Real Time Web Analytics

El Museo Louvre-Lens. Segunda sucursal del Gran Louvre Parisino


El 12 de diciembre de 2012 abrió sus puertas el Museo Louvre-Lens que, ubicado en la región de Nord Pas de Calais, nacía con la idea de descentralizar el famoso museo parisino y acercar alguna de las grandes obras artísticas que éste acogía a otras regiones francesas.

Entrada al Museo Louvre-Lens, Francia
¿La razón? En sus comienzos el Louvre se creó con la intención de servir a toda Francia, no sólo a los habitantes de la capital; por este motivo a raíz del aniversario del segundo centenario del museo surgió la posibilidad de abrir una nueva sucursal del mismo fuera de París.

Y fue en Lens, una antigua localidad minera que en los años 80 había visto cómo el cierre de las minas en las que se sustentaba la economía zonal, sumía la región en una profunda crisis de la que ha tenido que salir a la fuerza poco a poco…  Relativamente cerca de Bélgica, Inglaterra e incluso de Alemania y Holanda, comenzó a desarrollarse el proyecto que hace relativamente poco ha visto la luz.

Un famoso estudio japonés (SANAA), con los arquitectos Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa a la cabeza, diseñó el edificio en el que se ubica, situado sobre una antigua mina de carbón abandonada (concretamente la fosa 9-9 bis de Lens de la que, a día de hoy, un cartel indica el lugar en el que se encontraba su entrada), con una única altura y un sótano, el edificio está construido de cristal y aluminio haciendo contrastar la gran modernidad de la infraestructura (aunque bien integrada en el entorno gracias a un cuidado jardín con numerosos árboles) con las obras clásicas que en su interior se exponen.  

Entrada al Museo Louvre-Lens, FranciaAntigua entrada a la fosa 9-9 bis de Lens

¿Qué ver en el Museo Louvre-Lens? ¿Qué le hace ser especial? 

En el interior del museo dos zonas claramente diferenciadas merecen ser recorridas con calma.

La sala más grande o Gran Galería, bajo el título “La galería del tiempo”, muestra, con carácter cuasi-permanente (pues estará 5 años), la historia del arte por orden cronológico desde la antigua Mesopotamia, pasando por Babilonia, Egipto, Grecia o Roma, hasta llegar al siglo XIX.

La Galería del Tiempo en el Museo Louvre-Lens

Si bien, lo curioso del museo y de esta colección es que no expone las piezas organizadas por departamentos o áreas geográficas de manera individual separadas del resto, sino que un gran espacio rectangular abierto de 120 metros de largo por 30 de ancho (sin tabiques divisorios) muestra las obras (mosaicos, esculturas, pinturas,…) organizadas, en una dirección (en el sentido de avance al caminar), por orden cronológico y, de forma transversal, por ubicación geográfica, quedando representado el este de la geografía mundial a la derecha de la sala y en la izquierda el oeste. De esta forma, con un simple paseo por la sala, puedes comparar en un mismo espacio temporal qué tipo de representaciones artísticas se daban en una y otra parte del mundo. Algo que a mí me resultó muy novedoso.

Obras de la Galería del Tiempo en el Museo Louvre-LensObras de la Galería del Tiempo en el Museo Louvre-LensObras de la Galería del Tiempo en el Museo Louvre-Lens

Y, aunque una de las joyas que muestra la galería es el cuadro de Delacroix “La libertad guiando al pueblo”, en él también se muestran obras de Botticelli, Perugino, Rafael, El Greco, Rembrandt o Goya, así como antigüedades griegas, etruscas y romanas.

La libertad guiando al pueblo, en el Museo Louvre-Lens

Adosada a la Gran Galería, una pequeña sala de 1.000 m2, conocida como Pabellón de Cristal, muestra de una forma algo más interactiva exposiciones temporales con carácter anual.

Diametralmente opuesta a la Gran Galería y Pabellón de cristal se halla una segunda sala, algo más pequeña, es la Sala de Exposiciones Temporales, que actualmente exhibe cuadros del pintor barroco Pedro Pablo Rubens; obras como El Rapto de Europa, Venus y Adonis, Las tres gracias o Paseo en el jardín de Amberes, que harán las delicias de todo aquel aficionado a la pintura que se acerque a Lens. 

Obras en la Sala de Exposiciones Temporales, Louvre-LensObras en la Sala de Exposiciones Temporales, Louvre-Lens

¿Qué más se puede hacer o ver en el Museo? 

En el vestíbulo del museo existen un par de recintos, como parte de lo que se ha denominado Centro de Recursos, con información del museo, su programación y una pequeña biblioteca en la que se puede ver las investigaciones en las que está inmerso el Museo.

En el sótano, el Centro de Recursos también cuenta con un espacio dedicado a la formación, con paneles informativos y multimedia, en los que descubrir la historia del arte. También hay varias salas de formación y, algo que llamó mucho mi atención, un salón con vistas a los talleres de restauración en los que, previa reserva, se puede ver cómo realizan estas labores los profesionales del Museo.

Además el recinto del museo cuenta con una cafetería y un restaurante. 

¿Cómo llegar al Museo Louvre-Lens? 

El museo Louvre-Lens se encuentra en el 99 de la Rue Paul Bert, en la localidad de Lens, al norte de Francia.

Si no tenéis disponibilidad de coche, la mejor manera de llegar al museo es a través de la línea de alta velocidad del TGV que saliendo desde París (o Lille) hace parada en Lens. Desde la estación de tren de Lens hay autobuses gratuitos que conectan con el museo.

Otra opción para visitar el museo desde Lille y, de paso, visitar la ciudad de Lens es reservar el siguiente paquete turístico que promueve la oficina de turismo de Lille: La Navette, que por 29 euros/persona (aparte de los 9 euros de la exposición temporal del museo) se puede realizar durante los sábados del presente verano (hasta el 14 de septiembre y exceptuando el 31 de agosto) y tiene la siguiente programación:

11:00 h - Salida desde la Oficina de Turismo de Lille en un autobús de 27 plazas
11:45 h - Llegada a la Oficina de Turismo de Lens, donde se proporciona información de la ciudad
Comida libre en Lens
13:30 h - Recorrido guiado (en francés) por el centro de Lens en autobús (ciudad con un marcado carácter art decó) y traslado al Museo
14:00 h - Visita del museo con audioguía
16:30 h - Regreso a Lille (donde se llega a eso de las 17:30 h)

Para efectuar la reserva tendréis que contactar con la oficina de turismo, antes del jueves, para la salida del sábado, por teléfono (0891562004, desde Francia o +33359579400 desde España) o por correo electrónico, contact@lilletourism.com.  

Horarios y Precios del Museo Louvre-Lens 

El Museo está abierto todos los días (a excepción de los martes y el día 1 de mayo), de 10:00 h a 18:00 h (siendo la última entrada permitida a las 17:15), aunque se admiten grupos a partir de las 9:00 h.

Además, el primer viernes de cada mes, de junio a septiembre, el museo amplia su horario hasta las 22:00 h.

Por otra parte, en unos horarios determinados se pueden realizar visitas guiadas de 1 hora de duración o, si lo prefieres o no estás en el momento de la visita, coger una audioguía que, aunque de momento no la hay en español, sí lo está en inglés y permite recorrer por tu cuenta las obras conociendo algo más de ellas.

Creo recordar que la entrada a la galería principal es gratuita hasta final de año mientras que la de la exposición temporal cuesta 9 euros por adulto (o 7 para niños), aunque hay descuentos diversos (para familias, etc.).

En cualquier caso para dudas o realizar reservas de grupos lo conveniente es contactar con ellos por correo electrónico o teléfono (contacto en su página web).


Probablemente Lens no hubiera entrado a priori en el plan de viaje de una persona que se acercara a París (Bruselas o incluso Londres), pero este museo le ha dado un soplo aire fresco a la zona y ahora son muchas las personas que se acercan unos días a descubrir todo lo que tiene que ofrecer la región de Nord Pas de Calais.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

12 comentarios:

  1. Una excusa perfecta para conocer Lens, que si no fuera por este museo, seguramente tardaría en plantearme hacerlo, lástima que quede aún más lejos que París, ya podían haber elegido una ciudad más al sur que nos pillara más a mano :D

    Pero desde luego lo tendré en cuenta, ya sea para un futuro viaje a Francia o alguna escapada desde Bélgica.

    Saludotes!

    ResponderEliminar
  2. No sabía que habían abierto otra sede del Louvre!! Pues mira que no soy de museos pero cuando fui a París no me quise perder entrar en este impresionante museo. Así que si voy a Lens, tendré que entrar a verlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues para mí también es una sorpresa, no tenía ni idea. Es más, estaba convencida de que el famoso cuadro de Delacroix estaba en París. Me parece perfecto esto de descentralizar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco no conocía la existencia de este Louvre 2!! No soy muy amante de los museos pero el Louvre de París es visita obligada, así que este de Lens de algún modo también!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Desconocía este museo, no sabía que el Louvre tenía sucursales, jejejeje. Me lo apunto para cuando visite esa zona!!! ;-)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola chicos!

    - José Carlos, la verdad es que su situación es ideal, porque no queda muy lejos de París (a una hora en el TGV), ni de Londres, ni de Bélgica... y es cierto que ha impulsado turísticamente la zona. Cuando nosotros lo visitamos el museo estaba a tope y tiene obras realmente buenas

    - Mari Carmen, si te soy sincera, hasta ir allí yo tampoco conocía su existencia... Pero el Louvre, es el Louvre, y lo bueno es que no han trasladado obras de segunda, sino obras muy buenas

    - M. Teresa, la idea de descentralizar es muy buena y más si se hace, como en este caso, en regiones no muy conocidas o que han vivido una profunda crisis. Además es una zona, que realmente está muy bien comunicada, no sólo a nivel de Francia, sino a nivel internacional, prueba de ello era la gran cantidad de turistas que había allí visitándolo

    - Anna, en el tema de museos, al final unos te gustan más que otros... en función de lo afín que uno sea al tema que se muestre; pero independientemente, hay una serie de ellos que son imprescindibles, como el Prado, el British o el Louvre... así que este de Lens hay que tenerlo muy en cuenta ;)

    - Babyboom, y no sólo tiene ésta... Nos estuvieron comentando que desde el Museo están en trámites para abrir una nueva sucursal en Dubai!! Nada menos!!

    Un saludote a todos :hello:

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco sabía que habían abierto una sucursal del Louvre. En el de París ya he estado, este quedará en la lista de pendientes :-)

    ResponderEliminar
  8. Desde luego el museo es una maravilla y los habitantes de Lens afortunados por poder tener cerca tal cantidad de obras de gran calidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Helena! estoy deseando ir al Louvre II, debe ser una pasada ver como las nuevas musealizaciones incluyen elementos novedosos como los que nos cuentas, en algo se tiene que notar la diferencia entre los museos nuevos y los tradicionales de toda la vida. A ver si es posible que no tarde mucho en ir, aunque la ubicación no sea la idonea para llegar de forma económica. Genial entrada! Un besote!

    ResponderEliminar
  10. Desde que vimos "Bienvenidos al Norte", Norte-Paso de Calais se ha convertido en uno de nuestros destinos soñados. Desde luego, una sucursal del Louvre parece una buena excusa para dejarse caer por estas tierras :P Utilizaremos tu post para preparar el viaje, porque tiene toooda la info que necesitaremos en su momento! ^^

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola chicos!

    - Verónica, lleva poco tiempo abierto, quizás por eso no es tan conocido... Otro lugar en la lista de pendientes, ¿eh?

    - Cool, además nos contaron que durante su construcción mantuvieron muy informados a los habitantes y en su apertura les hicieron una jornada de puertas abiertas. Todo un lujo, si señor!

    - Caliope, la verdad es que dependiendo de qué lugar de España es más o menos complicado llegar... Lo mejor es desde Barcelona que hay vuelo directo. Pero, de todas formas, en alguna escapada a París, Londres o Bélgica se puede intentar incluir el museo, pues no queda muy lejos y la verdad es que merece la pena

    - Edu y Eri, ¡sigo sin verla! ¿os lo podéis creer?
    Espero que la información os sea de ayuda para preparar un viajecito por la zona...

    Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios ;)

    ResponderEliminar
  12. Ya te comenté en algún comentario que desconocía de esta sucursal hasta hace bien poquito que lo vi en otro blog... Y verlo en dos blogs tan seguidos no puede ser otra cosa que señales del más allá jejejeje... sin duda es para saberlo para cuando esté por la zona.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar