Clicky

Adiós a Istria. Recorriendo Vodjan, Svetvinčenat y Pazin


Después de haber visitado Pula tocaba poner rumbo hacia Zadar, donde dormiríamos aquella noche, pero de camino haríamos algunas paradas en otras bonitas poblaciones de Istria: Vodjan, Svetvinčenat y Pazin. 

¿Qué ver en Vodnjan?

Así, tras no muchos kilómetros (11,7 km), llegábamos a Vodnjan, una turística localidad de Istria. Lo cierto es que allí podemos encontrar bonitos edificios históricos como iglesias o palacios de estilo gótico, renacentista y barroco. De todos ellos, el más interesante es el palacio gótico de la familia Bettica, un pequeño castillo construido en 1300. 

Vodnjan, Croacia

Pero quizás lo más conocido de la ciudad sea la iglesia de San Blas. Por una parte, su campanario es de los más altos de Istria; por otra, destaca por un detalle algo más morboso: conserva los cuerpos momificados de varios santos y una importante colección de reliquias. Nosotras no pudimos entrar y no sé si hay que contratar una visita guiada o qué… pero al parecer en una habitación detrás del altar principal se hallan los restos de 6 santos católicos, que fueron llevados a esta iglesia desde diversas partes de Italia, para protegerlos durante la guerra. Entre ellos se encuentra St. Nicolosa Bursa, cuya momia de 500 años de edad dicen que es la mejor conservada de Europa. 

Vodnjan, CroaciaVodnjan, Croacia

La iglesia acoge también otras 350 reliquias sagradas, incluyendo una espina de la corona de Jesús y la lengua incorrupta de Santa María de Egipto. ¡A saber! 

Fuera de todo esto, es bonito dejarse perder por la ciudad con sus estrechas calles empedradas de adoquines… De forma que iremos encontrando a nuestro paso otros bonitos edificios e iglesias. 

Tras haber dado un pequeño paseo por la ciudad, decidimos continuar el viaje de camino a otra bonita población. 

Rápida visita a Svetvinčenat

Apenas media hora hace falta para recorrer la ciudad medieval de Svetvinčenat, pero serán 30 minutos bien invertidos, ya que esta ciudad es una preciosidad por la que merece la pena dejarse llevar sin rumbo. 

Svetvinčenat, Croacia

Con la plaza renacentista conocida como “Placa”, el castillo Morosini-Grimani (uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura veneciana en Istria), la iglesia de San Vicente (que cuenta con unos bonitos frescos) y la iglesia de Santa Catalina como principales lugares de interés de Svetvinčenat, el pueblo ha sabido reinventarse y, hoy en día, destaca no sólo por su patrimonio cultural, sino también por todos los eventos y un programa cultural creado para todos los gustos y colores. 

Svetvinčenat, Croacia

Así las celebraciones comienzan a sucederse en abril con un Mercado de Flores. En julio se lleva a cabo el Festival del Queso, a la vez que su evento más famoso, el Festival Internacional de Danza No Verbal. La plaza principal y el castillo medieval toman el protagonismo en el festival medieval de agosto. Mientras que, a finales de otoño, el testigo pasa a los productores de vino de la región que presentan allí sus novedades en el New Wine Festival (o fiesta del Vino Joven). Por si todo esto fuera poco, Svetvinčenat acoge también exposiciones y conciertos diversos, muy frecuentemente. 

Svetvinčenat, Croacia

Para lo pequeña que era la población, me sorprendió la cantidad de gente que había en el único bar que vimos en el pueblo… quizás se encontraban allí, a la ocasión de alguno de estos actos. Nosotras, tras haber dado un paseo, y haber visto rincones de verdadero encanto pusimos rumbo hacia la siguiente localidad de nuestra ruta, Pazin. 

¿Qué ver y hacer en Pazin? 

Pazin, CroaciaLa localización de Pazin en el centro de la Península de Istria hizo que se convirtiera rápidamente en su centro administrativo y que fuera conocida con el sobrenombre de “el corazón de Istria”. 

Aunque si hay algo destaca en ella es su castillo medieval (Kaštel) alzándose sobre el acantilado de 130 m donde el río Pazinčica cae el río al subsuelo en una sima, formando tres lagos subterráneos. 

Precisamente el pozo de Pazin, por ser una formación hidrológica especial, pasó a ser un paisaje protegido en 1964. Éste se puede visitar, ya que hay un sendero de unos 1200 m de longitud que te lleva por el interior de la sima. Para ello, podremos acceder por dos lugares: bien desde las cercanías del Hotel Lovac, bien desde un puente peatonal que atraviesa la sima a escasos 100 m del castillo. Si se quiere, se puede incluso hacer una ruta algo más profesional y visitarla con un espeleólogo, reservando por adelantado la entrada a través de la oficina de turismo. 

Pazin, Croacia

Las profundidades de este fenómeno geológico inspiraron al escritor conocido por haber dado “la vuelta al mundo en 80 días”, por habernos llevado de “viaje al centro de la tierra” (como vimos en Islandia) o por haber realizado “20.000 leguas de viaje submarino”, al francés Julio Verne (1828-1905) para emplazar la prisión de la que lograría escapar el conde “Mathias Sandorf” (en la obra que fue publicada 1885). Y, aunque en realidad Verne nunca llegó a visitar Pazin, tal es la importancia de este hecho en la localidad que se ha creado un club dedicado al autor y todos los años a fines de junio se organizan los Días de Julio Verne (durante los cuales se realizan representaciones de su novela y excursiones siguiendo los pasos del héroe de Verne). 

Precisamente esa prisión era la que nosotras íbamos a visitar, el Kastel de Pazin, que elevándose sobre la sima dicen que es la mejor conservada estructura medieval de toda Istria (pues la primera mención que se conserva de él, data del año 983), aunque a mí tampoco me pareció para tanto. 

Pazin, Croacia

Hoy en día el castillo acoge dos museos: 
  • El Museo Municipal que cuenta con una colección de campanas de iglesia medievales, profundiza acerca de las revueltas de los esclavos y muestra diversos instrumentos de tortura. 
  • El Museo Etnográfico cuenta con unas 4200 piezas que retratan la vida tradicional de los pueblos istrianos, con indumentos, herramientas y piezas de cerámica. 
Pazin, CroaciaPazin, Croacia

El tiempo se nos había echado con la visita al castillo y ya era la hora de comer, así nos acercamos al único restaurante que vimos abierto en el pueblo, el del Hotel Lovac, donde nos hicimos unas pizzas antes de continuar nuestro viaje, esta vez sí, con rumbo a Zadar. 

Mimaletayyo Logo

Helena - Mimaletayyo

Ingeniero de caminos de profesión, la pasión por viajar y su curiosidad por conocer mundo ha hecho que dedique parte de su tiempo a ello. Entusiasta por conocer vestigios de antiguas culturas y civilizaciones, pero también naturaleza y modo de vida actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario