Iglesia San Juan de Duero o Arcos de San Juan en Soria


La siguiente parada que hicimos en el blogtrip del Tren Campos de Castilla fue la iglesia de San Juan de Duero o, como se la conoce más coloquialmente, Arcos de San Juan, un lugar imprescindible en cualquier visita a Soria.

Allí, nuestro guía nos puso de nuevo en situación…

Un poco de historia acerca de Soria

Soria, entra en la historia alrededor de los siglos XI – XII, a manos de Alfonso I el Batallador, rey de Aragón. La importancia del lugar radicaba en que en la zona existía un vado del río Duero (recordad que en aquel entonces no existía la presa de los Rábanos y el río era mucho más violento y rápido de lo que se ve actualmente) siendo un lugar estratégico y fronterizo entre Castilla y Aragón, por lo que el rey invitó a la gente a vivir allí. Con el tiempo se fueron formando pequeñas colonias entorno a diversas iglesias; por ejemplo Nuestra Señora de Calatañazor, era la iglesia entorno a la cual se agrupaba la gente que provenía de Catalañazor, o la de las 5 Villas,… llegando a existir en aquellos tiempos 36 parroquias, que con el tiempo se fueron agregando y dieron lugar a un único núcleo: la ciudad de Soria.

Para proteger la ciudad y el enorme valle del Duero se levantaron las murallas que llegaron a tener 4 km de longitud, pues éstas debían salvar los dos cerros que presiden la ciudad: por una parte El Mirón y por otra el collado en el que actualmente se sitúa el Parador pero que en su día se encontraban las ruinas del, ya entonces destruido, Castillo de Oria. De hecho, el nombre de la ciudad proviene de aquel castillo… SubOria (debajo del castillo).

Pues bien, allí, a orillas del Duero y bajo el monte de las ánimas (conocido por la leyenda de Becker), aprovechando una iglesia de esas que ya estaban construidas, se levantó un pequeño Monasterio de la orden de los Hospitalarios para atender a los peregrinos que transitaban por allí en su recorrido del camino de Santiago Castellano-Aragonés. Éstos, reformaron la iglesia adaptándola a su culto y, aunque hoy en día sólo se conserva la iglesia y el claustro parece ser que, además de las dependencias propias del monasterio, también había un hospital.

Entramos en el claustro de San Juan de Duero

Para su visita, hoy en día, se accede a ella a través de su claustro que, pese a haberse derrumbado su techumbre, se conserva en bastante buen estado.

Así, desde el comienzo, uno se da cuenta de la importancia y variedad artística del lugar. La cantidad de tipologías de arcos y combinaciones de estilos arquitectónicos que se muestran allí, hace que ésta sea una de las iglesias más exóticas y peculiares que existen en toda España. En función de donde mires encuentras una tipología u otra de arcos. Vamos por partes:

En la zona noroeste se pueden ver arcos de tipo románico habitual: de medio punto sostenidos por columnas dobles, que a su vez se apoyan sobre un pequeño murete. Sus capiteles muestran detalles de animales y  la esquina es maciza

Claustro Arcos de San Juan - Zona Noroeste y noreste


En el noreste al arco es de tipo túmido, es decir, ligeramente apuntado (no llega a ser ojival pero tampoco lo es de medio punto) y que se apoyan sobre 4 columnas que descansan directamente sobre el suelo. Los capiteles muestran figuras vegetales principalmente

Claustro Arcos de San Juan - Zona Noreste y sureste

De la tipología de arco que se ve en la zona sureste sólo se conoce su existencia en Palermo (Sicilia). Son lacerías con una doble hilera, que además no se apoyan sobre columnas sino sobre pilares cuadrados con acanaladuras.

En ese punto además, hay un arco muy curioso, que queda colgado en el aire. En un principio puede llevar a pensar que el pilar se ha caído o que fue destruido… pero nada más lejos de la realidad, pues nunca lo hubo. Se trata de un alarde técnico de su constructor, que dejó la clave colgante. Sin duda, llama la atención.

Claustro Arcos de San Juan - Zona sureste

Por último en el suroeste se distinguen arcos de marcado carácter islámico pero sin el estilo de lacerías que veíamos antes, sino que éstas se van cortando entre sí. Los capiteles presentan motivos vegetales y apoyan sobre dos columnas con su propia base.

En la esquina, además, destaca un arco califal en toda regla.

Claustro Arcos de San Juan - Esquina Suroeste

Os dejo a continuación una panorámica de 360º para que tengáis la visión completa del claustro.

El interior de San Juan de Duero

El interior de la iglesia es en apariencia sencillo. Posee una nave, presbiterio y ábside semicircular. Pero lo más interesante son los dos templetes que existen en el arranque de la nave. Aquí de nuevo, se muestra la diversidad del exterior y mientras que uno de los templetes se corona con una bóveda semiesférica y la del otro es cónica.

Interior iglesia San Juan de Duero, Soria

A su vez, los capiteles de las columnas sobre las que se apoya son muy dispares.

Los capiteles del baldaquino con cúpula cónica representan escenas del evangelio (el nacimiento de Jesús, la matanza de los inocentes y la adoración de los Magos), pero a su vez, el estilo artístico entre ellos es muy distinto pues mientras que en uno de ellos las  figuras presentan rostros alargados y miran de forma frontal, en otros las figuras son más redondas y se llegan a abrazar entre ellas.

Capitel del Interior iglesia San Juan de Duero, SoriaCapitel del Interior iglesia San Juan de Duero, Soria

El baldaquino de la cúpula semiesférica tiene otro tipo de decoración, mostrando tres de ellos temas fantásticos con animales monstruosos (un centauro, arpías, que son una mezcla de pájaro y mujer, dragones, una hidra,…) y el cuarto es una alegoría a la degollación de San Juan Bautista (cuando Salomé pide su cabeza).

Capitel del Interior iglesia San Juan de Duero, SoriaCapitel del Interior iglesia San Juan de Duero, Soria

En definitiva, un lugar en que se entremezcla el mundo cristiano, árabe y hebreo de una forma colosal y que se convirtió en una de las visitas que más me gustaron del Tren Campos de Castilla y que vosotros no os podéis perder si pensáis visitar Soria.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

11 comentarios:

  1. Lo que más me llama de este lugar son los detalles de los capiteles, desde luego que currados y que maravilla de diseños.

    Muy bonito el sitio :)

    Un saludote!

    ResponderEliminar
  2. Un lugar increíble como bien dices y que no puede faltar en una visita a Soria, la verdad es que el claustro fue lo que más me gustó de todo el complejo junto con su situación. Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que a mí también fue uno de los lugares que más me gustaron de la visita a Soria. El claustro es en verdad impresionante!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Nunca he estado en Soria y no es por falta de ganas. Precioso el claustro y la iglesia; los capiteles románicos me fascinan. Ese arco que nos enseñas es muy chulo, nunca había visto uno así. Preciosas fotos, no paras últimamente!! un beso y feliz verano :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola chicos!

    - José Carlos, pues yo salí asombrada del claustro... es que parece que dijeron a cada constructor: vale, hazme lo que sepas hacer. Menuda mezcla de estilos. Es increíble

    - Babyboom, a mí fue el sitio que más me gustó de todo el fin de semana. No digo más. Además, el guía, era muy bueno y lo explicó todo a la perfección

    - Mari Carmen, es que deja sin palabras el claustro. No esperas encontrar esa mezcla de estilos al entrar en él

    - Calíope, pues hay bastante que ver por allí... yo me quedé con ganas de ver algún sitio más. Pero, si algún día te dejas caer por allí, ya sabes, esta iglesia/claustro no te la pierdas

    Un saludo a todos y gracias por pasar por aquí y dejar un comentario :D

    ResponderEliminar
  6. San Juan de Duero nos ha recordado un montón a Santa María de Moreruela, en Zamora. Vaya pedazo de joyas secretas hay por toda Castilla y León! :-)

    ResponderEliminar
  7. No conozco nada de Soria, pero por lo que parece vale la pena visitarla. Apuntada queda para una escapadita!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado el claustro ... es precioso a pesar de su estado.
    He de confesar que los claustros me tienen el corazón robado, mi marido siempre me dice que en una anterior vida yo debía ser una monja de clausura, jajaja. En el ordenador tengo una carpeta de fotos sólo con imágenes de claustros.
    Sí, sí... debo ir a Soria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Las fotos nocturnas a la luz de las estrellas tiene que quedar estupendas. No conozco el lugar pero desde luego que iré a conocerlo para poder hacer estas fotos que os comento.
    Me ha gustado mucho la mezcla de estilos arquitectónicos que hay en san Juan de Duero, y del interior sus capiteles.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Qué chulo! :D Me ha gustado mucho ese contraste de arcos, ni se nota que se derrumbó el techo jejeje. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. El sitio está muy bien. La verdad es que nunca había oído hablar de este sitio pero ahora que os he leído ya no tengo excusa para no visitarlo!

    ResponderEliminar