Real Time Web Analytics

Fin de año en Estocolmo. Preparativos del viaje

La idea original para el viaje de fin de año no tenía nada que ver con lo que al final hicimos… Le estábamos dando vueltas a Riviera Maya, pero en Nochevieja, ¡maaaaaadre! Estaba todo tan caro que al final decidimos buscar un destino europeo. La primera cosa que me vino a la mente fue Finlandia. Como ya os he contado en otras ocasiones, uno de mis sueños es ver una aurora boreal y, aunque nunca está garantizado el verlas, pensamos que éste sería un buen momento para ir a Laponia. Así, podríamos también conocer a Papá Noel y decirle que se porte bien con nosotros el año que viene…

Cuando comenzamos a mirar los vuelos, nos dimos cuenta de que los vuelos a Rovaniemi tampoco es que fueran especialmente baratos y lo cierto es que tampoco nos apasionaba la idea de pasar el fin de año allí… Así que tras mirar diversas opciones finalmente decidimos combinarlo con Estocolmo. Así fue como se forjó esta primera escapada del año.

Estocolmo, Suecia
La ruta que montamos fue un poco peculiar porque nos basamos principalmente en los precios de los vuelos para realizarla y pasamos por 5 aeropuertos distintos en apenas 10 días. Pero oye, así os podemos dar todos los datos prácticos acerca del transporte, ¿no?

De todas formas, por mantener un poco el orden, en esta entrada me centraré en los preparativos para montar una escapada a Estocolmo. Y lo completaré con el próximo post, en el que os contaré todo lo necesario para viajar a Laponia y Helsinki en invierno. 

¿Cómo ir del aeropuerto de Estocolmo al centro de la ciudad? 

En nuestra estancia en Estocolmo pasamos por 2 aeropuertos.

Stockholm Skavsta (NYO):

Éste es el aeropuerto en el que aterrizan las líneas de bajo coste (Ryanair y Wizzair) y al que llegué yo desde Alicante. Como suele ocurrir con los aeropuertos de las líneas de bajo coste, Skavsta se encuentra bastante alejado del centro de la ciudad. No en vano son 106 km los que separan el aeropuerto del casco urbano. Además, no cuenta con parada de metro/tren, por lo que la única opción para trasladarse al centro es el autobús. En concreto, hay una compañía, Flygbussarna, que conecta todas las llegadas de los aviones a Skavsta con la estación central de trenes de Estocolmo.

De camino a Estocolmo, Suecia

Los billetes de estos autobuses se pueden comprar directamente en el aeropuerto a tu llegada (pues hay varias máquinas expendedoras de tickets) o llevarlos sacados de antemano, como hice yo. El precio de un trayecto de ida del Aeropuerto Skavsta a Estocolmo es de 139 coronas suecas y se puede usar (una única vez) durante un periodo de tres meses tras su compra. El trayecto dura alrededor de una hora y cuarto y los autobuses cuentan con wifi gratuito. 

Stockholm Arlanda (ARN):

Es el aeropuerto principal y el más cercano (ya que se halla a escasos 45 kilómetros de Estocolmo). Para trasladarse al centro se puede o bien ir en autobús, mediante la compañía Flybussarna que lleva de nuevo a la estación central o bien usar el tren rápido “Arlanda Express”. Nosotras nos decantamos por esta segunda opción, algo más cara pues el precio ronda las 280 coronas por trayecto, pero en apenas 20 minutos nos plantamos en el aeropuerto. Compramos el billete en la oficina de venta que hay justo frente al andén de estos trenes en la estación central (no hay perdida siguiendo las señales), pero también se pueden sacar en máquinas expendedoras de color amarillo o incluso comprarlos de antemano por internet

¿Dónde dormir en Estocolmo?

Dadas las fechas que eran (fin de año) los hoteles en Estocolmo no estaban especialmente baratos, pero encontramos a través de booking una oferta que no estaba muy mal. Se trataba del hotel Scandic Klara, situado en las cercanías de la plaza Hötorget. El precio de la habitación salía por apenas 60 €/persona y día.

Hotel Scandic Klara en Estocolmo, Suecia

Aunque en un principio no me pareció nada del otro mundo la habitación, conforme pasaron los días me fue gustando más y más. El hotel estaba muy bien situado, permitiéndonos realizar la visita a ciudad completamente a pie (aunque también tiene paradas de autobús y metro cercanas). La habitación era bastante amplia y limpia, con un buen baño y contaba con todo lo necesario. El desayuno era espectacular, con una variedad importante de productos salados, frutas e incluso batidos (que hacían en el momento) y con una sección bastante amplia de alimentos sin gluten (cosa a la que ahora le doy mucha importancia). Lo que me resultó curioso es que nadie controlaba el numero de la habitación al entrar, porque creo recordar que también se podía reservar la habitación sin desayuno, entonces… ¿simplemente se fían de la honestidad del personal? Y, siendo española, esto me parece algo arriesgado, jejejeje. Para terminar de rematar la jugada, el hotel contaba con una sauna, de la que dimos buena cuenta uno de los días. Además, el personal en recepción era bastante amable y nos proporcionaron planos e información de la ciudad para visitar la ciudad. Vamos, que fue todo un acierto. 

¿Cómo moverse por Estocolmo?

Aunque nosotras nos movimos básicamente a pie, conviene conocer cómo funciona el transporte público de Estocolmo. Éste está dirigido por la compañía Storstockholms Lokaltrafik o SL y cuenta con varios tipos de transporte:

El metro convencional:

Se le conoce como “tunnelbana” y por ello lo veremos señalizado en los carteles con una letra T azul sobre fondo blanco. Cerca de 100 estaciones se reparten en 3 líneas (verde, roja y azul) y recorren el área urbana según el siguiente plano.

Mapa del metro en Estocolmo, Suecia

El metro funciona de lunes a viernes de 5:00 a 1:00, y los sábados y domingos durante todo el día. 

Sin embargo, el metro de Estocolmo no es sólo un medio de transporte, sino que destaca por lo artístico de sus estaciones, que se encuentran decoradas con esculturas, mosaicos, pinturas o relieves. Se dice que es la galería de arte más larga del mundo ya que en 90 de sus estaciones podemos encontrar este tipo de decoración y obras de arte.

Los trenes de tipo cercanías: 

Éstos son conocidos como “järnvägen” y localizaremos cada una de sus 51 estaciones, por los carteles con una letra J azul sobre fondo blanco. Los trenes tienen conexión con el metro y funcionan en los mismos horarios que éste. 

Los tranvías:

Encontraremos los tranvías con una letra S procedente de la palabra de “spårvagn” y, aunque la mayoría de los tranvías dejaron de funcionar en 1967, aún quedan algunas líneas en funcionamiento. De todas ellas, la línea 7 (que lleva hasta Djurgårdslinjen) quizás sea la más conocida al pasar por varios sitios turísticos. En general conectan también con las líneas de metro.

Los autobuses: 

Éstos se encuentran señalizados con una H de “hållplats”. Los hay de color azul (que recorren el centro de la ciudad y tienen una frecuencia de paso más elevada) y también rojos. Circulan entre las 06.00 y las 24.00.

Los barcos: 

Hay algunas rutas en barco que están incluidas en el servicio regular de transporte. Los localizaremos mediante la palabra brygga, que significa muelle. Estas líneas son:

  • La línea 80 que une Frihamnen y Nybroplan con Djurgården - ver plano 
  • La línea 82 que une Slussen y Djurgården via Skeppsholmen -  ver plano 
  • La línea 85 que une Klara Mälarstrand con Kungholmstorg -  ver plano 
  • La línea 89 que une Ekerö con Lilla Essingen - ver plano 
En el siguiente link podréis ver todas las líneas de la ciudad.

Si tan solo vais a hacer algunos viajes puntuales, os convendrá comprar billetes sencillos, que tienen un precio fijo y son válidos para cualquier desplazamiento en transporte público durante los siguientes 75 minutos. El precio varía en función del lugar de compra, siendo más barato en las máquinas expendedoras que directamente al conductor. Así:

  • Un billete sencillo comprado al conductor cuesta 60 SEK mientras que, 
  • Un billete comprado en las máquinas, con el móvil o en puntos de venta de SL sale por  43 SEK 
Si vais a realizar varios trayectos resulta más económico comprar una tarjeta de transporte, SL Access, que cuesta unas 20 SEK y cargarla con dinero para realizar viajes hasta que se agote, de forma que el billete sale por 30 SEK. 

También se puede cargar la tarjeta con bonos de 24 o 72 horas o de 7, 30, 90 o 365 días. Los precios de estas modalidades son:

  • Una tarjeta para 24 horas cuesta 120 SEK 
  • La de 72 horas cuesta 240 SEK 
  • La tarjeta de transporte para 7 días son 315 SEK  
Las tarjetas de 24 y 72 horas se venden también en formato papel, por lo que no es necesario adquirir una SL-Access y recargarla.

Otros Tickets conjuntos y tarjetas de visita:

Al igual que en otras ciudades, en Estocolmo podemos hacernos con una tarjeta que agrupa la visita a los principales reclamos turísticos de la ciudad: la Stockholm Pass

Stockholm Pass¿Qué visitas están incluidas en la Stockholm Pass?

Con la tarjeta están incluidas las visitas a los principales museos de la ciudad, como son el Vasa, Skansen, Fotografiska, Palacio Real, el parque de atracciones Gröna Lund, Museo Nobel, etc. Incluye también viajes ilimitados en los buses y barcos de tipo “hop on – hop off” y, en época veraniega, ofrece una gran cantidad de rutas y tours en barco como “Stockholm under the bridges”, “Round tour in Djurgården”, la visita a la ciudad vikinga de Birka, a la isla de Vaxholm o las cercanas islas Fjäderholmarna con el barco de Strömma.

Ahora bien, no está incluida la visita ni descuento alguno en el Museo ABBA.

¿Cuánto cuesta la Stockholm Pass?

El precio depende de la validez para la que compremos la tarjeta. Podemos hacernos con tarjetas para una duración de 1, 2, 3 o 5 días consecutivos (con precio diferente para adulto o niño) y tenemos la posibilidad de comprar con ella una tarjeta que incluye el transporte público (para 24 o 72 horas) pagando un poco más.

Precio de la Stockholm Pass - Enero 2018

Puedes comprar la tarjeta en los kioskos (pressbyrån), en 7-eleven, en muchos de los hoteles de la ciudad, en las oficinas de turismo o directamente a través de la página web. 

A primera vista no es una tarjeta barata, pero como siempre es cuestión de hacer números y estudiar, en función de lo que se quiere visitar, cuál es la opción que sale más a cuenta. 

Otros datos de interés:

¿Qué moneda se utiliza en Suecia?

Coronas suecas, la moneda de SueciaAunque el país entró en la Unión Europea en 1995, la población se negó a adoptar el euro, así que la moneda de Suecia es la corona sueca (SEK). De todas formas, pese a parecer que deberemos cambiar dinero antes de viajar o al llegar a la ciudad, en la mayor parte de sitios se puede pagar con tarjeta, incluso para importes bastante pequeños. 

La tasa de cambio entre Euros y Coronas suecas fluctúa pero, como regla general podemos imaginar que 1€ equivale aproximadamente a 10 SEK. Así que cuando veas precios en coronas sólo tienes que dividir entre 10 para hallar el equivalente en euros. 

¿Qué idioma se habla en Suecia?

El idioma nacional es el sueco y, aunque como siempre conviene saber algunas palabras básicas (como gracias “tack”), con el inglés nos podremos mover y comunicar sin problemas. 


Tras esta breve introducción, poco a poco os iré contando los lugares que tuvimos ocasión de conocer en esta escapada.

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

2 comentarios:

  1. Laponia es uno de mis sueños viajeros!! Ayy! Espero que pronto lo podamos llevar a cabo! Y os salía más barato Estocolmo+Finlandia que Riviera Maya? :-O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no veas como estaba Riviera Maya en esas fechas... A 2500 euros por persona.
      Laponia no es barato, ya verás los números en la próxima entrada, pero por lo menos los vuelos en este caso fueron muy baratos y al final logramos ahorrar en alojamiento en Rovaniemi.
      Un besete!!

      Eliminar