Rheinfall, cómo visitar las cataratas del Rin


Después de haber hecho una pequeña visita al Principado de Liechtenstein y de regresar a la infancia viendo la casa de Heidi, pusimos kilómetros de por medio para, huyendo de la gran tromba de agua que empezaba a caer, dirigirnos hacia las Cataratas del Rhin.

Suiza, Cataratas del Rin


Las Rheinfall están consideradas las mayores de Europa continental (no sé en base a qué criterio, aunque imagino que será por caudal) y se encuentran en el norte de Suiza, prácticamente al lado de la frontera con Alemania. Desde su nacimiento, en el cantón de Los Grisones en los Alpes suizos, hasta Basilea el río recorre 388 km de territorio suizo en los que pierde gran parte de su altitud, pasando de los 2.200 m a los 250 m. Así, en Schaffhausen el río de 150 metros de ancho (en aquella zona) se abre paso a través de las rocas y cae desde una altura de 23 m con una fuerza impresionante. El caudal que trasiega varía en función de la época del año desde unos 250 m³/s que puede haber en invierno hasta los 700 m³/s de verano. El mayor pico de caudal que se ha constatado en la catarata tuvo lugar en 1965 llegando a los 1.250 m³/s.

Una curiosidad del Rhin es que está considerado, desde la Convención de Mannheim de 1868, como "aguas internacionales" desde Basilea hasta su desembocadura en el mar del Norte, contando así Suiza con libre acceso al mar.   

Suiza, Cataratas del Rin

La visita a las cataratas del Rin (o Rhin) se puede hacer por ambos lados, desde la zona del pueblo hay una buena vista pero dicen que es desde el lado de enfrente desde el que obtendremos mejores panorámicas. En él se han habilitado una serie de pasarelas y miradores para observar la caída de agua, llegando ésta incluso a salpicarnos. También podremos pasar por una gruta natural que nos llevará prácticamente al lado de la catarata.

Suiza, Mapa Cataratas del Rin

Suiza, Cataratas del Rin
Volviendo a nuestra visita, cuando nosotras llegamos era relativamente tarde (para los estándares centroeuropeos) y temíamos no encontrarlas abiertas, pero tuvimos suerte y todavía llegamos dentro de los márgenes del horario de apertura. Nos encontramos con un aparcamiento gratuito, mientras que cobraban una entrada de 5 CHF por entrar a ver las cataratas.  

En el edificio de venta de entradas, hay también una tienda de souvenirs, un pequeño restaurante y baños.

El acceso a los miradores se realiza por el patio del Castillo Laufen, un castillo renacentista de más de 1000 años de antigüedad que hoy en día se ha reconvertido en hotel-restaurante. 

Frente a éste, escaneamos nuestra entrada y comenzamos la visita de las cataratas, descendiendo hacia los distintos miradores. En el primero de ellos se obtiene una panorámica general de toda la catarata, y así vamos encontrando puntos de observación conforme descendemos pero, sin lugar a dudas, el mejor es el último; desde allí es donde realmente llegaremos a apreciar la brutal fuerza del agua.

Suiza, Cataratas del Rin

Para completar la visita podemos acercarnos en barco a la Rheinfall-Felsen, una gran roca en mitad de las cataratas en la que se ha habilitado otro mirador. Desde ambas orillas del río (Laufen Schloss o Wörth Schloss), podremos partir hacia ella y sentirnos los reyes del mundo en la cima del pequeño peñón que se mantiene en mitad de la catarata. Las entradas se compran en los propios embarcaderos que hay dentro del recinto y, el precio varía en función de la ruta que se quiera hacer (aunque está en torno a 10-15 CHF). Durante nuestra visita estaba medio lloviendo y no quedaba ya mucho tiempo para que cerraran por lo que desestimamos la idea y regresamos al aparcamiento. 

Sí llevábamos en mente acercarnos al otro lado del río para ver el paisaje desde allí pero, por no perder mucho tiempo tuvimos la genial idea de acercarnos con el coche y yo no sé qué me pasó que no di con la forma de cruzar al otro lado y llegar al punto exacto… por lo que finalmente dimos por concluida la visita y nos marchamos a buscar un lugar en el que dormir (ya que no llevábamos nada reservado de antemano).

Como anotación señalar que las personas con movilidad reducida cuentan también con un ascensor panorámico que les permitirá bajar a una de las zonas de pasarelas y miradores pero, el acceso al resto de puntos de observación o incluso al  propio embarcadero es limitado, ya que sólo se llega a él a través de escaleras. 

Suiza, Cataratas del Rin

¿Cómo llegar a las Cataratas del Rhin?

Suiza, Cataratas del Rin
Están situadas a tan unos 50 km de Zúrich por lo que es relativamente fácil llegar a ellas. 

En coche privado o de alquiler no hay demasiados problemas dirigiéndonos a Shaffhausen y siguiendo las indicaciones que hay hacia “Rheinfall”. 

En transporte público se podría ir en tren hasta Shaffhausen (tened en cuenta que el tren en Suiza es una maravilla en lo que a frecuencia y puntualidad se refiere)  y desde allí coger la línea S33 hasta “Neuhausen Rheinfall” o “Schloss Laufen am Rheinfall”, que tarda tan sólo 5 minutos. El autobús número 1, frente a la estación, también os llevará aunque tarda un poco más, alrededor de 15 minutos.



Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario