Un día en Munich, ¿qué hacer y ver?


Para conocer Münich, la oficina de turismo de la ciudad nos ofreció unirnos a una visita guiada que hacían en inglés a partir de las 10.30 h. Precisamente, nos habían citado en la puerta de la propia oficina de turismo, en pleno centro de la ciudad, en Marienplatz.

Mapa de Munich

Así que tras desayunar en nuestro apartamento, cogimos el metro para acercarnos al centro. Llegamos con algo de antelación así que estuvimos dando un paseo por allí e incluso nos sentamos a redesayunar en una cafetería de la zona...

Munich - Carrillón en el Ayuntamiento de MarienplatzLlegada la hora, nos reunimos con nuestra guía para comenzar a descubrir los principales lugares de su centro histórico.

Nuestra visita empezó viendo el carrillón del ayuntamiento o Glockenspiel, a las 11:00 h (a las 12 h hay un segundo turno y en temporada de verano, hacen un último a las 17.00 h), todo un espectáculo que congrega a gran multitud de gente a los pies del Ayuntamiento, en la Marienplatz.

Los ayuntamientos que podemos ver en la plaza, tanto el neogótico Neues Rathaus como su antecesor, el Altes Rathaus, son reconstrucciones de los originales que quedaron destruidos en la II Guerra Mundial. En el centro de la plaza, podemos ver también la Columna de María, una escultura de la Virgen María bañada en oro.

Munich - Antiguo Ayuntamiento, MarienplatzMunich - Nuevo Ayuntamiento, Marienplatz

Cuando acabó el carrillón, nuestra guía nos habló de la iglesia de San Pedro, Alter Peter. Nos comentó que desde la torre existe un mirador con unas vistas espectaculares de toda la ciudad y nos recomendó que, si teníamos oportunidad, más tarde intentáramos subir.

Nosotros debíamos seguir con la ruta y así, callejeando, llegamos a la plaza de la catedral: la Frauenkirche. Construida en ladrillo rojo, la iglesia es uno de los principales puntos turísticos de Munich. Sus dos torres (junto a la del Nuevo Ayuntamiento), rematadas por una cúpulas de color turquesa y con 99 metros de altura, dominan el cielo de la ciudad y pueden ser vistas desde cualquier punto gracias a una orden que prohíbe edificaciones mayores de 100 metros.

Munich - Huella en Frauenkirche
En el interior de la iglesia podemos encontrar la que se dice que es la huella del diablo. Nuestra guía nos explicó que cuando se construyó la catedral, el constructor prometió al diablo que el edificio no tendría ventanas. Una vez hubo acabado, el diablo entró para comprobar el cumplimiento de la promesa… y en efecto, desde ese punto, no se ven ventanas ya que quedan tapadas por las columnas del templo.

Munich

Al salir de allí nos dirigimos hacia Odeonsplatz. La Plaza del Odeón debe su nombre a una gran sala de conciertos que existía en aquel lugar en el momento de su construcción. Hoy en día está dotada de majestuosos edificios ya que en su principio fue concebida como una entrada triunfal a la ciudad.

Así, allí nos encontramos con la Feldherrnhalle o Pórtico de los Mariscales, una imponente construcción de 1841 que vanagloria el honor del ejército bávaro. También fue allí donde inició el tiroteo que puso fin al Putsch de Múnich, un intento de golpe de estado por parte del partido nacional-socialista que terminó con el propio Hitler encarcelado.

Munich - Feldherrnhalle en OdeonsplatzMunich - Iglesia de los Teatinos en Odeonsplatz

La Iglesia de los Teatinos (Theatinerkirche), dedicada a San Cayetano, también se encuentra en esta plaza; con una fachada amarilla en estilo Rococó, alberga en su interior las tumbas de algunos antiguos reyes de Baviera.

Al lado de éstos se encuentra el Hofgarten o Jardín de la Corte, un bonito jardín de estilo italiano, construido en las cercanías de la Residencia durante el siglo XVII. En su interior se halla el Templo de Diana (Hofgartentemple), un pabellón diseñado en 1615 desde el que salen diferentes caminos que recorren el jardín. Rodeando el jardín se hallan importantes construcciones como la Cancillería del Estado de Baviera, una galería de arte o el Salón de Banquetes de la Residencia.

Munich - Templo de Diana en Hofgarten

Munich - Hofgarten

Desde allí nos dirigimos al Englischer Garten, el pulmón verde de la ciudad que, con más de 400 has, es uno de los parques urbanos más grandes del mundo. En su interior existen numerosos  caminos por los que pasear pero también edificios singulares como una pagoda china o un templete de estilo griego del año 1836. Además, un gran canal, conocido como Eisbach, recorre el jardín. En él, hay una zona en la que crean olas de forma artificial y a la que la gente acude para hacer surf. Algo curioso de ver sin duda.

Munich - Englischer Garten

Desde allí, regresamos al centro de la ciudad, a la Residenz, la que fue la residencia de la familia real bávara y que es uno de los mayores palacios de Alemania. El guía nos dio una breve introducción desde el exterior, en la que nos comentó, entre otras cosas, que es típico tocar la cabeza de las estatuas de los leones que hay en su puerta para que nos den suerte, salud, dinero y amor y nos recomendó que lo visitáramos más tarde por nuestra cuenta, como hicimos.  

Munich - ResidenzMunich - leones en la Residenz

Seguimos hacia la plaza de Maximiliano José donde encontramos la sede de la Ópera y dimos por finalizada la visita guiada en la puerta de la cervecería Hofbräuhaus (HB), donde decidimos sentarnos a comer. El origen de esta cervecería se remonta a 1589 cuando era la fábrica de cerveza que abastecía a la familia Wittelsbach pero también ha sido testigo mudo de importantes acontecimientos como la proclamación de la "República Soviética de Múnich”.

MunichMunich - Hofbräuhaus (HB)

Después de comer regresamos a la Residenz para visitarla por dentro (ya que la entrada estaba incluida en la tarjeta de los palacios bávaros que habíamos sacado el primer día de viaje). Este Palacio acogió a algunos miembros de la dinastía de los Wittelsbach, que lo fueron ampliando y modificando a su gusto, llegando a construir un complejo concatenado de siete palacios con sus respectivos patios. En su interior se pueden ver muchas de las antigüedades que fueron propiedad de la familia así como una sala dedicada a los tesoros reales, alguno de ellos realmente impresionante.

Munich - Interior de la ResidenzMunich - Interior de la Residenz

Munich
Desde allí nos dirigimos a la zona en la que se concentran algunos de los museos más importantes de la ciudad: la Antigua Pinacoteca (Alte Pinakothek) que muestra una importante colección de pinturas clásicas, la Nueva Pinacoteca (Neue Pinakothek) que da continuación a la anterior y recoge cuadros de los siglos XIX y XX y la Galería de Arte Moderno (Pinakothek der Moderne). Me hubiera gustado entrar a ver la primera de ellas pero, para cuando llegamos ya estaba a punto de cerrar.

Cerca de allí se encontraba la Königsplatz, una bonita plaza presidida por tres edificios de estilo neoclásico: la Gliptoteca (que expone piezas de arte grecorromano), los Propíleos y la Staatliche Antikensammlungen (con una colección estatal de antigüedades). Esta plaza tiene además importancia histórica por haber recibido varias marchas y celebraciones durante la época nazi; de hecho, en su día acogió algunos edificios que conmemoraban la muerte de los caídos en el "Putsch de Múnich" (al que llegaron a trasladar los féretros de los caídos para que fueran visitados), y que durante la II Guerra Mundial fueron destruidos por Estados Unidos.

Munich - Königsplatz

Con estas visitas realizadas regresamos al centro de la ciudad, pero de camino vimos que en Odeonsplatz estaban preparando un entarimado para un discurso político al que iba a acudir la mismísima Angela Merkel… ¡eso lo teníamos que ver! Pero yo estaba cansadísima. No habíamos parado de caminar en todo el día (salvo para comer) y creo que aún arrastraba el cansancio de las Cuevas de Hielo (que me mataron)… así que, pese a que queríamos subir a la torre de la iglesia de San Pedro pudo más mi cansancio y decidimos irnos a tomarnos unas cañas para hacer tiempo para ver a la Merkel (que no todos los días uno la tiene delante).

Angela Merkel en MunichMunich - Antiguo ayuntamiento

Así, después de ver a la Canciller alemana, regresamos a nuestro apartamento. Cenamos en un restaurante italiano cercano y nos fuimos a dormir. El día siguiente volveríamos a España, pero antes veríamos aún algunos lugares interesantes como el Campo de Concentración de Dachau.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

6 comentarios:

  1. Hicistéis una visita muy parecida a la que hicimos nosotros! Y qué casualidad que la Merkel diera un discurso ese mismo día!! jejeje
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues por lo que cuentas, Munich bien merece una escapada. La Residenz debe ser impresionante y lo de encontrarte con la Merkel de traca ;) Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Vaya traca final para el día de turismo!!!
    Ya sabes mi espina clavada con Munich, tengo muchas ganas de volver a Alemania
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué buenos recuerdos de Munich. Tengo muchas ganas de volver a Alemania, aunque tuvimos algún problemilla con el idioma XD

    ResponderEliminar
  5. Qué bien me lo pasé en las cervecerías de Munich!, la Hofbräuhaus es una pasada, ambientazo que hay siempre.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola a todos!

    - M. Carmen, yo creo que al final todas estas visitas guiadas van a los mismos lugares. Eso sí, al final sales con una impresión global de toda la ciudad

    - Alicia, no veas... cuando vimos que era la Merkel, dijimos: hay que verla!!

    - Libreta Viajera, tengo claro que volverás por allí a acabar ese viaje incompleto.

    - Artabria, con el alemán no hay quien se aclare... Recuerdo que queríamos pedir codillo en la cervecería esta famosa y no fuimos capaces (ni siquiera nos salía el nombre en inglés), así que acabamos comiendo salchichas (a saber de qué)

    - Calíope, siii, la verdad es que había muchísimo ambiente, hasta músicos encima de una tarima tocando canciones típicas... y la cervecería es enorme! Hay que pasar por allí sí o sí ;)

    Un saludote a todos y gracias por vuestros comments :hello:

    ResponderEliminar