Clicky

Sainte Eulalie d’Olt, una bonita villa francesa a orillas del Lot


Después de visitar dos bonitas villas (Estaing y Saint Come d’Olt) no creí que ésta nos fuera a aportar mucha novedad sin embargo, de las tres ciudades que recorrimos a orillas del Lot, creo que ésta fue la que más me gustó. Pasear e ir descubriendo esta aldea medieval con su iglesia del siglo XI, su pequeño castillete del siglo XV y sus floridas calles por las que apenas había gente, me resultó un verdadero encanto.

Sainte Eulalie Dolt

Durante la Edad Media era conocida como “Castrum” ya que había sido creada al amparo de un castillo construido por el obispo de Rodez, como una fortaleza completamente protegida por murallas y repleta de torres. Hoy en día el panorama ha cambiado y desde 1986 se encuentra incluido entre los Pueblos más Bonitos de Francia.

Al llegar a la ciudad, dejamos el coche en el aparcamiento que hay a la entrada, dispuestas a recorrerla. Me resultó curioso que, aunque el parking estaba a tope de coches, por las calles del pueblo apenas se veía a gente… Aunque lo tienen todo muy bien montado. Delante de cada punto de interés había un plano con un cartel explicativo de forma que era prácticamente imposible dejarte algo pendiente por ver.

Mapa de Sainte Eulalie d’Ol, Francia

La primera parada la hicimos en el punto denominado la Reguera del Molino, más por motivos históricos que por lo que hoy en día se mantiene allí. En el arroyo de Lundanne llegaron a existir 8 molinos de producción de aceites y harinas, que perduraron allí hasta mediados del siglo XIX. Hoy sólo queda uno, del siglo XVII que se usaba para la curtiduría local y que fue restaurado en 1980, aunque es privado.

Dejando atrás el reguero nos dirigimos al Centro Artístico, una antigua granja que se ha convertido en la oficina de información y turismo (cerrada cuando llegamos) y donde también se hallan varios talleres artesanales.

A tiro de piedra teníamos el Castillo de los Curieres una propiedad que pertenece a una de las familias más antiguas del Rouergue (que llegó a Ste Eulalie alrededor del año 1205). El castillo fue construido en el siglo XV sobre las ruinas de otro del siglo anterior. En la puerta principal podemos ver el escudo de armas de la familia (un perro galgo que corre y una corona de marqués).

Sainte Eulalie d’Ol, Francia

El Castillo se encuentra situado en la “Plaza del Olmo”, como se la conocía en el siglo XVI, ya que la justicia se administraba bajo un olmo. Era normal que fuera allí ya que además los Señores de Curières eran los poseedores del poder judicial en la ciudad. Hoy en día el árbol ha desaparecido en favor de una fuente con una cruz.

Sainte Eulalie d’Ol, Francia

Sainte Eulalie d’Ol, Francia
Cerca de allí nos encontramos con el Hôtel Particulier, un edificio privado de la época  renacentista (1564) que cuenta con una elegante torre.

El edificio se halla en plena Rue de “la traverse”, que antaño atravesaba el pueblo fortificado. En esta calle, la actividad económica fue muy importante: con tiendas en la planta baja de las casas, talleres y, en los patios, granjas. Todavía se puede ver en alguno de los dinteles las profesiones que en cada una de ellas se ejercía. A nivel arquitectónico, en un principio las casas se construyeron con guijarros del río y techos de pizarra... aunque con el tiempo, algunas de ellas fueron enlucidas con cal que actuaba como aislante. Ya en los años 70, se renovaron algunas viviendas utilizando piedras aparentes en las fachadas.

Sainte Eulalie d’Ol, FranciaEntre tanto nosotras seguíamos nuestra visita callejeando hasta que dimos con la iglesia. Ésta se comenzó a construir en estilo románico en el siglo XI, siendo profundamente transformada en el siglo XII cuando se le dotó de una función defensiva. A mediados del siglo XVI sufrió una gran ampliación por orden del obispo de Rodez. De su interior destaca una estatua de la Santa que da nombre a la ciudad, Eulalia. Además, la iglesia cuenta con dos espinas de la corona de Cristo. Debido a ello tiene lugar una procesión durante el mes de julio.


Sainte Eulalie d’Ol, FranciaCerca de la plaza de la iglesia podemos ver la antigua escuela, con una estrecha y curiosa torre. En 1995, se implantó allí el Museo Galería Marcel Boudou, en honor al pintor, nativo de la ciudad, que legó al museo varias de sus obras y de las de su esposa.

Para acabar la visita a la ciudad nos acercamos a la ribera del Lot, a ver el pequeño pilar que sobrevive allí de un antiguo puente romano que existía en la ciudad hasta que una inundación se lo llevó por delante... 

Intentamos buscar un lugar donde comer en la población, pero no vimos ninguno que nos llamara la atención y nos pareciera económico, así que regresamos al coche con la idea de continuar la ruta unos kilómetros y parar en algún lugar que nos pareciera apañado a comer...

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

2 comentarios:

  1. Qué bonita se ve esta ciudad! Nunca había oído hablar de ella. Y qué rabia eso de encontrarse con las oficinas de turismo cerrada!!! La verdad es que no entiendo como en algunas ciudades tienen horarios tan limitados!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya estoy acostumbrada al horario europeo... es que solo a los españoles se nos ocurre estar de visitas por ahí de 12 a 14h!! jajajaja
      Hay verdaderas joyas sueltas por Francia.
      Saludos!!

      Eliminar