Clicky

Recorriendo la Canal de Navarrés (Valencia) con Panama Jack

¿Por qué Panama Jack?

Hace alrededor de un mes, me apunté a una campaña promocional de la marca Panama Jack en la plataforma Blog On Brands. La compañía de calzados y complementos me regaló un par de botas para que las probara y comentara a través de mi blog cómo había ido la experiencia.

Todos somos conscientes de lo importante que es llevar un zapato cómodo a la hora de viajar. Creo que no hay nada peor que terminar una excursión (que se supone que ha de ser una experiencia grata y agradable) con los pies molidos y llenos de ampollas por no haber sabido elegir un calzado adecuado… y creo que todos hemos pasado por ello alguna vez.

Con las botas ya en mi poder, comencé poniéndomelas alguna vez para andar por Valencia y acostumbrarme a ellas en pequeños trayectos por la ciudad, resultándome unos zapatos muy cómodos y elegantes.

Estrenando mis Panama Jack

Pero este fin de semana, por fin, les realicé una prueba de fuego y probé mis nuevas botas por el monte. Después de todo un día recorriendo senderos de montaña, cruzando pequeños ríos y subiendo y bajando escalones, me reafirmo en mi primera impresión. Pero no sólo eso, además de confortables, han resultado ser unas botas totalmente impermeables, muy resistentes y abrigadas. Esa combinación de factores hacen de ellas unas botas todoterreno, perfectas para disfrutar tanto del campo como de la ciudad.

Estrenando mis Panama Jack en los charcos de Quesa
Además, Panama Jack ha sabido adaptarse a las necesidades de los clientes y ya no sólo fabrican y distribuyen el clásico modelo de bota (que quizás en verano sea excesivamente caluroso), sino que su catálogo incluye también sandalias, botines, monederos e incluso sombreros.

La compra, además de en las tiendas en las que se distribuye la marca, se puede hacer on-line desde su página web  con un envío gratuito en 24-48 horas y devolución (en caso de no quedar conformes) gratuita o incluso una compra telefónica a través del teléfono gratuito 900103223.

Yo, de momento, estoy muy contenta con ellas y sé que, a partir de ahora me van a acompañar unos cuantos años en mis paseos por el mundo.

Pero, vamos al grano, imagino que querréis saber en qué consistió esa prueba de fuego… Y es que, muy cerca de Valencia hay lugares preciosos para pasar un día de campo y disfrutar de la naturaleza.

Un día disfrutando de la naturaleza en La Canal de Navarrés 

Hacía tiempo que quería salir de paseo con mis perras por el campo y verlas disfrutar de baños en algún río o lago (pues mi perra se lo pasa pipa saltando y haciendo el cabra en el monte) no muy lejano de Valencia.

Indagando por Internet vi que la zona de la Canal de Navarrés tenía una serie de poblaciones con bellos ríos, cascadas y pozas en los que la gente toma baños cuando el calor aprieta en verano y decidí acercarme para verlos en primera persona. Además, al ser todavía mayo, imaginaba que no habría mucha gente bañándose y no habría problemas en ir con mis perras (aunque en algunos lugares sí que está prohibido)…

Pensado y hecho. Una ruta acuática, que nos llevaría desde la población de Anna hasta las charcas de Quesa. La mañana del sábado, que hacía buen tiempo, tomé el coche, a mis perras y después de recoger a MundoMiope, pusimos rumbo hacia Anna, nuestra primera parada.

¿Qué ver en Anna?  

Uno de los sitios más famosos de Anna es la Albufera, un lago de agua dulce que recibe agua de varios manantiales, acondicionado con merenderos y zonas de picnic para poder disfrutar del paraje y donde se puede incluso dar paseos en barca. Para visitarlo hay que pagar 3€/persona (1,5 € en el caso de niños). Nosotras, al ir con las perras, omitimos esta visita, pero debe ser un lugar interesante para pasar un día en familia…

Otro punto de interés turístico en Anna, al que tampoco accedimos por el mismo motivo, es el Palacio de los Condes de Cervellón. Su entrada cuesta 1,5 € y para poder verlo por dentro hay que concertar una visita llamando previamente a Tourist-Info (teléfono: 616551877). Eso sí, el Palacio tiene muy buena apariencia exterior. 

Nuestro itinerario por Anna

Nosotras, nos centramos en ver alguno de los famosos gorgos (o pozas) de Anna. Nuestra primera parada, por ser la primera señal que vimos, fue el Gorgo de la Escalera. Y es que son 136 escalones los que hay que bajar (y luego subir) para acceder al cañón formado por las aguas del río. Allí, existen diversas charcas en las que poder bañarse y según dicen, dada su situación tiene las aguas más frías de Anna. Si caminas un poco hacia aguas abajo se puede ver cómo el río se precipita en una gran cascada que los lugareños llaman "El Salto". Eso sí, hay que acercarse con cuidado, ya que la caída es importante y no hay ninguna barandilla de seguridad…

Gorgo de la Escalera en Anna

Desde allí nos dirigimos al Gorgo Catalán, otra poza, bastante más pequeña y profunda que la anterior cuyas aguas proceden del manantial de la Fuente Negra. En esta zona también se permite el baño y tiene hasta un trampolín para que la gente salte al más puro estilo “splash”. No estaba mal, pero a mí me resultó más artificial y me gustó mucho más la anterior parada. 

Gorgo Catalán en Anna

Fuente Negra en AnnaContinuamos nuestra ruta, visitando la Fuente Negra, el nacimiento de agua que abastece al Gorgo Catalán. Un lugar de agua pura donde, aprovechando que no había gente, que no había saltos mortales de agua y que ésta no cubría en exceso, por fin pudimos soltar a las perras que se divirtieron correteando por los alrededores…

Existe otro gorgo en Anna al que la gente se acerca a bañarse también, el Gorgo Gaspar, que nosotras no nos acercamos a ver.

¿Cómo llegar a la albufera y gorgos de Anna?

Para tener todos ellos localizados y saber cómo llegar hasta ellos os pongo a continuación un mapa turístico de Anna. 

Mapa de Anna

Al final de la entrada adjunto un mapa con todos los puntos visitados geolocalizados desde el que os será sencillo buscar su localización exacta.

Siguiente parada: el Salto de Chella

Esta cascada de 25 metros de altura en el cauce del río Sellent a su paso por Chella se ha convertido en la seña de identidad de la localidad.

Salto de Sella

Nosotras nos acercamos al mirador, situado en la parte alta del pueblo, desde el que se obtienen unas vistas impresionantes no sólo del Salto, sino también del valle que forma el río aguas abajo.

Valle del río Sellent en Chella

Y aunque en Chella hay otros lugares de interés como el Arrullador o las Cuevas del Turco su acceso no es sencillo y decidimos dejarlos para otra ocasión. Pusimos rumbo hacia Bolbaite.

Un impresionante paraje fluvial en Bolbaite

Yendo por la CV-580, unos 30 metros después de la rotonda que da acceso al norte de la ciudad, existe una zona en la que se puede aparcar el coche y acceder al cauce del río Sellent.

En un primer nivel se llega a unos merenderos y bajando un poquito más se llega al río, que en aquel tramo se convierte en un pequeño lago natural que ha sido acondicionado y dotado de accesos para permitir el baño, con unas hermosas aguas de color turquesa, limpísimas...un precioso lugar donde ya había algunas personas tomando un baño.

Río Sellent en Bolbaite

Y, aunque el acceso estaba prohibido a perros, cuando llegamos había unos dálmatas correteando por allí sueltos y nos metimos con las nuestras para dentro. Estuvimos un rato viendo como jugaban en la zona baja del río (donde no había nadie). Sacando ramas del fondo del cauce y jugando con ellas. La verdad es que el paisaje era idílico y mis perras se lo pasaron de maravilla.

Río Sellent en Bolbaite

Subiendo río arriba, a través de una pasarela, hay diversos gorgos y una cueva sumergida, que al parecer tiene mucho interés espeleológico.

Un ratillo después, puesto que ya era hora de comer, nos acercamos al área recreativa, ocupamos una de sus mesas y bancos y nos tomamos los bocatas que traíamos preparados de casa. Éste fue uno de los sitios que más nos gustaron de toda la escapada.

Seguimos recorriendo la Canal: el chorrador de Navarrés

¿Cómo llegar a los chorradores de Navarrés?

Si me costó localizar los gorgos de Anna, estas cascadas de Navarrés ni os cuento. La señalización es nula, por lo que si tenéis pensado visitar este lugar os aconsejo que echéis un vistazo a su localización en el mapa que os adjunto al final de la entrada. Hay que pasar de largo la localidad y, una vez se llega al punto señalado, dejar el coche en una explanada y continuar el recorrido a pie.  

Un paseo por los chorradores de Navarrés

Tras recorrer un sendero de bajada a pie, se llega a una primera caída de agua denominada la fuente clara, donde el agua cae a modo de cortina entre la vegetación que queda suspendida de una especie de cavidad en las rocas.

Poco después, se oye el gran rugido de las aguas que se precipitan al vacío en la cascada  conocida como El chorrador.

El Chorrador de NavarrésEl Chorrador de Navarrés

El lugar está perfectamente acondicionado para la visita y se puede observar la caída desde diversos miradores. Después de ello, emprendimos el camino de regreso hacia el coche, para continuar con la última visita del día.

Las charcas de Quesa

¿Cómo llegar a los charcos de Quesa? 

Al contrario que en las anteriores paradas, los charcos de Quesa se encuentran muy bien señalizados. Conforme atravesamos con el coche la población, diversos carteles nos indican el lugar hacia el que dirigirnos. Saliendo de la localidad, una última rotonda nos deja encaminados hacia los charcos y el Campamento Río Grande. Simplemente deberemos seguir por ese camino asfaltado, aunque algo estrecho, durante unos ocho kilómetros. Una vez recorridos, la carretera se bifurca en dos, uno de los ramales permite el acceso al camping Río Grande, mientras que el otro nos deja encaminados hacia los Charcos. Nosotras aparcamos en cuanto vimos una explanada con coches, sin embargo se podía llegar bastante más con él hasta un punto en el que existe una especie de rotonda.

Al parecer durante los meses de verano, cobran una entrada de 2 euros en el aparcamiento, pero en las fechas en las que fuimos nosotras no había nadie cobrando.

Nuestro itinerario: 

Desde el punto en que dejamos el coche, no había pérdida. Remontando el curso del río, por una carretera de tierra y grava anexa, íbamos cruzándonos con antiguos paelleros e instalaciones que en algún tiempo pasado debieron formar parte de un área de acampada…

Finalmente, llegamos a la rotonda en la que debíamos haber dejado el coche, en cuya cercanía un grupo de personas estaba utilizando las instalaciones allí existentes (mesas, y bancos) para comer.

Nosotras continuamos hacia arriba, por la ladera del río hasta que éste dejó de existir y nos topamos de frente con la primera poza, el Charco de las Fuentes.

De igual forma, había un cartel que indicaba expresamente que estaba prohibido el baño de perros, pero como no había nadie… soltamos a las bestias para que se divirtieran un rato.

Atravesamos un puente para colocarnos por la margen derecha del gorgo y ascendimos otro nivel mediante unos escalones allí construidos. El charco de la Cacerola, nos recibía en ese segundo nivel. Con unas aguas limpias y claras, se le intuía bastante profundidad.

Charco de la Cacerola en Quesa

A partir de ahí el camino desaparecía y había que tener cuidado en la ascensión, pues la roca húmeda podía provocarnos algún resbalón. Pero yendo por el margen derecho de las pozas, no había pérdida.

En el siguiente nivel, el suelo cambió y comienzaron a aparecer pequeñas piedras blancas que nos condujeron directamente al charco del Chorro, el más conocido de todos. Un pequeño salto de agua que vierte sobre un pequeño gorgo de cristalinas aguas…  

Charco del chorro en QuesaCharco del chorro en Quesa

Tras darnos un pequeño remojón de pies. Emprendimos el camino de regreso, observando la bonita panorámica que conforman las vistas de los distintos charcos desde su punto más alto.

Los charcos de Quesa

¿Qué más se puede hacer en los lagos de Quesa? 

Aunque nosotras no lo llevamos a cabo, en ese lugar intersectan diversas rutas de senderismo y existe la posibilidad de seguir río arriba (a través del sendero PR-203, que hace una ruta circular) hasta el lugar conocido como "Abrigo del Voro" donde existen unas Pinturas Rupestres, declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco (entre las que destaca los cuatros arqueros representando una danza). Una visita bastante interesante a la que estoy segura que algún día me acercaré.


Ver Ruta de Anna a Quesa en un mapa más grande

Con todo esto, tras un día lleno de naturaleza regresamos a Valencia. Seguro que alguno de los calurosos días de verano nos acercamos a tomar unos baños en alguna de las charcas visitadas en la excursión de este día.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

26 comentarios:

  1. Se ven muy cómodas las botas!

    Y los parajes que has visitado son preciosos!!! Que guay poder ir con las perrillas a pasear ^_^ a la míale encantaba el agua!!! ahí selo hubiera pasado bomba jeje

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan las pozas y este año con lo que ha llovido las cascadas están geniales! Y además en esta época sin apenas gente tiene que ser una gozada. Me apunto las rutas. Por cierto, no sabía que había un pueblo llamado Anna, me ha hecho gracia!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Qué chulo!!! La verdad es que llevo años yendo a Valencia y no sabía de esos sitios. Únicamente conocía la Albufera. No sabía que ahora cobraban... pero claro, hace tantísimo que fui!!! Y lo de las pinturas rupestres me lo apunto para ir porque me encantan esas cosas!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola chicas!

    - Akasha83, la verdad es que son unas botas muy cómodas y mira que les metí caña ese día...
    Imagino que en verano con más gente no se podrá ir con las perras, pero en estas fechas no había un alma y está genial que quemen energía haciendo el cabra en ríos y charcas.

    - Anna, jajaja... ¡te ha salido un pueblo tocayo!
    Es una pasada tener lugares así tan cerquita para darte un baño en verano. Si vienes por aquí ya sabes...

    - Mari Carmen, pues fíjate que yo la Albufera de Anna no la conozco. Se ve que tiene también una zona para baño, que hay aves sueltas y lo tienen muy bien organizado con restaurantes y demás... Será cuestión de ir otro día.
    Por lo visto por la zona hay bastantes pinturas ruprestres, pero las más famosas son ésta de Quesa y la de la Cueva de la Araña en Bicorp, pero hay que ir un día expresamente a verlas. Debe ser chulo. Si me lanzo, ya os contaré.

    Un saludo y gracias por pasaros por aquí ;)

    ResponderEliminar
  5. Y esto está en Valencia??? Qué poca cultura tengo, me sacas del Palau y de la playa de la Malvarrosa y no sé qué más hay jejeje.

    Son unos sitios preciosos, y si además has podido disfrutarlos con un calzado cómodo, mejor que mejor! Y qué bien se lo han pasado las perritas, se las ve súper felices jugueteando!

    Un abrazo Helena!! :D

    ResponderEliminar
  6. Que sitios más chulos Helena!Me encantan los lugares con pozas! Me ha encantado este lugar!

    Por cierto la foto de las fotos frente al salto del agua es chulísima!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola chicas!

    - Aran, sí, son unos pueblos de la provincia de Valencia, pero están a una hora de la capital... No te creas, que yo llevo ya 13 años viviendo aquí y tampoco los conocía (hasta ahora), jejeje. Las perras llegaron a casa molidas también ;)

    - Carol, la verdad es que son unos sitios muy chulos y de cara al verano, para la gente que es de por aquí, seguro que les viene bien conocerlos.
    En la charca de la foto estuve un rato con los pies metida y cuando me senté y vi la imagen de las botas y el salto de agua... saqué mi lado artístico, jejeje

    Un besote a las dos :D

    ResponderEliminar
  8. Nos encantan las Panama Jack, nosotros tenemos unas desde hace ya unos meses y estamos encantados. No nos imaginamos viajar sin ellas. ¡Disfrútalas! :P

    Ah, y vaya pedazo de ruta... :-)

    ResponderEliminar
  9. Hola Helena, tengo una pregunta sobre las botas, y es que ¿son impermeables al agua? lo he buscado en la entrada pero si esta no lo vi. Es que yo uso normalmente las otras botas que tu también tienes (te las vi en las entradas de Islandia y usamos el mismo modelo :) y me gustaría saber si en comparación con esas te gustan mas. Yo de peque tenia unas panama jaks :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Doy fe de las bondades de las botas, que en su momento utilicé y repetí, que también regalé y otros disfrutaron. Un ruta muy bonita para probarlas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Un lugar increíble para pasar un buen día de verano, tiene que estar chulo bañarse en esas aguas en verano y por lo que veo tus perras se lo pasaron de maravilla chapoteando por allí, no sabía que existía este lugar tan bonito, habrá que escaparse algún fin de semana y espero que nos hagas de guía, jejejeje. Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola chicos!

    - Edu y Eri, seguro que a partir de ahora les doy buen uso a las botas. Se portaron como unas campeonas ese día.
    La rutilla una maravilla y más teniéndolo aquí cerquita y con fácil acceso. Seguro que me dejo caer más veces por allí

    - Verónica, las Panama Jack no me las he puesto aún con lluvia, pero vamos, me metí con ellas en alguna de las charcas de esta entrada y yo no me mojé los pies para nada... por lo que sí, son impermeables.
    Las otras (las que me llevé a Islandia) son zapatillas de deporte (que también son medianamente impermeables). Es un tipo distinto de calzado. Las Panamá Jack las puedes usar por el campo pero también puedes ir más arreglado con ellas en salidas por la ciudad. Es un zapato todoterreno.
    Espero haber aclarado las dudas...

    - Viajero Impresionista, me parece que voy a tener botas para darles uso durante años.
    La ruta, una maravilla. Lo malo es que hay sitios que cuesta localizarlos por no estar señalizados.

    - Babyboom, la próxima vez que vengáis a Valencia ya sabeis, coged bañador y nos pegamos unos bañitos por allí, jejeje

    Un saludo a todos y muchas gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  13. Oye qué sitios más chulos, en verano debe ser chulo bañarse ahí! voy a tener que plantearme otra visita a tu tierra para conocer los atractivos de fuera de la capital. Las perras se ven encantadas, jeje, echaron un buen día! Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Hola Helena soy el autor de Mil Trucos Blogger, vi tu comentario en mi blog, quita el código de los emoticones y vuelvelos a agregar, luego cuentame si se sigue presentando el error.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llevo a mi blog tu imagen de mostrar emoticones, espero no te moleste ;)

      Saludos

      Eliminar
    2. Ya lo puse en tu blog, pero finalmente lo solucioné.
      Al final hasta lo he dejado para que se muestre siempre, que me gusta más.
      Un saludo y muchas gracias. :D

      Eliminar
  15. Pues vaya suerte! Hace poco compré unas Panama Jack para mi hija y no cuestan poco.
    Hay que decir que las has estrenado en un lugar precioso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué sitio más chulo!!!!!! Coincido totalmente contigo en que las botas con muy cómodas... pero lo que más me ha llamado la atención de tu post han sido esos paisajes... Me encanta!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola chicas!

    - Calíope, la verdad es que pasamos un buen día de campo. Ya hemos hablado con los amigos para volver en verano, esta vez sin perras y con niños, jejeje. Cuando vengas por aquí, si quieres nos acercamos a verlo ;)

    - M. Teresa, sí, la verdad es que no es un zapato barato, pero la calidad se paga. Esperemos que duren muchos años.
    La zona de estreno, una maravilla. En verano nos volveremos a dejar caer por allí

    - Madaboutravel, pues ya ves, muy cerquita de casa. La verdad es que estas zonas en las que los ríos hacen pozas y uno se puede bañar son una maravilla.

    Un saludo a todas y muchas gracias por vuestros comentarios :)

    ResponderEliminar
  18. Esto me suena de que la gente va a bañarse en verano no??? Creo que me lo habían comentado, aunque no se si es en Alicante o Valencia... El caso es que me ha parecido una buena opción para hacerlo, ya que yo mucho de playa no soy y por allí me dejaré caer más de una vez.

    Por cierto... con lo del calzado cuanta razón llevas. En el transmongoliano acabe con los pies molidos en Kazán... menos mal que mi compi me dejó otros para el resto del viaje. Desde ese día ya no voy con las típicas zapatillas que llevo en el día a día...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, puede que sea este lugar... creo que pilla más o menos a mitad de camino entre Valencia y Alicante. A mí tampoco me va mucho la playa, y unos bañitos en agua dulce en verano van de categoría.
      Con el calzado hay que ser muy selectivo y más cuando tienes pensado dar pateos importantes.
      Un saludo y gracias por comentar :D

      Eliminar
  19. hola... vivo en chella y te falto bicorp... hacer una ruta a traves del rio fraile es algo que a tus perros les habria encantado, el verano pasado fuimos unos cuantos amigos con los chuchos ( 2 dalmatas , un rotwailer, un gran danes y varios pequeños mestizos) y disfrutaron muchisimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani!
      La verdad es que el día no dio más de sí... pero me anoto tu recomendación porque seguro que volvemos por la zona (que nos encantó).
      ¿Es difícil la ruta que comentas?
      ¡Un saludo y gracias por animarte a dejarme un comentario!

      Eliminar
  20. Hola Helena
    Nos gustaría darte las gracias por esta ruta tan interesante que has explicado, decirte que esta pasado sábado hemos realizado cada una de los sitios que has explicado con tanto de detalle, excepto Navarres ya que nos pillo tormenta y no pudimos bajar, en Quesa lo vimos lloviendo imagino que no es lo mismo pero solo podemos decir que fue impresionante sitios espectaculares, nos quedamos con el Gorgo de la Escalera (comprobado los 136 escalones jajaja). Bajamos para ver el salto y la ruta hasta llegar es muy bonita ya que nos adentramos en una especie de bosque. Después fuimos hacia el Gorgo Catalan, nosotros no vimos ningún trampolín y también decir que fue la poza que más nos gusto!! También pudimos comprobar que en todas las pozas hasta en las que más gente había vimos perritos correteando sueltos, una pena porque al final decidí no llevar a mi perrita (y la encanta el agua). Muchas gracias por toda la información, muy recomendable la ruta, volveremos por la zona. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro de que os haya gustado la ruta. La verdad es que a mí me gustó mucho. Al ir antes de verano, no había nadie y pudimos ir con las perras sueltas que se lo pasaron pipa... pero también está muy bien simplemente para llevarte el bañador y pasar el día dándote baños en las diferentes pozas.
      A ver si algún día escribo también de otra ruta que hice con las perras por el nacimiento del río Palancia.
      Un saludo y gracias por tu comentario!!

      Eliminar