Recuerdos de Egipto: el día que me bañé en el Nilo

Hoy estaba pensando para mis adentros…Si tuviera que elegir un momento, una única experiencia de las que he vivido viajando, ¿cuál sería?

Sí, es una pregunta complicada. Cada viaje o escapada que se hace, incluso a poblaciones cercanas tiene su aquel y, a medida que pasan los años o en función del estado de ánimo en que uno mismo esté, se viven las cosas de diferente manera.

Pero, casi sin darme cuenta, me ha venido a la cabeza un recuerdo, un par de imágenes que aún conservo de mi paso allá en el año 1995 (cuando sólo tenía 13 añitos) por Egipto: el día en que me bañé en el Nilo.

Y es que, aún a día de hoy, si tuviera que elegir de entre todos los viajes que he hecho, uno, el que más me ha gustado o el que mejor recuerdo me ha dejado… escogería, sin lugar a dudas, Egipto. Mira que últimamente he hecho viajes que me han dejado fascinada (como mi reciente viaje a Islandia o nuestro roadtrip por Grecia Continental), sin embargo aquel país en su día me dejó sin habla. Ha llovido mucho desde entonces, las cosas han debido cambiar mucho, sin embargo aún tengo esa sensación de que algún día volveré…

Templo de Karnak, Egipto

No era el primer viaje que hacía fuera de España, pues un par de años antes mi padre, por su cuenta y riesgo se animó a llevarnos en coche a todos los hermanos a París. Una ciudad preciosa, a la que recientemente también tuve ocasión de volver en una escapada de fin de semana, pero al fin y al cabo una ciudad...

Egipto, por el contrario, supuso el choque cultural, pude ver con mis propios ojos y a esa corta edad una cultura totalmente diferente a la mía y quedé fascinada con esos enormes templos levantados tanto tiempo atrás y con toda su mitología... En ese momento, con 13 años, me di cuenta de que existía un mundo muy diferente al que yo conocía. Y quizás ahí nació mi afición por viajar.

Pero volviendo a ese recuerdo especial… Terminábamos de visitar el Mausoleo de Aga Khan, en Asuán, y nos dirigíamos hacia un poblado nubio, cuando nuestro guía nos dio la sorpresa de parar en una pequeña playita para tomar un baño en las aguas del Nilo. ¿Quién nos lo iba a decir?


Llevábamos un ratito bañándonos en sus aguas cuando mi padre me dijo: ¿ves aquella isla de allí? ¿Nos acercamos a explorarla? En aquel entonces, yo tenía un buen estado de forma, así que no lo dudé ni un segundo… Me encantaba cuando mi padre se ponía en plan "explorador"… parecía que en cuestión de minutos nos convertíamos en Indiana Jones y su joven ayudante. Allá que nos fuimos los dos y al poco nos plantábamos en la isla.

En una isla del Nilo, Egipto
¿Llegáis a vernos en la isla?
Estábamos por allí caminando, escalando las rocas, mirando el río y algún que otro remolino que se formaba… cuando de repente nos sorprendió un hombre a nuestras espaldas. No era de nuestro grupo, sin embargo era también español. Nos sonreímos los tres y nos dijo “Nunca se está solo” y, conforme vino, se zambulló de nuevo en las aguas y se marchó nadando hacia otra isla. Nosotros, por nuestra parte, también retornamos a la playa de la que habíamos salido.

Sin saberlo en aquel momento, esa pequeña aventurilla, se convirtió en uno de los recuerdos más nítidos de aquel viaje a Egipto.

En Edfu, Egipto


Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

30 comentarios:

  1. ¡Qué preciosa entrada! Me ha encantado tu forma de relatar el día que te bañaste en el Nilo. Ese momento te acompañará siempre. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Egipto!! que bonita experiencia ^_^
    Yo también se que volveré...necesito volver a ver esas maravillas!!

    Yo no estaba en buena forma cuando fui, así queno pude vivir tupequeña aventura ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué chulo! Yo no me bañé en mi viaje a Egipto, tendré que volver a reclamarme al guía esta experiencia que nos robó!! ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. enhorabuena por tu baño en esas aguas del nilo, un lugar con tanta historia y tan mitico

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco pude bañarme en mi viaje a Egipto! :-( La verdad es que mi guía era un tanto particular...
    Qué bueno que sigas recordando la experiencia a pesar de los años que han pasado.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola chicas (vaya, todo mujeres hasta ahora)!

    - Alicia, que razón llevas. Fíjate si ha llovido desde entonces y casi es de lo que más me acuerdo de allí. De eso y de entrar en Keops, que también me impresionó mucho

    - Akasha83, la verdad es que no sé si ahora sería capaz de llegar... no se ve muy lejos pero recuerdo haber estado un ratillo nadando, jejeje

    - Diario viaje Kiana, la verdad es que yo no sabía que ahora se seguía haciendo... Ha pasado tanto tiempo... A nosotros nos sorprendió el guía con esto porque el planning inicial no lo incluía

    - Alejandra, ahí estábamos cual cocodrilos del Nilo, jejeje. Todo una experiencia ;)

    - M.C. sí, hay cosas que no se olvidan... y Egipto a mí me encantó. Ahora veo las pocas fotos que tengo, con esa calidad (de las antiguas cámaras de carrete) y digo: tengo que volver aunque sólo sea para hacer más fotos como Dios manda, jejeje.
    Y fíjate, que mi padre ya tenía cámara de vídeo entonces y está todo perfectamente documentado.

    Un saludo a todas y gracias por vuestras palabras :-D

    ResponderEliminar
  7. Me encantan estos recuerdos viajeros... los que nos hicieron lo que ahora somos.
    Felicidades por tu experiencia y lo más importante, por no olvidarla y tenerla en tus pensamientos todavía.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Que momentazo! Yo también tengo muy buenos recuerdos de cuando viajaba con mis padres, y momentos como este que a priori no son los estelares del viaje como pueda ser ver las pirámides, son los que luego se te quedan grabados para siempre. Me ha molado mucho el post ;)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Guauuuu ya llovió, eh???
    Que bien viajar con los padres, a mí es una experiencia que me encantaba y que he retomado.
    Un saludo,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Que bonito recuerdo y que suerte haberte podido bañar en el Nilo. Toda una experiencia con 13 añitos!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Que bonita entrada y que recuerdos te traerán, la verdad que esos primeros viajes siempre se recuerdan como algo especial y si encima es a Egipto aún más.

    Me han gustado las fotos, que época nos tocó vivir, cuando echar una foto era casi un lujo, porque el carrete se gastaba en nada jeje

    ResponderEliminar
  12. Un recuerdo precioso! Todos tenemos momentos como ese, instantes que podrían no parecer gran cosa pero que se quedan con nosotros para siempre...

    Gracias por compartirlo ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Qué recuerdos, Helena. Yo miro con frecuencia mis fotos antiguas y la verdad es que me emocionan enormemente, pues reuerdas siempre los buenos momentos vividos.

    Que suerte ir a Egipto y que hayas elegido ese viaje como el preferido! Buena elección sin duda, aunque me mola ese que hiciste de Islandia, tal vez por su naturaleza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Esos pequeños detalles son los más grandes recuerdos de los viajes y lo que realmente queda.
    Veo que fue en Egipto donde descubriste tu pasión viajera, un buen lugar!.
    La última foto es muy entrañable, me encanta... con los papis!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Que maravilla verte con tu maleta, tus padres y tu viajando desde tan pequeña y a la Tierra de los Faraones!! No solo por el destino, sino por la maravillosa experiencia de compartirlo con tus padres.

    Un post genial.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola a todos!

    - Cool, la verdad es que hay cosas que no se olvidan... aunque en aquel entonces no le diera importancia, aún hoy me acuerdo de cómo apareció ese hombre de la nada... y nosotros pensando que éramos los únicos que habíamos llegado hasta allí, jejeje

    - Dany, sí, como dice la canción... aquellas pequeñas cosas. Aunque no te creas que de las pirámides me acuerdo muy bien también

    - Trini, ha llovido bastante, desde luego... bonitas experiencias de jóvenes, jejeje

    - Carol, fui muy afortunada, porque en aquel entonces el viajar a Egipto no era tan fácil y accesible como lo es ahora... El viaje costaba lo suyo. Tengo unos padres que valen millones, jejeje

    - José Carlos, lo de las fotos es un punto aparte... Recuerdo muy bien que había que seleccionar muy mucho en qué invertías una foto. Ahora las escaneas y se ven fatal y eso, que nosotros íbamos con una buena cámara (para su tiempo).

    - Madaboutravel, ya era hora de que hablara algo de mis comienzos viajeros, jejeje

    - Antonio, imagino que como todo, será cuestión de las circunstancias. Islandia es espectacular a nivel de naturaleza (no he visto cosa igual), pero la impresión que me causó Egipto no me la ha causado hasta la fecha ningún otro lugar...

    - María Teresa así es. Pequeñas vivencias que sin saberlo se convierten en grandes recuerdos.
    Que pena que la foto se vea tan mal después de escanearla, pero así da idea del tiempo que tiene, jejeje

    - Verónica, otros padres viajeros ¿eh?

    Un saludo a todos y muchas gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  17. Geniales recuerdos Helena! No es para menos ya que eso de bañarse en el Nilo no lo puede decir todo el mundo!! Mis comienzos viajeros con la familia fueron sin salir de España, no me quiero imaginar lo bien que me habría sentado ver Egipto de jovenzuelo..... U nabrazo

    ResponderEliminar
  18. Que alegría encontrar gente como tu, que no solo relata las cosas de forma tan bonita y entusiasta, sino que las comparte con los demás.
    Gracias por estar ahí.
    Tal vez pueda necesitarte, pues me gustaria viajar a Rumania ¿Podras ayudarme?.
    María.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola chicos!

    - Fran, la verdad es que es toda una experiencia... o por lo menos, a mí en su día me lo pareció.
    No te creas que mis padres también me llevaban por España; recuerdo ir a Caravaca, al río Mundo, al valle de Arán, a Almería... Un no parar, jejeje

    - María, muchas gracias por tus palabras. Este post era algo personal y la verdad es que no acostumbro a hacerlos, pero sentía que era la mejor forma de agradecerles a mis padres todo el mundo que me enseñaron de pequeña.
    En lo que te pueda ayudar acerca de Rumanía... por aquí me tienes.

    Un saludo y gracias por vuestros comentarios :D

    ResponderEliminar
  20. Hola Helena! preciosa entrada de un encantador recuerdo. Esos momentos quedan en nuestra memoria grabados para siempre, eso es una de las cosas que más me gustan de los viajes, los recuerdos....yo tiro mucho de ellos y me encanta recordar ese tipo de momentos en los que fui totalmente feliz y no te hace falta nada más. Yo no me he bañado, pero se sigue haciendo, en mi caso el guía lo ofertaba como uno de las cosas que se hacían al visitar el poblado nubio,
    Un besote, me ha encantado leerte y las fotos muy chulas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calíope y más en estos viajes en los que casi se tienen documentos gráficos (ay! malditos tiempos de fotos en carrete!, jejeje)...
      Está guay que se siga haciendo. Ha pasado tanto tiempo que no tenía ni idea de cómo estaba la cosa ahora.
      Un saludo ;)

      Eliminar
  21. Las fotos son geniales! :)
    Y estoy con Fran, jo que nivelazo, yo con mis padres salí al extranjero cuando ya me había independizado. ¡Y ahora no paran, los tíos!
    Toda una experiencia bañarse en el Nilo, es mágico.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, Guisante Verde, no me puedo quejar de padres, jejeje. Siempre me han tenido muy presente en sus salidas (tanto por España como fuera) y eso es de agradecer.
      Pero también mi tía y hermanas.
      Con mi tía y abuelos me he ido muchos veranos de mi vida a Galicia y recorríamos por allí muchísimos lugares en coche... Siempre me acordaré de esos momentos.
      Y mis hermanas con las que he hecho varios viajes... A Perú (que me invitó la hermana con la que fui), a Sicilia (que también me lo regalaron entre las dos), a Malta...
      Y, ya que estoy, a mi hermano le debo la mitad de mi vida laboral.
      En definitiva, tengo una familia que vale millones.

      Eliminar
  22. Genial. Te debes haber emocionado haciendo este post... je je je

    yo me reservo los viajes espectaculares para cuando mi hija tenga edad para irse al apartamento a la playa con las amigas (si sólo son amigas no me importará). Así cuando me diga que se quiere ir a Salou en vez de venir de vacaciones con nosotros, le diré que pensábamos ir a Kenya, Canadá o New York y así querrá seguir viniendo con nosotros!!! ja ja ja soy un crack! lo tengo todo planeado!!! perdona hija pero es tiene 6 años y soy su héroe (tus palabras a tu padre las entiendo perfectamente) y quiero continuar siéndolo al menos 20 años más! :D

    ResponderEliminar
  23. Precioso, me ha encantado el relato, la verdad es que los recuerdos de la infancia son los que siempre permanecen y la verdad haberte pegado un chapuzón en el Nilo con tu padre no tiene precio, me alegro que tengas tan buenos recuerdos y sigue disfrutando de tu familia, solo conozco a tu padre pero es un crack!!! Un besote para los dos!!! ;-)

    ResponderEliminar
  24. Lo tengo claro. Si algún día tengo un hijo, en cuanto tenga conciencia lo llevo a ver culturas totalmente distintas, y teniendo África aquí al lado lo tendré fácil.

    Yo tuve el mismo choque cultural pero a una edad más avanzada en Túnez. Ese fue el viaje iniciático para decidir no parar, al menos hasta hoy.

    Me ha encantado la entrada Helena.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola chicos! Perdonad el retraso, acabo de ver que no os había respondido...

    - Sergio, veo que lo tienes todo maquinado de aquí a 20 años vista, jejeje... El día de mañana que ella haga un post dedicado a sus papis también ;)

    - Babyboom, una entrada distinta a las que acostumbro a hacer.
    A este paso, dentro de nada conoces a toda mi familia, que ya se ha unido una hermana a la lista, jejeje...

    - Víctor, sabiendo como sois Eva y tú estoy segura que así lo haréis. Tunez es un lugar pendiente para mí, pero ya hay ganas, jejeje

    Un saludo a todos :-D

    ResponderEliminar
  26. Cierto, ... recuerdos viajeros de la infancia en los que quizás hayan sido para los que nos gusta viajar un bautismo ... algo que nos despierta un "quiero más" ... un ansia de conocer que nos acompaña el resto de nuestras vidas!.

    Una muy buena entrada!, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso... el nacer de una afición, ¡cierto!
      Un saludo ;)

      Eliminar

  27. Guau, increíble que hayas visto el mejor lugar turístico de Eygpt. Si tienes la oportunidad de regresar, te recomendaría que veas Great Zimbabwe en una de las ciudades más antiguas de África. Para obtener más información sobre este cheque, visite http://www.zimbabueviajes.com/faq

    ResponderEliminar