Real Time Web Analytics

Llegamos a Baviera. Castillos de Füssen iluminados


Día 14 de septiembre. ¡Nos vamos a Alemania! Aunque las previsiones del tiempo no eran muy halagüeñas (pues daban lluvia todos los días de viaje) teníamos mucha ilusión por comenzar el viaje. Así, después de comer, nos acercamos al aeropuerto, ya que nuestro vuelo salía a las 17:50 h.

Con una salida de Valencia puntual, aterrizábamos transcurridas poco más de 2 horas (incluso antes de la hora prevista!!) aunque, todo lo que adelantamos con el vuelo, lo perdimos esperando la maleta que, no sé qué pasó pero, encima de que tardaron más de media hora en sacarlas, fue la última en salir…

Con la maleta en nuestro poder nos acercamos al mostrador de Hertz donde nos dieron las llaves del coche (un Ford Fiesta, bastante chulo) y nos dijeron dónde recogerlo. En ese momento no llovía, pero todo lo que alcanzaba nuestra vista (el suelo, los coches,…) estaba mojado. Tras pegarle un par de vueltas al coche y ver que no había arañazos o golpes no identificados nos metimos dentro, enchufamos el gps en el móvil y empezamos a andar hacia Füssen.

Recogiendo el coche en el aeropuerto de Memmingen

De noche, con los alrededores del aeropuerto en obras, la mitad de las calles cortadas, desvíos por doquier que no salían en el gps,… nos perdimos. Tras unos momentos de pánico y desesperación, finalmente encontramos la dirección correcta y dimos con la autovía que conducía hacia Füssen, donde pasaríamos la noche.

A eso de las 21:15 h llegábamos a la ciudad y, tras descargar las maletas y hacernos con las llaves de la guesthouse en la que pasaríamos la noche (la Haus Bagci), cogimos de nuevo el coche para acercarnos a ver los castillos iluminados.

Primera toma de contacto con los castillos del rey loco de Füssen 

Conforme nos acercábamos en el coche a la zona de los castillos mi emoción iba en aumento. Estábamos apunto de cumplir uno de nuestros sueños viajeros y, aunque no había mucha iluminación por la carretera, entre los árboles comenzamos a advertir la silueta de ambos castillos (ellos sí, iluminados de sobra).

Hicimos una primera parada, a los pies de la fortaleza de Hohenschwangau (en las cercanías del Parking 5), que imponente sobresalía desde la cumbre sobre la que se asienta. Me sorprendió que no había absolutamente nadie. De hecho, dejamos el coche en segunda fila en la carretera principal y nos dedicamos a hacer fotos a diestro y siniestro sin que por allí pasara un alma.

Hohenschwangau iluminado

Desde allí nos dirigimos al segundo punto de observación que nos habían recomendado desde la Oficina de Turismo de Füssen, que se encuentra en la calle Coloman, entorno a un kilómetro o kilómetro y medio tras pasar el desvío que conduce al funicular de Telberg. Dejamos el coche en un lado de la carretera (en un sobreancho que vimos) y echamos la vista atrás para disfrutar de ambos castillos iluminados.

Neuschwanstein iluminadoNeuschwanstein iluminado

El día siguiente me enteré de que se puede acceder al Marienbrücke de noche (que yo pensaba que no) e imagino que la estampa debe ser impresionante (si ya de día lo es). Como ya no lo íbamos a hacer, no lo pregunté, pero supongo que se habrá de subir a pie al mirador. 

El plan del día (pese a mi miedo por retrasos en el vuelo) había salido a la perfección. Así que con las visitas realizadas, regresamos al hotel. Aún debíamos cenar (unos bocatas que nos habíamos traído de España), ducharnos e irnos a dormir, pues la mañana siguiente nos tocaba madrugar para hacer las visitas guiadas de los castillos que acabábamos de ver.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

12 comentarios:

  1. que lindo esa zona, yo recorri munich y alrededores, nos falto un dia para fusen y me quede con ganas, pero nunca se puede ver todo , y gracias a ustedes los viajeros que me lo muestran puedo imaginariamente estar alli, un saludo viajerp

    ResponderEliminar
  2. Qué ganas de un roadtrip por Alemania!! Sé que me encantará Baviera, la Selva Negra....

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco sabía que se podía acceder al puente de noche, debe ser una pasada! Nosotros llegamos para ese viaje a Munich de noche y con las obras también nos perdimos y tuvimos nuestro momento de desesperación, menos mal que se acaba llegando, pero que rollo es cuando te pasa eso de noche. Muy chulas las fotos de los castillos de noche. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito el castillo de noche. Qué ganas de verlo en persona.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña para nada que el señor Walt Disney se inspirara en este castillo para la película de La Bella Durmiente, que es por cierto la película de dibujos favorita de mi infancia, así que está más que claro que es una visita que no me puedo perder. Desde el punto de observación que os recomendaron, parecen totalmente irreales.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitos se ven los castillos de noche!!! Para mí visitarlos también era un sueño viajero que tenía y por fin se pudo cumplir. Y es verdad que la zona se queda desierta a partir de que cierran los castillos. Nosotros estuvimos a punto de quedarnos allí tirados... Y lo peor es que no se veía ni un alma a partir de las 6 de la tarde!! :O
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola chicos!

    - Ale, nunca da tiempo a hacer todo lo que uno quiere, ¿eh? A nosotras también nos quedaron bastantes cosas pendientes en este viaje... Habrá que volver ;)

    - Verónica, sí, nosotras nos quedamos con ganas de más... Hubo muchos sitios que tuvimos que descartar por falta de tiempo. Seguro que volvemos.

    - Calíope, la verdad es que estaba toda la zona alrededor del aeropuerto patas arriba... miles de desvíos... no había un alma en la calle... daba hasta miedo. Pero bueno, unos 15 minutos después ya nos centramos.
    Lo de subir al puente de noche tiene que ser una pasada... Si lo hubiera sabido antes!!

    - Notas de un viajero, son dos estampas que no se olvidan

    - Carmen, si vais en verano (o con buen tiempo) anótate lo de subir al Marienbrücke de noche, que yo me quedé con ganas y desde allí si que tiene que ser una pasada. El castillo de Neuschwanstein es que parece de cuento...

    - M.C. ¿no me digas? Como para quedarse por allí. No había un alma cuando llegamos! Y las calles muy poco iluminadas. En parte, mejor para que destaque la iluminación de los castillos pero, si te quedas tirado... mal rollo.

    Un saludo a todos y gracias por vuestros comentarios :hello:

    ResponderEliminar
  8. Este viaje también es uno de mis sueños viajeros!!! Me encantan los castillos y los de esta zona tienen que ser espectaculares, sobre todo el Castillo del Rey Loco, a ver si podemos verlo prontito que me muero de ganas!!! Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
  9. Esas fotos se nos quedaron pendientes a nosotros por el regreso inesperado :-(
    Aunque yo ya he estado en estos castillos reconozco que el paisaje y el entorno son de cuento. Tenemos que volver y terminar lo que dejamos pendiente.

    ResponderEliminar
  10. No sabía que podía verse el castillo de noche! Se ve precioso iluminado, tiene otro encanto. Está claro que tendré que volver! Espero ver vuestras fotos de día, las he visto mil veces y me sigue enamorando! ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Enganchado a esta crónica viajera. Nosotros estuvimos durante todo un mes del año 2012 dando un roadtrip-furgotrip en la zona. Es espectacular. Castillos, lagos, queserías artesanales, gente agradable, un sinfín de buenos recuerdos.

    Déjanos hacer una apreciación. Eso de tachar a Luis II de Baviera como "Rey Loco", fué una estrategia familiar para arrebatar-le el trono, ya que dada su frecuentación con compañeros masculinos, el amor por la poesía, la ópera y la mitología fantástica wagneriana se apartaba de los cánones católicos y monárquicos. Muy loco tampoco estaba !!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola chicos!

    - Babyboom, es una de esas imágenes que se quedan grabadas en la memoria de cualquiera ¿eh? La verdad es que la zona es preciosa. Ya me contaréis cuando vayáis...

    - Cool, por lo que os leí ayer a nosotras se nos quedó pendiente toda la zona que vosotros sí visitasteis. Entre los 4 hacemos una escapada chula, chula, jejeje

    - Anna, a mí me jorobó no saber que se podía ir al Marienbrücke de noche porque la estampa tiene que ser preciosa... En fin, algún día volveremos

    - Furgotrips, ¡¡pues menudo viaje os pegasteis entonces!! A nosotras nos faltó mucho tiempo para recorrer la zona que nos pareció preciosa. Habrá que volver...
    Gracias por vuestra apreciación respecto a Luis II, aunque... eso de que decidiera ponerse a hacer castillos a diestro y siniestro (independientemente de sus gustos e historias, que está claro que tampoco ayudaban en esa época) tampoco es de estar muy cuerdo. Menuda obsesión tenía el tío con el Rey Sol!! jajaja

    Un saludote a todos y gracias por pasar por aquí y animaros a comentar ;)

    ResponderEliminar