Clicky

¿Qué ver cerca de Salzburgo? Visita del Palacio de Hellbrunn, Salzburgo


Cuando terminamos de recorrer Salzburgo tomamos de nuevo el coche para dirigirnos hacia Werfen (donde el día siguiente íbamos a visitar las cuevas de hielo de Eisriesenwelt y su fortaleza), y el lugar en el que dormiríamos esa noche. Pero, de camino, decidimos hacer una parada en un Palacio que hay a las afueras de Salzburgo: Hellbrunn.

Se trata de una residencia que fue construida entre 1613 y 1619 a los pies del monte de Hellbrunn, en una zona famosa por sus numerosos manantiales, bajo orden del príncipe-arzobispo de la ciudad, Markus Sittikus von Hohenems. El príncipe le encargó el trabajo a un famoso arquitecto de catedrales, Santino Solari, para tener una residencia de verano en la que pasar el día (ya que el príncipe solía regresar a su ciudad por la noche) y por  ese motivo Hellbrunn no tiene ningún dormitorio.

Palacio de Hellbrunn, Salzburgo

Nosotras ya estábamos un poco cansadas de visitar palacios (que en este viaje llevábamos unos cuantos a nuestras espaldas), así que, pese a tener la entrada incluida con la Salzburg Card decidimos dar una vuelta simplemente por sus jardines. Y es que, realmente son ellos los que dan gran parte de su fama al Palacio, pues allí tienen lugar los conocidos como los “Juegos de agua”.

Palacio de Hellbrunn, Salzburgo

Desde los orígenes del palacio, el agua fue una parte vital del mismo… Así los estanques y riachuelos que existen entre los jardines proporcionan agua para inesperados chorros que brotan de algunos escondites y que, desde hace 400 años sorprenden a los visitantes del palacio que, sin querer, acaban mojados.

Con los años el parque fue adaptado a las modas de cada época y se les dotó de diversas estatuas de dioses y héroes que datan de principios del siglo XVII, pero los juegos siguen hoy convocando a miles de visitantes dispuestos a pasar un rato muy divertido.

Palacio de Hellbrunn, Salzburgo

En la parte más alta del parque podíamos divisar el “Castillo de los Meses”, originalmente llamado “Waldems”, que hoy en día alberga un Museo de Cultura Popular de Salzburgo. Allí se hay exposiciones que muestran temas tan diversos como la religión, la vivienda, la medicina o incluso los trajes populares de la región de Salzburgo.

Palacio de Hellbrunn, Salzburgo

Nosotras no pudimos ver los famosos juegos de agua, pero los jardines me resultaron muy bonitos. De hecho mucha gente acudía allí simplemente a pasear o hacer deporte.

Por último, los amantes del cine, y en especial de la película Sonrisas y Lágrimas, deben saber que en el Palacio Hellbrun es donde se encuentra el quiosco en el que se filmó la escena en la que la Liesl y Franz cantan la canción de “I am 16 going on 17”, el lugar en el que se enamoran…

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

8 comentarios:

  1. Hace bastantes años que estuve en Hellbrunn y así como del interior del palacio poco me acuerdo, sus jardines con sus juegos de agua los tengo presentes como si hubiera estado ayer, son preciosos.

    Muy buenos recuerdos!. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Viajar por centroeuropa permite conocer lugares encantandores, palacios, jardines, pequeñas ciudades... En Austria, con la excepción de Viena, tenemos un vacío... que habrá que ir llenando. ¡Un lugar muy chulo!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. El año que viene me gustaría viajar con mis padres a Viena. Sería estupendo alargar la visita a Austria y conocer rincones como Salzburgo y palacios tan bonitos como éste de Hellbrunn. ¡Saludos!


    ResponderEliminar
  4. Preciosos jardines, ... cuando estuve en Salzburgo los omití por completo :(

    ResponderEliminar
  5. Uff, yo a Salzburgo le debo una visita más que en condiciones por lo que me estoy dando cuenta... Veré antes la peli de Sonrisas y lágrimas para ambientarme cuando visite el palacio jejeje. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola a todos!

    - M. Teresa, yo me los imagino como los de la Granja de San Ildefonso, que recuerdo que cuando iba de pequeña con mis padres y salía calada me lo pasaba pipa...

    - El Guisante Verde, nosotras hicimos una pequeña incursión en el país, pero no pudimos ver mucho. Seguro que le dedicaremos más tiempo en el futuro porque a mí me encantó todo lo que vi

    - Alícia, pues es una estupenda idea. Ya leeremos tu ruta en tu blog

    - Thewotme, no quedan muy lejos y es un lugar bonito. Además a nosotras nos pillaba de pasada

    - Aran, no te creas, yo también tengo que revisionar la película que ahora después de estar en muchos de los sitios donde se rodó me han entrado ganas

    Un saludote a todos y gracias por vuestros comentarios :hello:

    ResponderEliminar
  7. A mí también me parecieron muy chulos los jardines pero a decir verdad, en Austria casi todos los jardines de los palacios son igual o más espectaculares que el interior. Yo tampoco entré dentro así que solo recuerdo también los jardines! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estabas empachada de palacios como nosotras también, jejeje
      Es verdad que los jardines son muy chulo, ¿eh? Sobre todo cuando hace buen día...
      Un saludo

      Eliminar