Clicky

Visita a la iglesia de St. Bartholomä en el Lago Königssee, Alemania

Una vez bajamos del “Kehlsteinhaus” o Nido del Águila y, aprovechando que aún teníamos tiempo para hacer otra visita, decidimos acercarnos al lago Königssee, del que yo había leído que, con sus aguas cristalinas, era una auténtica maravilla. Así que tomamos el coche y nos dirigimos hacia Schöngau am Königssee.

No se encontraba muy lejos del lugar en el que estábamos por lo que, en apenas 15 minutos, llegamos a un enorme parking de tipo zona azul en el que dejamos el coche. Schöngau am Königssee es la zona por la que se accede al lago. Se trata de una calle con multitud de restaurantes y tiendas en las que comprar souvenirs y cosas típicas de la región. Al parecer desde allí se pueden hacer algunas rutas a pie por el entorno del lago, pero como íbamos justas de tiempo decidimos ir directamente a la zona de las barcas para intentar por lo menos acercarnos a alguno de los puntos del interior del lago.

Schöngau am Königssee, en Alemania

Y es que desde allí parten diversos barcos (con motores eléctricos para no contaminar sus puras aguas) que realizan recorridos por el lago. Para cuando nosotras llegamos (creo recordar que eran en torno a las 15:30 h) sólo pudimos hacer el recorrido hasta la primera parada, a la Iglesia de St. Bartholomä, porque allí a las 18:00 h ya está cerrado todo. El trayecto hasta este lugar duró alrededor de 45 minutos (ida y luego vuelta). 

Lago Königssee en Alemania

El otro punto al que se puede llegar mediante barca es a Salet, pasando tanto a la ida como a la vuelta por St. Bartholomä y al que se tarda algo más de una hora para llegar. Desde allí, hay un sendero que permite acceder al lago Obersee, que con 1,5 kilómetros de longitud y 500 metros de ancho, dicen que es una preciosidad.

Lago Königssee en Alemania

Apenas éramos 6 personas en nuestro viaje de ida hacia la iglesia, por lo que éste se nos hizo muy agradable. Surcando las aguas del hermoso lago, rodeadas de enormes montañas con formas, colores y vegetación diversa, ¡vamos! Un entorno maravilloso…

El lago Königssee tiene unos 8 kilómetros de largo, alrededor de 1250 metros de ancho y es el tercer lago más profundo de Alemania, llegando a los 190 metros de profundidad, además de tener una de las aguas más limpias del país.

Lago Königssee en Alemania

Poco a poco nos fuimos aproximando a nuestra parada, la iglesia de St. Bartholomä. Se trata de una pequeña capilla católica (consagrada en julio de 1868) que, en estilo barroco, dicen que imita a la catedral de Salzburgo (aunque, habiendo visitado ésta unos días antes, en mi opinión tienen poco que ver). Cada año, el sábado después de San Bartolomé (24 de agosto) la iglesia acoge una peregrinación de fieles que llegan a través de las montañas en caminatas que duran entre cuatro y cinco horas, llegando a subir casi 1.500 metros para después volver a descender hasta el nivel del lago.

Lago Königssee en Alemania

Allí, además de la capilla, hay un restaurante, una tienda de regalos y un punto de información turística sobre la zona y sobre el propio el Parque Nacional Berchtesgaden (del que este lago forma parte).

Al llegar a la isla, vimos que se podían realizar diversos recorridos a pie, pero no disponíamos de mucho tiempo hasta que el último barco de vuelta pasara a por nosotros, así que nos quedamos por  los alrededores de la iglesia disfrutando del paisaje y de las claras aguas del lago. Además, como éramos de los pocos que quedaban todavía por allí, tuvimos la suerte de verlo prácticamente solas y disfrutando de la tranquilidad que el entorno nos transmitía.

Lago Königssee en Alemania

Cuando vimos que la hora de recogida se acercaba nos acercamos al muelle para dar por finalizada  la excursión y regresar  a la ciudad. 


Lago Königssee en Alemania

En ese momento dejamos la serenidad y relajación con la que veníamos, para embutirnos en un barco que, esta vez, estaba hasta los topes de gente…

Al atracar de nuevo en el puerto (con una preocupación considerable puesto que el ticket de la zona azul nos había caducado hacía hora y media), aún nos quedaba algo más de una hora de conducción hasta Munich, donde íbamos a pasar aquella noche por lo que, aunque la vecina localidad de Berchtesgaden nos pareció bonita (desde la carretera), decidimos continuar la ruta y no paramos a verla.

Así, pese a que el tour y el recorrido por el lago me pareció bonito, me fui de allí con la sensación de haberme quedado con las cosas a mitad. No pudimos llegar hasta el lago Obersee, que me hubiese gustado verlo, y tampoco pudimos ver la ciudad de Berchtesgaden, que también dicen que es preciosa... Quizás, pensado a posteriori, me hubiera gustado más dedicarme a recorrer la ciudad y dejar el lago para otra ocasión en la que hubiéramos dispuesto de más tiempo…

Lago Königssee en Alemania

Si vais con tiempo también podéis acercaros hasta el Jennerbahn (el monte Jenner), donde los meses de invierno hay una estación de esquí pero en el que, en verano, también se pueden realizar rutas senderistas. Se accede mediante un teleférico (que hay en el pueblo) que te traslada hasta 2 niveles: Mittelstation, a 1.200 metros de altura, o Bergstation a 1.800 metros. Allí hay rutas con miradores que permiten contemplar una gran extensión del parque nacional y restaurantes en los que disfrutar comiendo con unas vistas dicen que muy bonitas.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

8 comentarios:

  1. Vaya paisajes más bonitos y piensa que si te has ido con la sensación de dejarte cosas por ver ya tienes una muy buena excusa para volver. Preciosas fotos Helena!

    ResponderEliminar
  2. Qué paisajes más espectaculares! Acabamos de volver hace dos días de Alemania y nos ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Helena, flipo con los rincones que vas descubriéndome! Vaya pasada de sitio para perderse! Esta zona está ganando muchos puntos! Saludos

    ResponderEliminar
  4. Uoooohhh!!! :O Qué bonito todo! me encantan estos paisajes, me dan una tranquilidad... Espero poder visitarlo algún día, y a ser posible hacer alguna de esas rutas por el monte Jenner, tienen que ser increíbles! Un abrazote!

    ResponderEliminar
  5. (me parto con el emoticono que se ha quedado en mi comentario jajajajajaja)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola a todos!

    - Calíope, la verdad es que la barquita tarda lo suyo... y hay cosas que no se pueden acelerar. Aunque, en verano por lo menos, podrían estirar un poco más el día que aún quedaba tiempo de luz... En fin, como dices, habrá que volver :)

    - Verónica, pues nada, ahora me pongo yo a leer tus crónicas que vi que habías estado en sitios preciosos que, aún, no conozco ;)

    - Xipo, la zona es una maravilla, eso es cierto. Ya me contarás cuando te lances por allí ;)

    - Aran, me parto con lo que sale a veces... jejeje. A ver qué nos cuentas tú de tu reciente viaje por aquellas tierras...

    Un besote y gracias por animaros a comentar (a pesar de mi tardanza en responder) :hello:

    ResponderEliminar
  7. ¿Al final os habían puesto multa? Me he quedado con el intrinculis, jejejeje. La verdad que el lago y los alrededores son preciosos, nosotros no pudimos navegar por él pero sí recuerdo que pasamos por un puente de madera, estilo de esos en el que todo el mundo grava su nombre y me encantó. Tengo ganas de volver por allí porque la verdad es que ha pasado mucho tiempo desde que lo visitamos!! Un abrazo!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, al final nos libramos... creo ( o por lo menos no me ha llegado nada), pero no veas que miedo teníamos de llegar y que no estuviera el coche, jejeje
      Un saludote ;)

      Eliminar