Clicky

Castelnou, una villa medieval francesa (cerca de la frontera)


Cuando me iba a venir a vivir a Ginebra, para hacer la mudanza, decidimos montar un pequeño viaje de camino y visitar algunos pueblos de Francia. Así, el trayecto de Valencia a Ginebra que a priori se puede hacer en una jornada de coche, se convirtió en una pequeña escapada de 4 días por el sur-sudeste francés. De esta manera, queríamos dar continuidad al viaje que habíamos hecho en Semana Santa y ver alguno de los puntos de interés que nos habíamos dejado pendientes. 

Fue así como llegamos a parar a Castelnou. 

¿Qué ver y hacer en Castelnou, Francia?

Se trata de un pequeño pueblo, de los incluidos en la lista de “los pueblos más bellos de Francia”, que se encuentra bastante cerca de la frontera, concretamente en la región de Languedoc-Rosellón.

Poco antes de llegar al pueblo, por la carretera que le da acceso, nos encontramos un mirador, a modo de antesala de lo que más tarde recorreríamos… En la parte más alta destacaba el castillo (del año 990) dominando las casitas de piedra que conforman el pueblo.

Castelnou, Francia


El pueblo es peatonal, por lo que al llegar nos vimos obligadas a dejar el coche en un aparcamiento que se ha habilitado a unos 5 minutos a pie de éste (rodeando la iglesia). 

Dadas las horas que eran, antes de dedicarnos a visitarlo, decidimos comer un bocata en un pequeño merendero que había poco antes de llegar a las murallas de la ciudad (acompañadas un pequeño amigo peludo que nos echamos allí).  

Con el estómago lleno, comenzamos a caminar. Atravesar el portón de entrada a la población es como trasladarte a la época medieval, con sus calles y casas de piedra y esa tranquilidad que sólo unos pocos turistas alteraban.

Castelnou, Francia - Puerta de entrada

Y aunque se sabe que la vida en la zona se remonta a mucho tiempo atrás, debido a la presencia de dólmenes en las cercanías que lo atestiguan (por ejemplo, en la Creu d'en Cubri y en Serrat d'en Geli), se puede decir que la historia del pueblo comienza con la del Castillo (en el año 993), siendo éste el principal punto de interés de la ciudad. Y precisamente fue allí hacia donde nos dirigimos.

Le Château Vicomtal

La primera referencia al castillo data del año 993 que con el nombre de “Castelnou” (Castillo Nuevo), venía a sustituir a otro anterior existente en las cercanías (en Camelas).

Castelnou, Francia - CastilloCastelnou, Francia - Castillo

Fue fundado por el señor feudal de Castellnou también conocido como Vizconde de Vallespir (la rama más joven de los condes de Besalú), que poseía una amplia porción de terrenos en la zona allá por el siglo X. Sirvió como fuerte defensivo y administrativo del aristócrata hasta el año 1321, momento en el que el rey hizo desaparecer el vizcondado por haber adquirido demasiado poder.

Castelnou, Francia - Castillo

Su forma de pentágono irregular se conformó siguiendo la geometría de la roca sobre la que se asienta. La base del recinto es la parte más antigua, mientras que las superiores, así como la fachada meridional y las ventanas, corresponden a una restauración que se llevó a cabo en el siglo XIX. 

Sus altos (de 12 a 14 m) y gruesos (de 2 a 3 m) muros, le conferían el carácter defensivo con el que fue creado. A pesar de ello, fue asediado y asaltado en varias ocasiones (especialmente durante la lucha entre los reyes de Mallorca y Aragón).  Con los años pasó por diversas manos, llegando a sufrir en el año 1981 un incendio que lo dañó en gran medida. 

Castelnou, Francia - Castillo

En cualquier caso, ha sido hábilmente restaurado y actualmente se pueden recorrer las salas abovedadas del castillo que han sido acondicionadas como lugar de exposiciones permanentes para divulgar su historia, mostrando algunas armas y armaduras y modelos de personajes... Desde sus terrazas, las vistas son impresionantes. Para acabar la visita, pasamos por el parque donde hay un jardín botánico de especies típicamente mediterráneas.

En una pequeña colina situada al noroeste de la villa encontramos la Torre de Castelnou, una construcción concebida para la vigilancia que data del siglo XIII, y que tenía una gran importancia defensiva en aquella época.

Castelnou, Francia - Vistas desde el Castillo

Al salir del castillo, terminamos de recorrer alguna de las bonitas calles del pueblo, para dirigirnos después a “L’église Sainte Marie del Mercadal” (o de Santa Maria del Mercado), situada extramuros. 

Castelnou, Francia - CallesCastelnou, Francia - Calles

Castelnou, Francia - IglesiaL’église Sainte Marie del Mercadal

Esta iglesia fue construida a principios del siglo XII, para acoger a la creciente población que ya no cabía en la pequeña capilla intramuros. Se trata de una pequeña iglesia románica de una sola nave con bóveda de arco apuntado y ábside semicircular. Destacan los herrajes de la puerta, que dicen que son de los más bellos hechos con la técnica Roussillon. Nosotras nos la encontramos cerrada.

Con ella, dimos por concluida la visita a esta bonita población y pusimos rumbo hacia Lagarde, que se nos había quedado en el tintero en el anterior viaje. 
Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

4 comentarios:

  1. Pues mira que conozco pueblecitos en Francia y aunque de este había oido hablar, no había visto fotos y me ha encantado. me lo apunto.
    Un abrazo
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Pero que cantidad de pueblos bonitos tiene Francia!! Es que cada vez leo mas y mas pueblos con encanto!! Nada, si decido ir a Ginebra en coche ya se donde parar! Un beso Helena!

    ResponderEliminar
  3. Jo qué de pueblos preciosos tiene Francia, un país del que conozco solo la capital (he ido varias veces) pero desl resto nada y veo que tengo que ponerle remedio, cada vez que leo una entrada de estos pueblos tan molones me dan ganas de irme en ese momento. Un saludito :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola chicos! Lo primero de todo, perdonad la tardanza en contestar (otra vez)

    - Carmen, la verdad es que me resultó un pueblecito muy bonito. No había mucha gente por lo que además lo disfrutamos mucho... Otro de los tantos a anotar en Francia, que nunca te la acabas, jejeje

    - Xipo, desde luego que sí... Yo, cada vez que voy a una zona de Francia vuelvo encantada. Pero vamos, éste en concreto no es queda, muy muy lejos de casa, jejeje

    - Calíope, cómo puede ser eso?? Hay que ponerle remedio ya mismo, jejejeje. Bueno, estando en la otra punta de España es comprensible... pero la verdad es que hay pueblos preciosos por Francia.

    Un saludito a todos y gracias por pasar por aquí y animaros a comentar :hello:

    ResponderEliminar