Visita de Villa Lucía y Laguardia con Thabuca

Después de nuestra visita a la bonita localidad de Labastida y nuestra primera inmersión en el mundo del vino de mano de las Bodegas LuisCañas, Thabuca había preparado una comida y una tarde-noche, también, de aupa.

El Centro Villa Lucía:

El siguiente lugar al que nos dirigimos fue al Centro Villa Lucía, donde degustaríamos una comida digna de los mejores paladares, con platos típicos de la comida vasco-riojana. 

Centro Villa Lucía en LaguardiaCentro Villa Lucía en Laguardia

Platos como mousse de foie con tostas y vinagreta de miel, bacalao ajoarriero, crema de verduras con virutas de chorizo, pimientos de piquillo rellenos de perretxikos, pencas rellenas de txancurro y unas buenísimas torrijas de postre, aderezados con los mejores vinos riojanos, hicieron que la hora de la comida se alargara hasta las 17:30 h de la tarde…

Comida en Centro Villa Lucía en LaguardiaComida en Centro Villa Lucía en LaguardiaComida en Centro Villa Lucía en LaguardiaComida en Centro Villa Lucía en Laguardia

Fue una lástima, pero yo no terminaba de encontrarme bien del estómago y la verdad es que hubo algunos platos que sólo pude probar, eso sí, eran todos espléndidos.   

Sin embargo, he de hacer una aclaración adicional ya que éste es un lugar donde se pueden realizar comidas de grupo (para negocios, reuniones, acontecimientos sociales,…) y otras celebraciones tales como bodas, bautizos, comuniones; pero no está abierto a personas que quieran comer allí de forma individual, aunque hay alternativas de sobra, como el propio restaurante del Hotel Villa de Laguardia (donde cenamos de maravilla la noche anterior) o el restaurante El Medoc Alavés, en el casco de la ciudad.

Al terminar la comida (algo tarde, pues terminamos a eso de las 18:00 h) entramos en el Museo de Villa Lucía, un centro de divulgación en el que se concentra y explica, mediante paneles, maquetas, representaciones, hologramas, todo lo relacionado con el mundo del vino.

Museo de Villa Lucía en LaguardiaMuseo de Villa Lucía en Laguardia

A través de una visita guiada, fuimos descubriendo desde las distintas tipologías de uva que se cultivan en la zona (tempranillo, mazuelo, garnacha, viura, graciano, etc.) las diferencias entre ellas y para qué vinos se emplea cada una, las principales enfermedades que pueden sufrir las vides (la filoxera, un insecto que necrosa la planta desde raíz, la araña roja, ataques por pájaros, hongos, el oidium o ceniza, la podredumbre gris,…) y la dificultad de controlar todas ellas; los distintos procesos de elaboración de vinos (llegando experimentar lo qué es una maceración carbónica en el interior de una barrica a través de una simulación); pudimos ver in-situ un arcón de diezmos del siglo XV; nos explicaron cómo se ejecutan las barricas, duela a duela, por parte de un maestro barriquero y la diferencia entre barricas de roble americano o francés (os daré una pista, la francesa es bastante más suave que la americana, y por ende bastante más cara); efectuamos catas virtuales de aromas, olores y colores, viendo el tipo de oxidación de cada tipología de vino, pues los vinos al oxidarse cambian de color (en los tintos, pasa de un color intenso y morado cuando son jóvenes a marrones cuando son grandes reservas, como desgastándose; en los blancos la curva de oxidación es la opuesta, se pasa de poco color a mucho, así un vino joven tendría tonalidades pastel, mientras que un vino viejo llegaría a tonalidades salmón). 

Museo de Villa Lucía en LaguardiaMuseo de Villa Lucía en Laguardia

Una visita la mar de interesante, de la que saqué algo en claro: el vino está para beberlo. Si se va dejando…, dejando…, dejando hasta una ocasión especial, cuando llega la ocasión, el vino se ha estropeado, pues cada uno tiene su punto idóneo. Así que ¡a beber vino se ha dicho!

Acabamos la visita a este centro temático viendo la proyección en 4D de la película “En tierra de sueños” que ha ganado varios premios en todo el mundo. De la mano de Vinfo, el duende del vino, recorrimos los más bellos rincones de la Rioja Alavesa, conocimos sus costumbres y modo de vida y salimos de allí, al igual que la protagonista del clip, viendo el mundo y la vida de una forma diferente.

Os dejo algunos datos prácticos por si queréis visitarlo:  

Horarios de visita:
  • Lunes: sólo grupos bajo reserva y según disponibilidad
  • Martes, miércoles, jueves y viernes: 11:00 h, 12:30 h, 17:00 h y 18:30 h
  • Sábados: 10:00 h, 11:00 h, 12:30 h, 17:00 h y 18:30 h
  • Domingos: 11:00 h y 12:30 h
Precio:
  • 5,5 euros – Película y visita al centro temático
  • 9,5 euros – Película, visita al centro temático y cata de degustación de 2 vinos con aperitivo

A las 20:00 h teníamos la visita de las bodegas el Fabulista en la localidad de Laguardia, pero aún teníamos algo de tiempo libre, por lo que todos en conjunto decidimos dedicar ese tiempo a dar un paseo y conocer los rincones más llamativos de Laguardia. Así que allá fuimos.

Un paseo por Laguardia:

Caminando desde el Centro Villa Lucía, pues la ciudad está amurallada y no se permite el tránsito de vehículos en su interior (y además, sólo se puede aparcar en las zonas indicadas), nos dirigimos hacia una de las cinco puertas de entrada a la ciudad.

La Puerta de las Carnicerías fue la que nos recibió en la ciudad. Y una bonita calle de estilo medieval nos hizo adentrarnos hasta la Plaza del Ayuntamiento o Plaza Mayor donde, tal y como indica su nombre, se encuentran el antiguo ayuntamiento (con un escudo imperial de Carlos V) y el actual ayuntamiento de la población mostrando orgulloso en su fachada el escudo de la villa.

Entrando a LaguardiaPlaza Mayor de Laguardia

Nos dejamos llevar por alguna de sus callejuelas, admirando los portales y escudos, que al igual que en Labastida, decoraban las fachadas de algunas casas, muchas de ellas, repletas de flores que daban un color muy bonito a las calles.

Finalmente llegamos a la Iglesia de Santa María de los Reyes que, dadas las horas que eran ya, estaba cerrada. Por lo que nos dedicamos a curiosear por sus alrededores. A un lado de la iglesia, una bonita plaza dedicada a Carlos Sáenz de Tejada invita al descanso o a admirar las curiosas esculturas allí dispuestas. De hecho yo me vi tentada a coger la maleta para comenzar una nueva aventura…

Iglesia de Santa María de los Reyes en LaguardiaPlaza a Carlos Sáenz de Tejada en Laguardia
Nota: La foto de la derecha está cedida por Callejeando por el Planeta

En el lado contrario a la iglesia, se abre una segunda plaza, con una gran torre, la Torre Abacial, que servía de defensa en el siglo XIII al pueblo.

Torre Abacial en LaguardiaCalles de Laguardia

Bajamos de nuevo, a la Plaza del Ayuntamiento, deteniéndonos antes en la Puerta de Páganos, completamente opuesta a la que nos había dado acceso, pues a las 20.00 h, salía el carillón del reloj de su fachada. Pero no llegamos a tiempo…

Plaza Mayor de Laguardia

Por si os interesa, los horarios en los que sale el carillón del reloj son:
  • De Octubre a Mayo: 12.00 h, 14.00 h, 17.00 h y 20.00 h
  • Junio a Septiembre: 12.00 h, 13.00 h, 14.00 h, 17.00 h, 20.00 h y 22.00 h

El tiempo apremiaba y debíamos acudir a nuestra última visita de la noche: las bodegas el Fabulista. Pero esa es otra historia que os detallaré en la próxima entrada.

Al salir de allí, un paseo nocturno por la iluminada ciudad, nos mostró una cara incluso más bonita de ella.

Iglesia de San Juan Bautista de Laguardia

Murallas de LaguardiaMurallas de Laguardia

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

22 comentarios:

  1. Mira que tiene buena pinta todo! Acabo de comer pero le hincaba el diente jejeje. La escultura esa te va que ni al pelo eh? :) Muy guapa ahí con la maleta!

    Lo del vino es cierto, que hay gente que los guarda ahí hasta el día de juicio y luego se pican y se quedan malos no, lo siguiente! (vamos, yo tampoco entiendo mucho de vinos pero conozco algún caso...).

    Y qué pena que no llegaráis a tiempo para oír el carillón, para la próxima!!

    Bueno nos vemos en Fitur!!!! Un abrazo Helena!

    ResponderEliminar
  2. Estupendo resumen de ese día Helena! Menuda jartada de comer y beber ese día eh? Me ha encantado recordar lo bien que lo pasamos!

    En cuanto a la maleta de la escultura, estaba destinada para ti, sin duda alguna! ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Genial la visita! A mi me encantó Laguardia... y además, tuvimos la suerte de subir a la torre Abacial gracias a Carol. Una lástima que no pudierais ver el pórtico de la Iglesia Santa María... una auténtica maravilla!

    En esa plaza, al final caemos todos con alguna foto jejejeje.. a mi me tocó con un zapato...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Explicado con todo lujo de detalles. ¡¡Me lo has hecho vivir de nuevo Helena!!
    Un beso,
    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Anda que saber los horarios del carrillón y guardártelo para tí solita ya te vale, jejejeje. Lástima que no lo pudimos ver en funcionamiento a pesar de que nos recorrimos a toda leche el pueblo, quién habrá programado el reloj!!!! La verdad que fue un placer compartir este viaje contigo ya que nos lo pasamos genial y gracias a Thabuca pudimos descubrir los encantos de Rioja Alavesa, habrá que volver!!! Un besote!!! ;-)

    ResponderEliminar
  6. La comida tiene una pinta fabulosa, mmmm ... Y además en La Guardia, que es para mí uno de los pueblos más bellos de España, de verdad... me parece fascinante!!

    Un abrazo desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

    Trini.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola chicos!

    - Aran, sobró comida por los 4 costados, pero estaba todo estupendo. Lo de la maleta fue gracioso porque llevábamos todo el viaje diciendo que me iba a cambiar el nick a "Mibotellayyo" (de la de vino que bebía), pero esa maleta me devolvió el norte, jejeje.
    Yo también soy de dejar el vino, a juntarme con la familia o con los amigos y tal, y es verdad que al final tenemos botellas del año de María Castaña que se echan a perder... ¡Nunca más!

    - Moonflower, de nuevo agradecerte a ti la atención que nos diste. Aún queda un post de este día, la visita al Fabulista que lo preparé próximamente...
    ¡No podía dejar esa maleta sin foto!

    - Víctor, la verdad es que se nos hizo bastante tarde con la comida, pero bueno, atardeciendo y de noche tiene mucho encanto la ciudad, y menos gente, porque la plaza mayor estaba a tope!
    Claro que sí, las esculturas de esa plaza están hechas para ti y para mí especialmente, jejeje

    - Pilar, muchas gracias por pasar por aquí. La verdad es que lo pasamos de maravilla. Fue un placer coincidir con vosotros

    - Babyboom, lo cierto es que los miré en su página web... jejeje
    Qué te voy a decir a ti del viaje, si lo pasamos de maravilla (y comimos como cerdos, jajaja) Eso sí, nos quedamos con ganas de más. A ver cuándo volvemos...

    - Yo adoro viajar, ¡vaya! No sabía yo que estaba entre tus favoritos. La verdad es que por el norte hay ciudades preciosas y se come de maravilla...

    ¡Un saludo a todos y muchas gracias por vuestros comentarios! :-D

    ResponderEliminar
  8. Espectacular esa comida vasco riojana y encantador La guardia. Ganas tengo de ir por esas tierras!! Saludos

    ResponderEliminar
  9. Jo vaya comilona, que pinta tiene todo... el año pasado estuvimos en Laguardia y me encantó, es un pueblo precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. De hecho, todo lo que no acabe con una buena comilona y un buen vino no tiene gracia. Esos de Thabuca se las saben todas!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. En este viaje encontraste tu maleta y tu botella, jeje. Ains, la comida tenía una pinta estupenda, pero como tu ese día,yo apenas podría probarla (maldita intolerancia alimentaria :-( )Laguardia parece preciosa!

    ResponderEliminar
  12. Si señora, me encanta el resumen de la visita a la bodega: el vino está para beberlo. Y lo dice alguien que tiene botellas muertas de risa esperando ocasiones especiales...

    ResponderEliminar
  13. Buf! Vaya pinta que tiene todo eso que muestras. A pesar de haber cenado ya me ha vuelto el apetito. Ese pueblo, La Guardia tienen que ser precioso, no lo conozco. Por cierto, excelentes fotos nocturnas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me paso hoy por tu blog para un reto: adivinar la ciudad...

    http://www.el-lobo-bobo.com/2013/02/adivina-adivinanza-2.html

    ResponderEliminar
  15. Hola, es muy bonita Labastida, nosotros la conocimos de paso en un viaje por la Rioja

    Te invito a que conozcas nuestro blog http://misviajesysensaciones.blogspot.com.es/

    Un saludo de Ramón y Belén

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola chicos! Ya estoy de vuelta de Fitur...

    - Fran, para tu blog gastronómico allí hubieras cubierto una buena serie de entradas, desde luego! Hay que ir, jejeje

    - Cool, la verdad es que es muy bonito. Me hubiera gustado verlo también de día, para poder ver las iglesias abiertas, pero bueno, habrá que volver algún día

    - María Teresa, ¿qué le vamos a enseñar a Thabuca? ¿eh? Que nos enseñaron preciosas ciudades y nos dieron a probar vinos buenísimos...

    - Artabria, la verdad es que estaba todo buenísimo y, con lo comilona que soy yo, me dio rabia no estar al 100% del estómago porque prácticamente no pude comer... En fin, otra vez será.

    - Isabel, yo creo que eso nos ha pasado a todos alguna vez... y llevan mucha razón, las cosas hay que tomarlas cuando toca!

    - Antonio, la verdad es que aparte de ser bonito, había mucha animación, mucha gente por la calle y en los bares...
    En cuanto a las fotos, las mías no tienen ni punto de comparación con las que haces tú ;)

    - Paco, a ver si doy con ella...

    - Mis viajes y sensaciones, entonces ya sabéis de lo que hablo, jejeje.
    Ahora pasaré por vuestro blog

    Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda, son fotones nocturnos... enhorabuena!!!

      Eliminar
  17. Menuda ruta más estupenda, siempre me han hablado genial de Laguardia, desde que Sele hizo allí su primera ponencia.

    Anda que os lo pasasteis de maravilla, nada más que hay que verte la cara :D

    Saludotes!

    ResponderEliminar
  18. Madre mía qué pintaza tiene la comida, ays qué penita tú con el estómago chungo :(
    Laguardia tiene una pinta fantástica y eso de que no haya tráfico rodado es un aliciente, debe ser una pasada pasear por sus calles, me lo apunto. Oye esa maleta está puesta ahí paranque te hicieses la foto, jajaja. Un besote :-)

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola chicos!

    - José Carlos, ¡sí! Me acuerdo de aquello y a mí también me llamaba la atención la ciudad.
    La verdad es que lo pasamos de maravilla, no nos podemos quejar, jejeje

    - Calíope, desde luego, una pena no haber podido comer todo lo que yo soy capaz, jejeje, pero bueno...
    La ciudad es muy bonita. Estaba a tope de gente. Y de noche, tenía un ambiente muy acogedor.
    La maleta me vino que ni pintada ;)

    Un saludo chicos y gracias por vuestros comentarios!!

    ResponderEliminar
  20. yo lo que veo y me transmite esta entrada es que OS PUSISTEIS LAS BOTAS... anda que no os cuidáis...

    ResponderEliminar