Clicky

Burg Hohenwerfen, una preciosa fortaleza austríaca


Tras visitar las cuevas de hielo de Eisriesenwelt, nos dirigimos hacia la pequeña colina de 155 m de altura que preside el valle del río Salzach, sobre la que se encarama la fortaleza medieval de Hohenwerfen.

Hohenwerfen, Austria

Hohenwerfen se levantó entre 1075 y 1078 para fortificar el paso Lueg y así proteger a la archidiócesis de Salzburgo (liderada en aquel entonces por el arzobispo Gebhard), de las fuerzas del Rey Enrique IV.  Era la época de la Guerra de las Investiduras. La Iglesia protestaba contra el nombramiento de los obispos y Papas por parte del Emperador  y los conflictos entre Iglesia y Estado eran constantes. Así, el arzobispo Gebhard, que había permanecido al lado del Papa Gregorio VII, levantó tres grandes castillos para proteger la ciudad de Salzburgo: Hohenwerfen, Hohensalzburg y el Castillo Petersberg en Friesach, Carintia. Finalmente las cosas no acabaron del todo bien para Gebhard y, en 1077, fue expulsado de la ciudad y no pudo regresar a ella hasta 1086, para morir dos años después en su propio castillo Hohenwerfen.

Hohenwerfen, AustriaHohenwerfen, Austria

Durante los siguientes siglos Hohenwerfen fue utilizada por los gobernantes de Salzburgo, los Príncipes-Arzobispos, no sólo como fortificación, sino también como residencia de verano y refugio para cazar. Ellos mismos fueron ampliando las estancias y reformándolas a su gusto.

En varapalo vendría entorno al año 1525, cuando estalló la Guerra de los Campesinos Alemanes (una especie de revolución industrial alemana); en ella, los agricultores se sublevaron y se dirigieron a luchar contra el poderoso príncipe arzobispo, camino a Salzburgo, arrasando todo a su paso. Hohenwerfen fue saqueado y quemado por los amotinados que, al llegar a la fortaleza de Hohensalzburg, se vieron obligados a rendirse. Como castigo, el Príncipe Arzobispo Matthäus Lang les ordenó la reconstrucción del Castillo y así en 1535 vio iniciar un nuevo ciclo de vida. Se realizaron nuevas torres, los muros exteriores fueron reestablecidos y ampliados, se adaptó el patio interior a nuevas necesidades... Además, comenzaron a aplicar métodos constructivos italianos que proporcionaban una mayor resistencia a las armas de fuego y cañones. Se remodeló la capilla de St.Sigismund en estilo gótico (aunque aún se pueden ver partes románicas en sus paredes), se construyó el Arsenal (hoy en día museo de armas) y se añadió una torre del homenaje grande, el torreón central que hoy en día perdura.

Hohenwerfen, AustriaHohenwerfen, Austria

Durante los años posteriores siguieron realizándose diversas remodelaciones y adaptaciones hasta que, tras la secularización de Salzburgo en 1803, el castillo pasó a ser competencia directa de Baviera que lo dejó caer en el abandono y la ruina.

Cuando en 1816, Salzburgo volvió a formar parte de Austria (por la decisión del congreso de Viena) el castillo fue, de nuevo, restaurado. Pasó por diversas manos hasta que, en 1931, un nuevo incendio hizo que tuviera que ser sometida a una profunda rehabilitación. Los tiempos de guerra volvieron a convulsionar Europa y, así también, el Burg Hohenwerfen fue usado por la gendarmería austríaca como un campo de entrenamiento, fin con el que fue usado hasta 1987, cuando por fin se acondicionó para su visita y se abrió al público.

Hohenwerfen, Austria

Además, a lo largo de toda su historia, la fortaleza fue utilizada como prisión y varios nobles de alto rango fueron encarcelados en el castillo, como por ejemplo el arzobispo Adalbert III (detenido por sus propios ministeriales en 1198), el conde Albert de Friesach (en 1253), el gobernador de Estiria Siegmund von Dietrichstein (capturado por los campesinos insurgentes en 1525)  y el príncipe - arzobispo Wolf Dietrich Raitenau, que murió allí en 1617 tras de seis años de prisión. 

Hohenwerfen, Austria Nuestra visita al castillo de Hohenwerfen: 

Al castillo se puede ascender a pie, bordeando la colina sobre la que se asienta, a través de un sendero bien señalizado pero, después de la ascensión a la cueva de hielo, no teníamos el cuerpo para más subidas y optamos por la opción fácil: el funicular.

Al llegar a la cima hicimos una visita por nuestra cuenta de diversas salas que se han de ver por libre, como es el museo de armas. Dimos una vuelta por el patio central e hicimos tiempo para que comenzara el tour de la visita guiada.

Hohenwerfen (arsenal), AustriaHohenwerfen, Austria

En la visita, mediante una audio guía en castellano, fuimos descubriendo las diversas estancias y habitaciones de las que consta el castillo. El plato fuerte fue, sin duda, la subida a la torre donde  el guía hace sonar la campaña central y desde la que hay unas vistas del pueblo de Werfen y las montañas aledañas impresionantes.

Vistas desde Hohenwerfen, AustriaCampana de la torre de Hohenwerfen, Austria

Al acabar la ruta, aunque ya era tarde (cerca de las 15:00 h), pudimos comer en el propio restaurante del castillo donde, pese a ser un lugar bastante turístico, comimos de maravilla y a buen precio.
  
Nuestra visita acabó con la exhibición de cetrería que tiene lugar el la parte trasera del castillo.

Exhibición de cetrería en Hohenwerfen, AustriaExhibición de cetrería en Hohenwerfen, Austria

Me resultó una visita muy interesante para los amantes de los castillos como yo y, además, lo tienen muy bien montado para ir con niños con la exhibición de aves y multitud de juegos interactivos en muchas salas.
Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

11 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta el lugar ^_^ un sitio donde los fans de la historia pueden pasar un buen rato.
    Ais me falta tiempo jaja
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Salzburgo es una de las ciudades que tengo pendientes por conocer!! El castillo está en un lugar idílico!!

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
  3. Ohhhh, impresionante!!
    Y muy cerquita de Salzburgo que es la ciudad que más me ha gustado de Europa

    ResponderEliminar
  4. Uooooooh! Qué bonito! :-D A mí me encantan los castillos, y que haya uno en algún lado es motivo de visita obligada jejeje. Así que este me lo apunto, porque además desconocía su existencia.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola a todos!

    - Verónica, desde luego, historia no le falta al lugar y aún así, es un castillo chulísimo. ¡Vamos! A mí me encantó

    - Noelia, y así con esa niebla... todavía más místico. El entorno es brutal. No veas las montañas aledañas como me gustaban. Vamos! Yo me iba de retiro allí ahora mismo...

    - Lugares visitar, está al ladito de Salzburgo y es cierto que mucha gente visita las cuevas y no el castillo cuando es una chulada

    - Aran, yo también soy procastillos. Me encantan! Me imagino las batallas que debió ver y me flipo yo sola... Éste, es muy chulo

    Un saludote a todos y muchas gracias por vuestros comentarios :hello:

    ResponderEliminar
  6. Ese se me quedó atrás, preciosa la fortaleza y el emplazamiento no puede ser más bonito. Me lo anoto para cuando vaya por allí. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    - Caliope, yo vi una foto de casualidad por la web y dije: ¡no me lo puedo perder! Y me encantó

    - Casa Rural Naturcasas Barcelona, me alegro. Es un sitio impresionante. Os lo recomiendo

    Un saludo y gracias por vuestros comentarios :hello:

    ResponderEliminar
  8. Buen post, gracias por compartir tu experiencia... Para los amantes del cine bélico, la fortaleza es el escenario exterior donde trancurre la mayor parte de la película "El desafío de las águilas", de 1968, con Richard Burton y Clint Eastwood en los papeles protagonistas...

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    - Arol, sí que lo son. Dejan sin habla, ¿eh?

    - Pep, muchas gracias por ampliar información. Yo no soy muy entendida en cine pero estas anotaciones siempre viene bien saberlas y seguro que algún día echo un ojo a la peli.

    Un saludo y muchas gracias por vuestros comentarios :hello:

    ResponderEliminar