que desde abajo se veía muy lejos y con un camino muy empinado…

Comienzo de sendero nº1 Landmannalaugar. Vistas de Bláhnúkur

El recorrido que hicimos nosotras, fue impresionante e imagino que cualquiera de las dos ascensiones deben serlo incluso más. Adentrándonos por el flanco norte, bordeamos la base del Bláhnúkur que en aquel tramo presentaba unas preciosas tonalidades verdes, caminamos a través de la garganta de Grænagil para después adentrarnos en el enorme campo de lava de Laugahraun, donde nos hicimos un hueco para comer. Es indescriptible, el hecho de caminar sobre semejantes piedras de lava solidificada y, miraras hacia donde miraras, sólo se veía eso, lava. Llegamos más tarde a los pies de Brennisteinsalda, respirando ese característico olor a huevos podridos por el azufre que emanaba de su interior y volvimos al punto de inicio por el otro costado de la colada de lava, a través de enormes bloques de obsidiana y divisando a lo lejos las bonitas montañas de Suðurnámur con unos preciosos contrastes de colores. Impresionante.

Comienzo de sendero nº1 Landmannalaugar. Valle verde

Brennisteinsalda

Montañas Suðurnámur

Al finalizar la ruta, de nuevo en el área de acampada, y aunque no nos apetecía en exceso, no podía faltar un baño en la poza donde confluyen dos corrientes: la de agua fría procedente de la nieve y la del agua caliente que mana bajo el campo de lava. Nos pusimos los bañadores en la zona común del camping y al agua patos. Sin duda, una forma excepcional de poner punto y final a nuestra jornada en Landmannalaugar.

Baño en Landmannalaugar

Al finalizar nuestro baño, nuestro guía Xavi, había estado investigando la forma de acceder a Haifoss, la catarata que se nos había quedado pendiente el día anterior y a la que a primera hora de la mañana le habíamos pedido que nos llevara. Así que subimos de nuevo al coche y emprendimos el regreso.

Aunque antes de salir de la zona de Landmannalaugar hicimos una pequeña parada en un mirador que nos despidió de la zona con unas preciosas vistas. Hacia una parte teníamos el lago Frostastaðavatn, en el que se veía perfectamente cómo se introducía en él la colada de lava Námshraun.

Lago Frostastaðavatn y colada de lava Námshraun

Hacia el otro lado se divisaba el campo de lava de Norðurnámshraun y la pequeña montaña volcánica de Stútur. Sin duda, unas hermosas vistas que nos despidieron de uno de los lugares claves e ineludibles de Islandia.

Montaña volcánica Stútur

Regreso de Landmannalaugar

El regreso lo hicimos por una carretera distinta a la que habíamos tomado a la ida, por la F208. Aunque te lleva a través de zonas prácticamente desiertas, negras y totalmente desoladas, la carretera no obliga a vadear ningún río, por lo que suele ser el modo de acceso para los visitantes que conduciendo su propio vehículo no quieren experimentar la sensación de cruzar un río con el coche.

Cerca del final de la 208 se han construido una serie de presas sobre el río Tungnaá que han generado una serie de embalses (de entre los más importantes está el Krókslón) y se ha creado una central hidroeléctrica para generar energía. Y por allí cerca nos acercamos a ver otra pequeña sorpresa islandesa en forma de cascada, la Tungnaárfellsfoss una potente cascada en el río Tungnaá. El viento comenzaba a hacer acto de presencia y no nos demoramos mucho en ella. Nos metimos en el coche y continuamos en dirección hacia Haifoss.

Tungnaárfellsfoss

Viendo la segunda catarata más alta de Islandia: Haifoss 

Desembocamos en la carretera 32 para después desviarnos por la 332 y tras recorrer unos 7,5 km por ella, una carretera infernal por la que seguramente el día anterior no nos hubiéramos aventurado a meternos, llegamos a un aparcamiento desde el que continuamos a pie para divisar las cataratas.

El río Fossa (un afluente del Thjorsa) descarga su agua desde una altura de 122 metros siendo ésta  la segunda cascada más alta de la isla. Aunque realmente había dos cascadas la Háifoss y la Grannifoss.

Háifoss y Grannifoss

Hacía un viento espantoso, un previo de lo que después veríamos que es bastante habitual en el país y no nos aventuramos a acercarnos mucho a los cortados para ver las cataratas, pero es impresionante cómo en mitad de la nada o de una aparente llanura de repente te encuentras con una de las cascadas más altas de Islandia.

Y con esta visita acabó nuestro día de tour. Nos acercaron de nuevo al camping de Hella, donde teníamos aparcado nuestro coche y, tras recogerlo, nos dirigimos al Hotel Hekla, donde teníamos previsto dormir esa siguiente noche.

El día había dado mucho de sí y estábamos encantadas con las visitas que habíamos realizado. Tocaba descansar un poco.


Postamigo
Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

22 comentarios:

  1. Chicas, aventura total !!

    Increíbles los parajes naturales de Islandia, volcanes, lagos, cascadas...

    Saludos.

    P.D. para tener una idea sobre cuánto os costó la excursión ?

    ResponderEliminar
  2. ARGGGGH, me pego cabezazos contra la pared sin parar!! Por mi mala cabeza e irme al norte de la isla me perdí esta maravilla!! Paisajes brutales que tendré que ver si vuelvo a esta maravillosa isla ( espero que sí). Geniales las fotos Helena y tu relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Islandia se merece un viaje "largo" de un mes o dos viajes...

      Eliminar
  3. Vaya paisajes!!! Yo quiero ir, yo quiero ir, yo quiero ir....jejej. Muy buena entrada ;-)

    ResponderEliminar
  4. Joder... que lugar... Es La Tierra en estado puro. No hay más que decir... La zona que visitasteis es excepcional. Que ganas de ir tengo...

    ResponderEliminar
  5. Viendo las fotos es normal que sea uno de los lugares de visita obligada cuando se viaja a Islandia. Es estremecedor!
    Feliz año 2013!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola a todos!

    - Víctor, la verdad es que es naturaleza en estado puro. Lagos, volcanes, lava, fumarolas,... ¡de vértigo! Este día fue uno de los que más me gustó a mí.
    La excursión nos salió por 170 euros/persona (en el capítulo de preparativos puse los precios). ¡Sí! Es lo de siempre, no es un país barato... pero no me arrepiento de haber hecho esta inversión

    - Fran, estoy segura de que el norte también te gustó (que a mí la zona de Myvatn me encantó)... Es que al final es lo que dice Víctor, Islandia da para estar como mínimo 15 días y hay que seleccionar... Me alegro de que te haya gustado la entrada

    - Artabria, sobre todo desde el "Lago Feo" las vistas me parecieron impresionantes. Era como estar en otro planeta. Precioso. ¡A ahorrar! jejeje

    - Víctor, es una zona increíble. Sobre todo por esas impresionantes montañas que se alzan con tantos colores y tonalidades. ¡Ya te digo! yo no sabía que había tantas tonalidades de marrón hasta llegar allí...

    - M. Teresa, un lugar para no perderse, sin duda. Aunque me quedé con ganas de subir a alguno de los picos que comento, el paseo por la colada de lava es de impresión.
    ¡Feliz año nuevo a ti también!

    Un saludo a todos y muchas gracias por pasaros por aquí :D

    ResponderEliminar
  7. Alucinantes las fotos. Me encanta el paisaje de Landmannalaugar. Estoy de acuerdo contigo, yo seguramente no hubiera alquilado el 4x4 todos los días que es bastante caro y además a veces es mejor que te lleven empresas que conocen el terreno que no aventurarte sin saber bien los caminos, no? ^^

    ResponderEliminar
  8. Sólo tengo una palabra: IMPRESIONANTE!!!! Espero que el volcán se espere a ponerse en erupción cuando yo haya estado allí, seguro que yo también me hubiera pensado bajar a pescar en el lago, pues buena soy yo para hacer caminatas innecesarias, jejejejeje. Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola chicas!

    - Isabel, fue una excursión espectacular... Después ya nos acostumbramos a ver lava y musgo por todas partes pero ese primer encuentro no lo olvidaremos.
    La excursión, como ves es cara, y aquí todavía me hubiera atrevido a meterme con yo con un 4x4, pero en la de Askja ni de coña... menudos vadeos!
    Pero no me arrepiento para nada, de hecho, estoy muy contenta con la gente de Islandia360. Fueron un encanto, de lo más barato que hay por ahí y en español. Nos acercaron a Haifoss sin poner ninguna pega. Fueron todo amabilidad y conocimos más la cultura e historia islandesa porque durante todo el trayecto fuimos hablando (lo de que sea en español no tiene precio)... Luego en el trekking te guían ellos que ya se lo conocen. Vamos, por mi parte genial y desde luego que los recomiendo.

    - Babyboom, ¡ay! Andar... no veas lo que me acordé de ti en el treking por el glaciar...
    Allí todo son volcanes. Nos decía Xavi que hay gente que va con la ilusión de ver uno estallar en directo. Nosotras también le dijimos que por nosotras no lo hicieran... sin prisas! De mí bien lejos, jejeje... aunque... tiene que ser toda una experiencia.

    Un besote chicas y gracias por vuestros comentarios y por compartir el post en las redes. :D

    ResponderEliminar
  10. Que pasada... que paisajes, que cascadas, que bonito todo Helena.
    Me ha chocado mucho, como a ti lo del musgo sobre la lava y que está protegido. Muy muy interesante Helena.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. A medida que vamos viendo más sobre Islandia, aparte de la envidia, vamos viendo que no es un destino para pocos días. Muchísimo paisaje, y actividades, un lugar que apetece.

    Buen 2013! Viajes y más!
    Un abrazo! :-)

    ResponderEliminar
  12. Wow Helena vaya paisajes, qué maravilla! y oye la excursión con el guía en español un puntito. No sé yo con el frío que me da el agua si me hubiese animado al baño, jaja, qué valiente (igual no hacé fresco, pero da la impresión que sí). Un día muy muy aprovechado, me tienes con los dientes largos, jeje. Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Entre los relatos de Fran y los tuyos me da la impresión que Islandia requiere bastante semanas para verla bien, porque todo lo que veo me gusta y casi cuesta prescindir de lugares :D

    Carmen no creo, pero yo ese baño en agua gélida me lo hubiera dado fijo jaja

    Saludotes!

    ResponderEliminar
  14. Fotazas! Me dan ganas de irme para allá ahora mismo... naturaleza en estado puro!! Que gracia lo del lago feo, si ese es el feo como serán los demás... jajaja! Y con bañito incluido y todo, que gozada!! :D

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola chicos!

    - Cool, lo de la lava es muy chocante. Si te fijas en la foto, lo que se ve gris que cubre las rocas es ese musgo... Es muy curioso. Al final la vida se abre paso incluso en los lugares más inhóspitos

    - Guisantes, la verdad es que sí. Por los horarios de vuelo que había, que sólo volaban en jueves, teníamos que elegir entre 7 o 14 días y no lo dudamos. Tiene mucho para ver y 7 días se nos hubieran quedado cortos...
    Muchas gracias chicos y ¡que este año sea incluso mejor que 2012!

    - Calíope, lo de hacer la excursión no sólo en español, sino con un español fue de lo mejor. Nos contó que llevaba 7 años viviendo allí y claro, te explica todo conociendo ambas culturas, la islandesa y la española.
    Los paisajes alucinantes y el agua estaba calentita. Lo único que había que pensarse era el hacer la caminata desde el vestuario hasta el lugar de baño, pero como veníamos del trekking yo estaba acalorá ya y no costó mucho, jejeje

    - José Carlos, sí, quizás sea lo que más cueste elegir qué ver y qué dejar fuera del planning porque todo llama la atención.
    Pero el agua del baño de allí es caliente. No cuesta nada entrar y quedarte allí un ratillo para relajar músculos después de la caminata, jejeje

    - Dany, creo que todos pensamos lo mismo respecto al lago feo, ¡menuda ironía! Y menudas vistas... De los lugares que más me gustaron de todo el viaje

    Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  16. Me parece increíble el paisaje... Es una pasada! Que ganas me entrar de irme de cabeza...

    Saludos desde http://yoadoroviajar.blogspot.com
    Trini.
    Por cierto vas a ir a Fitur? Cuento pasarme por la feria.

    ResponderEliminar
  17. Muy lindo Landmannalaugar!!

    Cuando viajé por Islandia no me adentré hacia esos parajes, pero no sabes las ganas con las que me quedé...

    Un abrazo y que os vaya bien!

    Aprovecho para presentar mi blog de viajes
    http://americadesuranorte.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!

    - Yo adoro viajar, la verdad es que es una pasada. A mí esta zona me gustó muchísimo.
    ¡Nos veremos entonces en Fitur! Si no pasa nada, yo tengo pensado ir también

    - Analu, siempre hay que dejar algo pendiente para un próximo viaje, ¿eh?
    Como decía por ahí arriba, lo difícil en Islandia es seleccionar qué ver y qué dejar fuera...
    Ahora pasaré a ver tu blog

    Un saludo y gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  19. Fascinante!, ... no sabes la envídia que me da leer artículos viajeros sobre Islandia, es un destino mágico, que estoy deseando conocer!!!.

    Un saludo! y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  20. Un lugar increíble. Solo pude asomarme y hacer un pequeño tramo porque viajaba con niños, pero mereció la pena. os dejo un enlace por si os interesa.

    http://blogdeviajesdepumuki.blogspot.com.es/2015/04/landmannalaugar-tierra-de-volcanes-y.html

    Saludos,
    GranPumuki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gran Pumuki,
      Mi mujer y yo estamos planificando un viaje para Julio de 2016, ya que hemos leído que la mejor época para ir en cuanto al tiempo, es en verano. Llevábamos idea de hacer este trekking tan maravilloso con nuestro bebe, que para entonces tendrá 1 año y 3 meses, pero por lo que he leído vosotros hicisteis un pequeño tramo. ¿No es posible hacer la ruta completa de 5 dias con niños?si no es posible hacerlo, nos plantearíamos cancelar el viaje puesto que no queremos perdernos tal espectáculo.

      Muchas gracias,
      Un saludo😉

      Eliminar